Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Lechago se rinde a Cani

El exjugador del Real Zaragoza recibió ayer el premio Pairón de Lechago 2017 en reconocimiento a su extraordinaria trayectoria y profundo sentimiento aragonés.

Cani y Luis Alegre, sobre el escenario instalado en Lechago.
Cani y Luis Alegre, sobre el escenario instalado en Lechago.
Heraldo

Las callejuelas de Lechago parecían ayer las bandas de La Romareda. Entre banderas de Aragón y del Real Zaragoza, el pueblicito rindió homenaje al último gran jugador del Real Zaragoza, Rubén Gracia ‘Cani’, futbolista que el pasado mes de junio anunció su retirada. Lechago le entregó a Cani el premio el Pairón de Lechago 2017, una distintinción que viene a reconocer a aragoneses que hayan destacado en distintas disciplinas.

En un principio, el acto estaba programado a las 20.00 en el pabellón polideportivo de la localidad, pero como el pueblecito ha multiplicado hoy por diez su población (en invierno duermen entre 30 y 40 personas allí y hoy había alrededor de 400), al final se decidió que la entrega se realizara en la plaza Mayor sobre el escenario allí instalado para celebrar las Fiestas de San Bartolomé, que precisamente comienzan mañana.

Cani llegó a Lechago alrededor de las 18.30. Le acompañaban su padre, Jesús Gracia, y su entrañable amigo Alberto Muela, vicepresidente y fundador de la Peña Cani. Antes de acudir a la plaza Mayor, acudieron a casa de Luis Alegre, promotor del acto. En la casa de la Felicitas (así se llama la madre de Luis), en la calle Barranquillo, jugaron una partida de ese juego tan aragonés como es el quiñote. La pareja Cani-Muela venció con holgura a la pareja Alegre-Jesús Gracia.

Ya en la plaza Mayor, a la hora fijada, se unió César Laínez, excompañero de Cani y exentrenador del Real Zaragoza. Fue Alegre quien glosó el porqué del premio y, sobre todo, del premiado. Evidentemente, sobraban las razones. "Es un gran futbolista, es aragonés, ha tenido la nobleza aragonesa de retirarse sin engañar a nadie. Además, siendo una estrella, no va de estrella", dijo Luis Alegre.

César Láinez también elogió al premiado. "Le conozco desde siempre, desde que empezó. Es un gran jugador. Para mí fue duro este año cuando jugaba menos. Se merece este premio", subrayó Láinez. Alberto Muela también enfatizó la figura de su gran amigo, además de reiterar la necesidad de apoyar más que nunca al equipo que aglutina el sentir inmensamente mayoritario de los aragoneses, el Real Zaragoza. "Hay que estar con el Zaragoza siempre. Incluso os animo a hacer una peña aquí en Lechago, donde tanto sentís el Real Zaragoza", explicó Alberto Muela. Después hubo fotos, autógrafos, abrazos y más abrazos para este símbolo del fútbol en Aragón, para Cani, premio Pairón de Lechado 2017.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión