Despliega el menú
Real Zaragoza

Georgios Samaras: "Espero que en poco tiempo pueda jugar 90 minutos y dar lo mejor"

El ariete traslada la ilusión de un equipo que todavía no ha dicho su última palabra. Samaras habla de su adaptación al club y a la ciudad, de la asociación que puede formar con Ángel, de un futuro que es el futuro del Real Zaragoza.

Georgios Samaras, ayer sobre la cal de un córner de los campos de la Ciudad Deportiva
Georgios Samaras, ayer sobre la cal de un córner de los campos de la Ciudad Deportiva
Toni Galán

El otro día ya debutó usted y jugó un cuarto de hora ante el Nástic de Tarragona. Se le vio sobre el césped con voluntad de ayudar, participando en el juego del Real Zaragoza.

Hay que considerar que no jugaba desde noviembre. Espero estar cada vez mejor, avanzar de forma progresiva. Primero, jugar 15 minutos como el otro día. Luego, avanzar y jugar más, cada vez más. Y que este avance sea en el menor espacio de tiempo. Espero que en poco tiempo pueda jugar 90 minutos y dar lo mejor. Ese es mi objetivo.

Solo el regreso de dos jugadores muy queridos para la afición aragonesa, como Cani y Zapater, reunió tanta expectación como su llegada a La Romareda. El otro día también hubo una gran expectación en su estreno. ¡Usted es la ilusión de la afición zaragocista!

No soy una estrella de rock (sonríe)… Me siento un jugador de fútbol, un futbolista que intenta dar todo lo que lleva dentro, nada más. Agradezco mucho el cariño y el apoyo que estoy recibiendo, pero también hay que tener en cuenta que me estoy adaptando a una ciudad y a un club que son nuevos para mí.

En el momento de su llegada, sorprendió en cierta forma que firmara por el Real Zaragoza y no por el Cosmos. La exigencia en el Zaragoza es enorme: estamos hablando del Real Madrid de la Segunda División.

Vine a Zaragoza porque me gustó lo que me propusieron. Me hablaron de metas reales. El proyecto que me presentaron me agradó. Puede ser un proyecto bonito a medio y largo plazo. Además, estaba el hecho de regresar a jugar en Europa, que también es muy ilusionante. En Estados Unidos jugué porque estaba cerca de mi doctor y tenía que recuperarme. Pero ahora estoy bien. Cada día estoy mejor. E insisto, me ilusionaba mucho la idea de jugar otra vez en Europa.

¿Qué le indicó Agné cuando lo sacó ante el Nástic el domingo pasado? ¿Qué le pidió que hiciera en el campo?

Fue curioso, porque me estaba haciendo unas indicaciones y, cuando estaba esperando para entrar al campo, el equipo rival marcó gol. Por tanto, luego me dijo otras cosas porque el equipo necesitaba reaccionar.

¿Qué palabras concretas le dijo el entrenador?

Ante todo, que jugase tranquilo. También me deseó suerte y las cosas que suelen decir los entrenadores.

¿Qué tal se entiende con los compañeros en el vestuario? ¿Con quién habla en inglés además de con José Enrique?

Con ellos hablo en español…

¡Y conmigo no…!

Es un español poco fluido. Estoy comenzando a hablar en español. Son mis primeras palabras. Es el lenguaje propio del vestuario, del campo, del fútbol. Lo estoy hablando ya. Es bueno para integrarse en el colectivo.

El Zaragoza camina por la mitad de la tabla, a cuatro puntos del descenso a Segunda B y a 10 de la promoción de ascenso a Primera… ¿Ve al Zaragoza en la zona alta de la clasificación de Segunda División?

Quedan todavía 15 partidos, que son 45 puntos. Es mucho... Yo espero estar mejor cada día. Hasta ahora estoy evolucionando bien, que es mi objetivo para ayudar todo lo que pueda al equipo.

Si usted sigue mejorando, si el Zaragoza llegara a la promoción de ascenso con Samaras en gran forma…

Como antes le he dicho, queda mucho por jugar. Puede pasar de todo todavía. Yo solo espero estar bien el domingo ante el Numancia y jugar un poco más, cada día más. Espero estar a tope, al máximo, cuanto antes.

A lo largo de su carrera, ha conocido estilos de fútbol muy diferentes. ¿A qué estilo se asemeja más el Real Zaragoza y su afición?

Cada país tiene una cultura futbolística, cada lugar tiene sus características concretas. Cada cultura tiene algo único que es difícil de comparar. Y todas aportan al fútbol.

La Segunda española y la élite escocesa… Quizás podríamos asociar al Zaragoza actual con el Celtic de Glasgow, el club que más le ha marcado...

Aquí, en Zaragoza, he visto que la gente canta junta en el campo. Es bonito. En el Celtic se creó una grada de animación, un ambiente también muy bueno para jugar al fútbol.

Ángel es uno de los máximos goleadores de la Segunda División española. Con usted podría formar una delantera fantástica, temible…

Yo creo que Ángel es más delantero centro. Yo aparezco más desde la banda izquierda.

¿Qué tal relación tiene con Ángel?

Buena, igual dentro que fuera del campo. Pero también hay otros jugadores para asociarme. Por ejemplo, Cani, y más.

¿Cómo es un día en la vida de Samaras en Zaragoza?

Vivo en un hotel, pero pronto espero trasladarme a una casa. Entreno, procuro cuidarme lo más posible. Todavía no me he integrado al 100%. Ya le digo que pronto espero vivir en una casa. Todo requiere su tiempo, pero estoy situándome cada vez más tanto en la ciudad como en el club, en el Real Zaragoza.

Usted puede ser un  jugador muy importante en el futuro inmediato del Real Zaragoza. ¿Cuántos goles  va a meter este año?   

Ojalá fuera como Ibrahimovic, que sigue marcando goles a su edad… Siempre he marcado goles, pero no soy un goleador de 25 goles. He metido algunos años entre 10 y 15 goles. Además, hay que tener en cuenta que he llegado a Zaragoza con la temporada ya iniciada. No sé cuántos goles meteré este año. En cualquier caso, estoy convencido de puedo aportar, ayudar, dar pases… Y también meter goles.

¿Contempla la idea de retirarse en Zaragoza?

Lo de mi retirada depende también del club, no solo de mí.

Tengo entendido que su ídolo era Van Basten.

Sí. ¡Qué gran jugador era Van Basten!

¿Sabe que otro gran jugador holandés contemporáneo de Van Basten, Frank Rijkaard, jugó en el Real Zaragoza?

No lo sabía, pero sí sé que en el Real Zaragoza han jugado grandes futbolistas.

Etiquetas
Comentarios