Real Zaragoza

Real Zaragoza

Diego Suárez, la sorpresa más agradable para el Zaragoza

El canterano suma tres goles esta pretemporada y se reivindica como una alternativa real para el primer equipo.

La pretemporada no es la época idónea para emitir verdades absolutas o realizar pronósticos. Sin embargo, sí es apta para extraer pinceladas o aportar argumentos. Así lo cree, sin ir más lejos, Paco Herrera, quién tras vencer por 1-4 al Athletic de Bilbao prefirió centrarse en los aspectos a mejorar en vez de regodearse en lo rotundo del marcador. Sin duda, el fútbol estival puede ser un buen banco de pruebas. La gaseosa perfecta con la que realizar experimentos. Con todos los matices y elementos de seguridad que ello implica, claro.

Por supuesto, tampoco es cuestión de echar por tierra todo lo aquello que los amistosos veraniegos se animan a intuir. Al fin y al cabo, la preparación previa a la competición posee una función vital para un equipo, capaz de marcar diferencias frente a otros conjuntos menos trabajados.

De todo aquello que se puede extraer de los primeros cuatro partidos disputados por el Real Zaragoza, llama la atención un dato: Diego Suárez, junto a Montañés, es el pichichi del equipo con tres tantos conseguidos. Producción goleadora que, en una zona todavía por construir como es el ataque zaragocista, supone una magnífica noticia. A la espera de que se concreten todos los movimientos necesarios para configurar la delantera blanquilla, el joven canterano zaragozano, de sólo 19 años, ha aprovechado la oportunidad brindada para presentar sus credenciales a Paco Herrera. Herrera, por supuesto, ha recogido el Curriculum Vitae gustoso.

En valoraciones siempre compartidas con Jorge Ortí, la otra gran promesa del filial que lucha esta pretemporada por hacerse con un hueco en el primer equipo, el técnico catalán se mostró muy contento por el trabajo realizado por sus pupilos. “Para mi lo más importante es que los dos chavales de la casa están creciendo. Los dos están participando de todo. Estoy muy contento porque se lo están tomando en serio; están apostando por ellos mismos. Desde luego, es una esperanza. Si no vienen los delanteros ellos son una esperanza. Son los jóvenes, los chicos que han salido desde abajo y están ahí, ayudando al equipo a crecer”, señaló al respecto en la sala de prensa de Sestao.

Opciones de futuro que, quizá, puedan tener reservado un pequeño papel en el presente. Cuidando siempre, claro está, los tiempos de crecimiento que siempre ha de tener un futbolista a la hora de pasar a la élite. Paciencia necesaria para que el jugador termine de formarse correctamente. No en vano, en el caso de Suárez, hay que tener en cuenta que la pasada temporada estuvo a caballo entre el equipo juvenil y el Real Zaragoza B. Conjunto filial con el que, en 21 partidos, 13 como titular, consiguió anotar dos tantos

Etiquetas