Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cani: "El Zaragoza ha sido mi vida"

Cani se despide rodeado de los suyos con un discurso sobrio y conmovedor.

Cani colgó las botas ante los aficionados congregados en La Romareda.
Cani colgó las botas ante los aficionados congregados en La Romareda.
Oliver Duch

Cani se despidió, rodeado de los suyos, con un discurso sobrio, lleno de agradecimientos y conmovedor. A través de un comunicado, el centrocampista explicó los argumentos de su retirada, recordó sus inicios, resumió su extensa trayectoria y, sobre todo, transmitió su gratitud a todas las personas que han respaldado su carrera "en los buenos y en los malos momentos", con especial hincapié hacia su familia. También subrayó con insistencia su devoción por el Real Zaragoza, el club al que se incorporó "hace ya 23 años", en sus categorías inferiores, lo que suponía "el sueño de cualquier chaval nacido aquí".

"Os anuncio públicamente mi decisión de poner fin a mi carrera deportiva –comenzó Cani, visiblemente emocionado–. Después de casi 25 años disfrutando de este deporte maravilloso, ha llegado el momento de decir adiós", sostuvo el centrocampista, quien añadió que siempre quiso "ser honrado", de ahí que optara por la retirada "al no estar ya motivado al cien por cien, ni en lo físico ni en lo emocional".

Cani explicó que regresó "muy ilusionado" al Real Zaragoza, y lo hizo con la intención de devolver al equipo "a la Primera División, el lugar que realmente le corresponde". En ello se dedicó "en cuerpo y alma", manifestó el jugador, quien confesó que ahora ya no se veía "con el ímpetu necesario" para afrontar un nuevo curso. "Es una decisión profundamente meditada", añadió.

Después, Cani tuvo emotivas palabras hacia su familia, "las cuatro personas más importantes" de su trayectoria deportiva: "Sin ellos, hubiera sido imposible llegar donde he llegado. Me refiero a mi padre, que desde pequeño me enseñó los valores de esta profesión, y me transmitió que siempre hay que seguir luchando ante cada una de las dificultades. A mi madre, que me dio todo el cariño que solamente una madre sabe dar. A mi hermano, que nunca ha dejado que despegue los pies del suelo, y que ha conseguido que yo me olvidara de todo para concentrarme, única y exclusivamente, en jugar al fútbol. Y a mi mujer, que ha entendido perfectamente mi profesión, y ha sabido estar siempre en los buenos y en los malos momentos, haciéndome muy feliz", recordó Cani, quien, con la voz entrecortada, por momentos tuvo que detener su lectura.

"Le agradezco al fútbol, a mi deporte, que se ha hecho mi profesión, por todo lo que me ha dado. Con él he crecido y madurado, y ha dado sentido a gran parte de mi vida", prosiguió el jugador, cuyo discurso se centró principalmente en el club aragonés: "El Real Zaragoza ha sido mi vida, mi pasión, donde tendré siempre mi corazón. Aquí llegué de niño, y aquí me he hecho como persona", insistió, además de hacer hincapié en la figura de Ramón Lozano –por entonces su entrenador en infantiles–, actual director de la cantera zaragocista: "Afortunadamente, caí en sus manos. Él supo esculpirme para encontrar dentro de mí el fútbol que tan complicado era de ver entonces".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión