Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

"Cuando no se están haciendo las cosas bien, es bueno desconectar"

Zapater ejecuta un ejercicio de autocrítica y abre puertas a la esperanza en el regreso del Real Zaragoza a los entrenamientos tras el parón navideño.

Alberto Zapater, en la mañana de este miércoles, al inicio del entrenamiento del Real Zaragoza.
"Cuando no se están haciendo las cosas bien, es bueno desconectar"
Toni Galán

"Cuando no se están haciendo las cosas bien, es bueno desconectar. Es el lado positivo de este parón de Navidad, el hecho de que la gente haya podido descansar para que todo el mundo venga con ganas y afrontar el 2018 esperando que cambie la cosa". Es la reflexión de Alberto Zapater, el capitán del Real Zaragoza, en el primer día de trabajo tras la semana vacacional que ha disfrutado la plantilla por Navidad. Una asunción de responsabilidades en toda regla. Un riguroso acto de autocrítica que debe servir de bandera a seguir en lo sucesivo.

El equipo se marchó de fiesta herido, preocupado. Todos cogieron las maletas y guardaron la ropa de deporte nada más volver de Valladolid en la madrugada del día 20, con una dolorosa derrota por 3-2 ante los castellanos en un nuevo episodio de falta de aplicación sobre el terreno de juego de los de Natxo González que desconcertó a todo el zaragocismo y le margó los turrones. Este es el eslabón más inmediato al que se unirá el duelo con el que se reanudará la liga en enero, el día 6 en La Romareda ante el Barcelona B. Y ese chasco en campo vallisoletano aún duele en la caseta del Real Zaragoza.

"Ese día es para olvidar. Que en 5 minutos te hagan dos goles... sorprende. Veníamos haciéndolo bien defensivamente en los partidos anteriores. No es que tirásemos el partido en 5 minutos, pero sí se nos puso muy difícil", recordó Zapater con pesar. Seguro que el vídeo retrospectivo de esa noche negra en Zorrilla dará mucho juego en estos 10 días de entrenamientos sin partido que aguardan a los blanquillos hasta el día de Reyes.

La plantilla tiene presente en los últimos días, pese a la desconexión con la rutina durante 7 fechas, que su mal rendimiento ha derivado en la acumulación de dudas sobre ellos mismos y, por elevación, sobre el entrenador, Natxo González, en primera instancia. Zapater evitó entrar en valoraciones profundas sobre la cumbre entre directivos y ejecutivos del club llevada a cabo horas antes (el martes) con los miembros del Consejo de Administración de la SAD, el director general (Luis Carlos Cuartero), el director deportivo (Lalo Arantegui) y el técnico (Natxo) como protagonistas de un profundo análisis de la delicada situación deportiva actual. El capitán se ciñó a esta breve respuesta: "La reunión la veo como una más del club. No la veo más allá. El club hizo lo que tiene que hacer".

Tampoco escapa al conocimiento de nadie en el vestuario del Real Zaragoza el alto valor que toman los dos próximos partidos, ambos consecutivos en La Romareda, ante el Barcelona B y el Tenerife, que suponen el final de la primera vuelta y el inicio de la segunda. Zapater describió matizadamente cómo va a acometer este reto el equipo blanquillo desde su 15ª posición en la tabla y con la zozobra en el juego que vienen manifestando desde hace muchas semanas. "El problema es que, al final, son muchos los partidos que, cuando los afrontas, parecen una final. Son solo 3 puntos, pero que tienes que ganar en este momento. Se te van escapando trenes... y viene la urgencia de puntos, de verte mal en la clasificación. A todos nos gustaría vernos en otro lugar, sentir que tu trabajo tiene recompensa. Si no sucede así, afecta a todo. Puede ser que el partido ante el Barcelona B, por esto, tenga esos tintes tan importantes. Sí", expuso el capitán.

Como pauta, Zapater, dentro de su análisis autocrítico, siempre extrajo sustancia positiva para indicar cuál debe ser el camino de la rehabilitación del Real Zaragoza a partir de enero. "Creo que somos el mismo equipo que hace unos meses ilusionó a la gente. Y creo que podemos volver a serlo. Muchas veces, lo difícil de esto es saber gestionarlo. Pese a los malos resultados, el fútbol puede cambiar. El fútbol siempre ilusiona, es lo bonito de esto. Y la mentalidad que hay que tener es que en 2018 todo va a cambiar", redondeó su pensamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión