Despliega el menú
Real Zaragoza

Negociaciones trabadas con Marcelo Silva, Popa y Jordi Figueras

La jornada del jueves culmina sin que el Real Zaragoza pueda culminar los fichajes de al menos dos de estos tres defensas centrales y todo queda pendiente para las próximas horas.

Narciso Juliá, director deportivo del Real Zaragoza, este jueves en la presentación de Xumetra en La Romareda.
Negociaciones trabadas con Marcelo Silva, Popa y Jordi Figueras
Oliver Duch

El jueves 14 de julio se marcha sin frutos en forma de fichajes en la sede del Real Zaragoza. Narciso Juliá, el director deportivo, no ha logrado culminar las negociaciones que tiene en marcha en las últimas horas encaminadas a reforzar el centro de la línea defensiva, un agujero demasiado vacío a escaso tiempo para que el equipo se marche a Boltaña (Huesca) el próximo lunes para iniciar su estancia preparatoria en el Pirineo Aragonés. Marcelo Silva, Razvan Popa y Jordi Figueras son los tres centrales con los que se está tratando de cerrar sus contrataciones de manera más avanzada en estos momentos. Aunque en las oficinas del club zaragozano se tenía previsto cerrar positivamente alguna de las operaciones este jueves, las conversaciones se han trabado en detalles diversos que han impedido anunciar los fichajes.

El uruguayo Marcelo Silva, de 27 años, que jugó el último curso en el Valladolid, sigue teniendo al Real Zaragoza como destino prioritario, pero su representante no ha hecho casar aún todos los clausulados del contrato que se negocia con Juliá. El joven rumano Popa, de 19 años, que va a ser cedido por el Inter de Milán tras completar su fase formativa en el equipo Primavera (el filial) del club italiano, también ha quedado a expensas de que su club matriz y el Zaragoza pulan determinados matices contractuales. Con ambos cuenta Milla para iniciar el trabajo serio en Boltaña, por lo que lo normal es que, cuanto antes, Juliá logre rematar su incorporación a la plantilla.

Jordi Figueras, zaguero ilerdense de 29 años que acaba de dejar el Eskisehirspor turco tras su paso por el Betis, cuenta en los planes del Zaragoza por su perfil zurdo, valor escaso en estos momentos iniciales de la pretemporada tras el inicio de regeneración del equipo. En su caso, la prisa no es la misma que en los de Marcelo Silva y Popa. El hecho de que Cabrera, central izquierdo, aún continúe en el Real Zaragoza -sabido por todo el mundo es que la intención es traspasarlo- no genera tanto vértigo como observar que para el flanco diestro no hay nadie a las órdenes de Milla una vez que Vallejo, Guitián y Rubén han desaparecido de la caseta blanquilla. De hecho, Cabrera es el único superviviente de todos los centrales del curso anterior a fecha de hoy, siempre con la vitola de transferible sobre sus espaldas.

En las próximas 72 horas, las que restan para que el equipo acuda a Boltaña durante 9 días, Juliá va a intentar finalizar positivamente estos casos abiertos por la relevancia que tiene para Milla empezar a moldear con fundamentos serios el mecanismo de la nueva defensa del Real Zaragoza para la liga 2016-17. Tal y como está ahora de huérfana de futbolistas esta zona del eje de la defensa en el vestuario zaragocista, cualquier lección táctica del entrenador es un trabajo perdido. Este jueves, la dedicación de Juliá al caso no ha dado fruto y la faena se reanudará a primera hora del viernes.

Etiquetas
Comentarios