Despliega el menú
Real Zaragoza

Ángel: "Para ascender, hacen falta delanteros como Ortuño"

Ángel llegó a Zaragoza el pasado día 14, justo antes de acudir a Boltaña. En los dos primeros partidos amistosos, ante el Aragón y el Ebro, ha anotado 3 goles en la zona decisiva

Ángel y Ortuño posan en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza
Ángel y Ortuño posan en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza
José Vidal

¿Es injusto medir a los delanteros solo por el gol? ¿Le obsesionan las cifras?

Es normal que la gente mire las estadísticas. Y a los delanteros se nos miran los goles marcados, más que el trabajo o las asistencias. Es verdad que uno cuando está varias semanas sin marcar sí le entra cierta preocupación. Pero si al final se trabaja y cumples lo que te pide el entrenador, tarde o temprano, llegan los goles. Aunque es evidente que los delanteros vivimos del gol.

Llama la atención que con su físico menudo, con 1,72 de estatura, haya sobrevivido a la selección natural del delantero centro. ¿Significa eso que tiene algo distinto?

Los entrenadores suelen optar más por el típico delantero clásico, de 1,80 o 1,90, que vaya bien en el juego aéreo, que pelee y dispute. Pero yo soy lo contrario. Pequeñito, me gusta romper defensas con velocidad. Hay entrenadores que han confiado en mí, por eso me ha ido bien sobre todo en Segunda. En Primera no he tenido esa suerte.

¿Qué le ha faltado para agarrarse a Primera División?

He jugado con tres equipos y es verdad que no he tenido mucho protagonismo. He marcado goles, pero no he gozado de continuidad. Es una categoría mucho más difícil. Quizá por lo que hablábamos antes, porque otros tipos de delanteros se adaptan mejor. En Segunda, tuve buenas cifras en Elche.

¿El objetivo es recuperar esa versión de Elche?

Sí. Ahí se vio mi mejor fútbol, compitiendo, además, en los puestos altos de la clasificación. Ahora tengo otro reto en Zaragoza: conseguir ese ansiado ascenso también.

¿El gol se trabaja o se nace con él?

Ambas cosas. En la combinación está el éxito. El delantero debe buscarse el gol, para eso es importante tener buenos compañeros como los que hay ahora en el Real Zaragoza.

Acostumbra a vivir al borde del precipicio del fuera de juego. ¿Hay algún secreto para eso?

Mis características invitan a ello. Muchas veces peco de que me pitan demasiados fueras de juego. Hay veces que no, por eso es frecuente que me quede solo delante del portero. Hay defensas más lentos que yo, que tienen otras virtudes, y ante ese tipo de futbolistas impongo mi velocidad, tengo más sencillo romper la línea.

En esos movimientos es fundamental tener pasadores rápidos. ¿Cómo se encuentra con Aria Hasegawa por detrás? Son una pareja fija para Popovic esta pretemporada.

Es verdad. Aria piensa muy rápido. Tiene buen último pase. Pero también Pedro o Jorge Díaz. Son jugadores que tienen calidad en esos metros finales. Me va bien tener compañeros así.

El Zaragoza ha perdido a un delantero de 23 goles como Borja Bastón. ¿Puede pesar la herencia del puesto ante esas cifras?

Se tiende a comparar, sí. Hizo una gran temporada Borja. Con sus goles, el Real Zaragoza se metió en play off. Pero esa cifra hay que asumirla. Yo llegué al Elche cuando el año antes Jaime Molina, el del Betis, había marcado 20 goles, y me fue bien. Lo importante es el trabajo y el sacrificio. Los goles llegarán.

Aún es pronto, pero el equipo acumula gente rápida, eléctrica y vertical arriba. ¿Es una idea de por dónde puede ir el juego?

La idea es tener la posesión y ser rápidos arriba. El entrenador nos insiste en que metamos velocidad en el juego ofensivo.

Cuando ascendió con el Elche, ese equipo destacó por los pocos goles encajados, con Manu Herrera de portero. En Segunda División, ¿es más garantía de éxito tener al Zamora que al Pichichi?

En Elche, recibimos muy pocos. Dejamos la portería a cero en infinidad de partidos. Además, recuerdo que a balón parado marcábamos muchos goles. Las claves del éxito fueron encajar poco y aprovechar saques de esquina y de falta. Teníamos potencial arriba y, sobre todo, éramos el mejor equipo en defensa.

¿Conocía a Alfredo Ortuño?

Es un delantero totalmente distinto a mí. Encaja más en el perfil de ariete aguerrido, bueno por arriba. Es un gran jugador, nos va a venir muy bien. Tiene un gran nivel, y el Real Zaragoza, para ascender, necesita ese tipo de jugadores.

Etiquetas
Comentarios