Despliega el menú
Real Zaragoza

Lasheras valora una salida para el cambio accionarial

Los inversores mexicanos ligados a esta opción de compra del Real Zaragoza se han retirado definitivamente del acuerdo alcanzado el pasado 13 de junio

José Guerra, Javier Lasheras y Luis Gamón salen de la Agencia Tributaria el pasado 4 de julio.
Lasheras valora una salida para el cambio accionarial
A. Navarro

La Fundación Zaragoza 2032 y la aún propiedad del club, cuyo accionista de referencia es Javier Lasheras, mantuvieron ayer contactos para aproximar posturas en relación al relevo en la propiedad de la SAD. De acuerdo a lo sucedido ayer con la resolución del contrato por parte de Agapito Iglesias y a lo conversado anoche antes de que se firmara el nuevo contrato con la Fundación, Javier Lasheras valora una salida para una transición tranquila en las próximas horas. Para ello, debe convocarse un Consejo de Administración y que dos de los tres actuales consejeros (Luis Gamón, Antonio Martínez y José Guerra) presenten su dimisión y den paso a dos nuevos designados por la Fundación. 

Por otro lado, los inversores mexicanos representados por Luis Manuel Lobato Blanco, ante la falta de apoyos de las instituciones políticas, deportivas y fiscales, decidieron romper ayer el acuerdo alcanzado el pasado 13 de junio con el grupo de empresarios liderado por Javier Lasheras. La opción azteca, como informó ayer HERALDO, presentó una grieta decisiva al solicitar una rebaja en el precio de la operación, resistiéndose a desembolsar los 9,8 millones de euros que implicaba subrogarse a las condiciones del contrato de compraventa firmado por Agapito Iglesias y el grupo de Lasheras principios de junio. Los inversores mexicanos reclamaban una compensación en el precio tras su decisión de aceptar la propuesta de Hacienda de desembolsar ahora el corriente de la deuda tributaria (2,6) millones y negociar el resto a partir de septiembre. Esta falta de seguridad provocada por la ausencia aún de un nuevo convenio con la Agencia Tributaria debía equilibrarse con un precio menor en la operación. Hacienda, en todo caso, ha sido el escollo en que se ha atascado esta opción. Ninguna de las fórmulas planteadas por el Real Zaragoza de Javier Lasheras convenció al fisco. 

En su comunicado de ayer, Agapito Iglesias reservó un epígrafe para la vía azteca: «Quiero agradecer al grupo de inversores mexicanos desde mi posición actual, su empeño, esfuerzo y decisión en entrar a formar parte del accionariado del Real Zaragoza, para salvar su nombre y su futuro; sin protagonismos y con el único afán de ayudar y salvar al Real Zaragoza. Gracias por vuestra discreción, dedicación y los valores mostrados durante toda la negociación». 

Etiquetas