Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Sin Marcelo Silva ni Ratón para recibir al Rayo

El zaguero uruguayo cumplirá ciclo de tarjetas y el portero vio dos amarillas

Momento en que el árbitro enseña la primera amarilla a Ratón.
Sin Marcelo Silva ni Ratón para recibir al Rayo
El Comercio

La columna vertebral del Real Zaragoza contra el Rayo Vallecano no será la deseada por Láinez después de que el trencilla del choque del Carlos Tartiere mostrara la tarjeta amarilla a Marcelo Silva e hiciera lo propio, y por partida doble, con Álvaro Ratón.

El charrúa vio este sábado la quinta cartulina del ciclo y, por tanto, será sancionado con un partido de suspensión. El central viene resultando vital en labores defensivas y su baja a buen seguro se notará. Su ausencia será probablemente cubierta con la participación de Jesús Valentín, que desde su llegada en el mercado de invierno no ha logrado hacerse con la vitola de titular.

Tampoco Ratón estará ante la escuadra madrileña. Contra el Oviedo, el guardameta sacó media docena de balones comprometidos y fue el zaragocista más destacado. Sin duda, buena culpa del empate fue suya.

Sin embargo, el gallego fue duramente castigado por el árbitro, que le enseñó la primera tarjeta tras una entrada de Linares que rozó la agresión. En el suelo, doliéndose del golpe, Ratón pidió la asistencia médica, que el árbitro le negó. Lejos de prestarle la lógica ayuda, lo amonestó por lo que consideró una pérdida de tiempo cuando corría el minuto 88.

La afrenta no quedó ahí. Tras un último arreón del Oviedo, y cuando Ratón debía sacar de puerta, Edu García estaba tendido en el área chica con evidentes gestos de dolor. No tenía sentido alguno que el meta pusiera el balón en juego, pues un contraataque de los carbayones lo dejaba completamente vendido. Y pidió de nuevo asistencia, esta vez para su compañero, en lo que el árbitro, muy permisivo con la agresividad local, volvió a entender como una estratagema para dejar que el cronómetro corriera.

Ratón se quedó perplejo al ver la segunda cartulina y se marchó apesadumbrado al túnel de vestuarios. Su demarcación, desde ese minuto 95, fue ocupado por Lanzarote durante 180 interminables segundos. Por fortuna, el zurdo no tuvo que intervenir más que para sacar de portería.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión