Fútbol
Suscríbete por 1€

Osasuna vuelca su ilusión en El Sadar y el Sevilla su autoestima

El Osasuna recibe el miércoles al Sevilla con el claro objetivo de acceder a semifinales de la Copa del Rey.

El entrenador del Osasuna, Jagoba Arrasate, en un partido contra el Elche.
El entrenador del Osasuna, Jagoba Arrasate, en un partido contra el Elche.
Ana Escobar

El Osasuna recibe el miércoles al Sevilla con el claro objetivo de acceder a semifinales de la Copa del Rey, anhelo de la afición rojilla que su equipo buscará brindarle en un Sadar de las grandes ocasiones, aunque su rival, que atraviesa por una decepcionante temporada, también quiere alcanzar un logro sonado para recobrar su autoestima.

La eliminatoria en el Benito Villamarín ante el Betis fue un chute de confianza y optimismo. La gran imagen de los de Jagoba Arrasate en los 120 minutos y la efectividad en la tanda de penaltis sirvió para poder optar a unas semifinales de Copa trece años después.

El entrenador de Osasuna ha afirmado que "es un partido especial y que se palpa en el ambiente" y que se han "ganado el derecho de jugar" porque hicieron "un gran partido el miércoles pasado", además de que querían en estos cuartos "jugar en casa, se ha cumplido" y ahora quieren dar la "mejor versión".

Lo cierto es que el empate liguero del domingo en Elche (1-1) empañó, en cierto modo, el estado de felicidad que se vivía en la entidad. La gran primera mitad sorprendió con unos segundos 45 minutos en los que el equipo desconectó hasta verse en serios apuros por no sacar un justo punto.

Arrasate ha puesto el foco en el aspecto mental: "En este tipo de eliminatorias hay momentos que te ves fuera, otros dentro y momentos en los que puede haber una prórroga. Hay que tener ese equilibrio mental para no irte del partido ni venirte arriba”.

El Sadar volverá a vivir un partido de Copa cinco años después. El horario y el frío no impedirán que se dé el ambiente propicio para dar la sorpresa ante un Sevilla en horas bajas. La presión que pueda ejercer la grada será fundamental para estar más cerca del pase.

"Es un equipo valiente y agresivo que va a por los partidos. Nos vamos a enfrentar a un buen rival que cuenta con unos futbolistas que ya tienen la experiencia de haber participado en cuartos, alguna final…", ha comentado sobre el cuadro hispalense.

Arrasate no se guardará nada y saldrá con todo desde el inicio, ya que la ocasión así lo merece. Moi Gómez es la gran duda. El centrocampista salió con las molestias del Martínez Valero que arrastra desde el partido frente al Betis de la semana pasada.

Su influencia en el juego es conocida por todos. Osasuna carbura a la perfección cuando el de Rojales se adueña del balón para combinar con Aimar Oroz o Lucas Torró. Además, su experiencia en este tipo de encuentros también esa una baza favorable.

Este último regresará a la titularidad después de cumplir sanción en Elche. El canterano madridista es el timón que dirige al equipo por delante de los dos centrales. No tiene un sustituto de garantías y volverá a salir de inicio.

Además de David García o el argentino Chimy Ávila, Sergio Herrera se ganó continuar como portero en la Copa después de su gran actuación en el Villamarín. El meta burgalés detuvo el penalti a su tocayo Canales antes de ver cómo Guido Rodríguez falló su oportunidad y el vigente campeón caía, lo que dio la oportunidad para seguir en el torneo y revivir la histórica final del 2005 en la que no alcanzó la gloria, al ser derrotado precisamente por el Betis.

El Sevilla, por su parte, viaja a Pamplona con algo mas de sosiego después de que los tres puntos logrados el pasado sábado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán ante el Cádiz (1-0) le hayan sacado de los puestos de descenso en una tabla que está apretadísima cuando falta una jornada para que concluya la primera vuelta de LaLiga.

Además de la victoria ante un rival directo, el equipo que entrena el argentino Jorge Sampaoli, pese a que el tanto llegó de penalti cuando el partido expiraba, dejó mejores sensaciones en su juego tanto en la disposición defensiva como en el ataque.

Con ello se palió en algo la mala imagen que el Sevilla enseñó hace dos semanas en el partido liguero que jugó en Gerona (2-1) y también el pobre juego que desplegó el pasado martes en el partido de octavos de la Copa que disputó en Vitoria ante el Alavés pese al triunfo (0-1).

La formación hispalense se mostró en el estadio Mendizorroza inferior a un rival que actualmente milita en Segunda División, aunque supo hacer valer el gol que logró el croata Ivan Rakitic en los inicios de la segunda parte para meterse en el bombo de cuartos y encontrarse ahora, otra vez de visitante, con Osasuna, el primer adversario de Primera que se le cruza en su camino en esta edición.

Osasuna, que ya venció esta temporada al Sevilla por 2-1 en el estadio El Sadar en la primera jornada de LaLiga, será un complicado test para la inestabilidad del conjunto hispalense, aunque también una gran oportunidad de ganar en autoestima si se planta en las semifinales.

Sampaoli sigue sin poder contar con tres jugadores con lesiones de larga duración, casos de los defensas brasileños Marcao Teixeira y Alex Telles y el extremo mexicano Jesús 'Tecatito' Corona, mientras que el centrocampista argentino Alejandro 'Papu' Gómez, que regresó lesionado del pasado Mundial de Catar, volvió este lunes al trabajo del grupo y aún le falta tomar el ritmo, como reconoció el propio técnico este martes en su comparecencia de prensa.

El preparador argentino desveló que el centrocampista danés Thomas Delaney, quien también se lesionó con su selección en el Mundial y que se incorporó la pasada semana a los trabajos de la plantilla, sale de una dolencia más seria que la de Papu y tampoco está al nivel para afrontar partidos de esta exigencia.

Anunció, además, que el centrocampista brasileño Fernando Reges salió con un golpe de tobillo en el partido del pasado sábado y que por ello este martes no trabajó con el grupo y será complicado que participe ante Osasuna, mientras que del argentino Lucas Ocampos, que jugó el último tramo del encuentro ante el Cádiz tras su regreso al equipo, está bien físicamente pero aún debe adquirir mas ritmo de competición.

Sí podrá estar en el estadio El Sadar el lateral izquierdo argentino Marcos Acuña, quien fue baja por sanción ante el Cádiz, y también un compatriota suyo, el extremo Erik Lamela, quien no podrá jugar el próximo sábado en Sevilla ante el Elche al tener que cumplir un partido de suspensión por acumulación de amonestaciones.

La plantilla trabajó este martes en una nueva sesión en su ciudad deportiva y no se desplazará a la capital navarra hasta el mismo miércoles, día de esta eliminatoria a partido único.

Alineaciones probables:

Osasuna: Sergio Herrera; Moreno, Unai García, David García, Juan Cruz; Torró; Chimy Ávila, Aimar, Moi Gómez, Kike Barja; y Budimir.

Sevilla: Dmitrovic: Montiel, Badé, Rekik, Acuña; Gudelj, Joan Jordán; Lamela, Rakitic, Óliver Torres; y Rafa Mir.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (Comité Vasco).

Estadio: El Sadar.

Hora: 22.00 (CET) (21.00 GMT).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión