Despliega el menú
Real Zaragoza

Lanzarote, al gimnasio con Bedia, Irureta y Barrera

El extremo catalán, que regresó a la Ciudad Deportiva tras más de 3 semanas de vacaciones extra, no trabajará con el equipo en ningún caso.

Lanzarote, junto a Bedia (dentro del círculo), acuden al vestuario tras ser llamados para asistir a una breve charla previa al inicio del entrenamiento de este miércoles. Después, se irían al gimnasio.
Lanzarote, al gimnasio con Bedia, Irureta y Barrera
José Vidal

Manu Lanzarote está de vuelta en la Ciudad Deportiva después de 23 días de vacaciones extra, pero en ningún caso trabajará con el equipo sobre el césped mientras el club y sus agentes buscan el modo de ejecutar la desvinculación del futbolista del Real Zaragoza. El martes por la tarde, el extremo catalán asomó por los campos de entrenamiento de la carretera de Valencia. Este miércoles por la mañana, repitió.

Según las normas laborales que rigen en el fútbol español, Lanzarote se sigue cambiando en el vestuario del primer equipo, lo mismo que los demás descartes que, como él, aguardan un acuerdo con la SAD para finiquitar su compromiso contractual antes del 31 de agosto (fecha del cierre del mercado estival): Irureta, Barrera y Bedia. Pero ya conoce que no formará parte en ningún caso de los ensayos técnicos y tácticos de Natxo González, por lo que su lugar está en el gimnasio. Mucho más, al acumular más de tres semanas de retraso en la puesta a punto respecto del resto del grupo.

Lanzarote habló en un aparte media hora antes del entrenamiento con sus colegas Bedia e Irureta, acudió a la llamada de la caseta para asistir a una breve charla previa a la sesión de vídeo con la que se inició la mañana de este miércoles en la Ciudad Deportiva y, a la carrera, se marchó al gimnasio (con los otros jugadores que no cuentan) sin formar parte de quienes entraron a la sala de proyecciones. Todo según lo previsto y anunciado al inicio de la pretemporada por parte del área deportiva del Real Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios