Despliega el menú
Real Zaragoza

Samaras entra en juego

Raúl Agné confirma la convocatoria del delantero griego para el partido contra el Nástic de Tarragona. El futbolista aún está falto de fondo y solo podrá jugar en torno a un cuarto de hora, según el técnico.

Georgios Samaras, durante un ejercicio de fuerza en el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva.
Georgios Samaras, durante un ejercicio de fuerza en el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

Una puerta se abre en el Real Zaragoza: Georgios Samaras, con los 32 años recién cumplidos esta semana, entra en juego. Tres semanas después de su impactante fichaje, el delantero griego presenta unas condiciones físicas aceptables para ayudar, al menos algo, al equipo en el partido de mañana contra el Nástic de Tarragona. Raúl Agné confirmó ayer que Samaras tiene una plaza garantizada en la lista de convocados que hará pública hoy. El heleno estará así entre los 18 futbolistas de una citación por primera vez. Durante su proceso de adaptación personal y física, Samaras ha ido quemando etapas de forma ordenada y prudencial, aumentando la intensidad y el volumen del entrenamiento, sus horas de trabajo táctico y técnico con el grupo y su nivel de participación en las sesiones. Siempre siguiendo una lógica progresiva y siempre con el propio futbolista como referencia en las decisiones sobre su entrada al equipo. Ha sido Samaras quien, desde su minuto uno en el Real Zaragoza, ha modulado los tiempos.

Así se lo transmitió al cuerpo técnico a las pocas horas de su llegada: no competiría hasta que su ritmo físico se lo permitiera mínimamente. Y así ha sido. Esta semana, Samaras y Raúl Agné han conversado sobre la idoneidad del momento, hasta que ayer el delantero griego encendió la luz verde del semáforo: "He hablado con él porque al final quien manda es el futbolista. Quería saber qué sensaciones tenía y si se veía para entrar en la convocatoria y rendir. Eso requiere que si se necesita que salga al campo esté en condiciones de sumar", explica Raúl Agné.

La integración de Samaras ha seguido un curso favorable. Desde el punto de vista humano, se reconoce en el club que, aunque aún debe superar alguna barrera, especialmente la idiomática, su acoplamiento a las relaciones del grupo o a la vida en la nueva ciudad no se sale del camino natural. Por otro lado, desde el punto de vista futbolístico, a Samaras aún le resta un tramo para culminar su adecuación, sobre todo, del aspecto físico, tanto en ritmo como en fondo.

El delantero griego aún está lejos de su punto ideal de forma, pero, en los entrenamientos, ya ha dejado notas de fútbol de alta calidad, esa huella que ha marcado su carrera y que explica la expectación –una peligrosa arma de doble filo– generada por su fichaje. Para el partido contra el Nástic, por lo tanto, no se espera una participación copiosa en minutos y su debut en La Romareda estará muy condicionado por el guión que tome la contienda. Raúl Agné le reserva tiempo si es preciso: "Sami –como se le llama– me ha dicho que se ve ya para jugar, pero si le toca jugar no serán más de quince o veinte minutos".

Las circunstancias también juegan a favor de que Samaras deba ejercer un papel de cierto relieve en el Zaragoza. Jean Marie Dongou arrastras molestias y sensación de inestabilidad en la rodilla lesionada el pasado verano y ayer viajó a Barcelona para una nueva exploración médica. Hay cierta preocupación en el club ante la posibilidad de que la articulación se haya resentido y el delantero camerunés pueda perder una buena tacada de partidos en esta segunda mitad de la temporada. De momento, se pierde el partido contra el Nástic. "Dongou siente una inestabilidad en la rodilla que se lesionó en verano y nos queremos curar en salud. Queremos que Cugat lo vea para valorar qué hacer. A partir de ahí, la delantera se queda más justa, pero pondremos a alguien del filial o quizá sea ya el momento de que Sami empiece a entrar en el grupo", explica Agné.

Hay que tener en cuenta que Ángel, el punta titular del Zaragoza, acumula cuatro amarillas y está al filo de la sanción. Además, Raí, el joven brasileño del filial y principal alternativa de la cantera para la delantera, aún debe cumplir dos de los cuatro partidos de sanción con los que fue castigado por una expulsión con el Deportivo Aragón. De este modo, con Dongou renqueante, a Raúl Agné se le complica el panorama ofensivo. De ahí que la figura de Samaras cobre un valor y relevancia singulares.

Etiquetas
Comentarios