Despliega el menú
Fútbol

La federación de fútbol sorprende y reclama una liga de 24 equipos en Segunda

En otra decisión inesperada, Competición mantuvo la disputa del Dépor-Fuenlabrada pese al criterio contrario del juez instructor del caso.

Imagen de Riazor una hora antes del Deportivo-Real Zaragoza.
Imagen de archivo del estadio de Riazor en La Coruña
J.V.

Continúa la incertidumbre e incluso aumenta a cada día que pasa. Mientras el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (FEF) mantuvo por sorpresa la disputa del Deportivo-Fuenlabrada cuando todo apuntaba a dar por perdido el choque al equipo madrileño, la federación también optó por una decisión inesperada al apostar por una liga de 24 equipos la próxima temporada en Segunda.

Competición rechazó finalmente la medida cautelar solicitada por el juez instructor del 'caso Fuenlabrada', Ricardo Esteban Díaz Sánchez, y evitó dar por perdido el duelo que el conjunto madrileño debía disputar en Riazor ante el Deportivo, correspondiente a la última jornada en Segunda y que no se celebró debido a los positivos por Covid-19 en la expedición desplazada a La Coruña. De esta manera, Competición desechó la propuesta del instructor del expediente abierto por la FEF, muy crítica con la actitud del club del sur de la Comunidad de Madrid en el brote de coronavirus que tuvo en el equipo.

Este fallo mantiene pues la disputa del Dépor-Fuenlabrada, tal y como venían pidiendo en los últimos días jugadores, cuerpo técnico y dirigentes del club madrileño, que llegó incluso a solicitar la recusación del juez instructor por considerar parcial su postura. Queda así en el aire la disputa a corto plazo del 'playoff' de ascenso, al que el Fuenlabrada accedería en caso de puntuar en Riazor, dejando finalmente fuera al Elche. Por su parte, el Deportivo se mantiene por el momento en las posiciones de descenso, sin avanzar un puesto como podía haber ocurrido en caso de haberle concedido Competición los tres puntos del partido, algo que le hubiera permitido superar en la tabla final al Numancia y soñar con la permanencia en la categoría de plata del fútbol español a la espera de lo que pudiera ocurrir posteriormente en los despachos, en caso del dictamen de un hipotético descenso administrativo del Fuenlabrada.

En cualquier caso, la reacción de la FEF a la sorpresiva decisión de Competición no se hizo esperar, puesto que hizo llegar a LaLiga, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y los presidentes del Numancia, el Deportivo y el propio Fuenlabrada una propuesta para que Segunda cuente con 24 equipos de forma provisional en la campaña 2020-21, evitando así el descenso de castellano y leoneses y gallegos, en una solución que trate de contentar a todos.

La Federación abrió expediente al Fuenlabrada por conductas que pudieran ser constitutivas de una o más infracciones disciplinarias y en su providencia, el juez instructor fue especialmente duro, pues señalaba que el sábado, más de 48 horas antes del partido, se tenía constancia de, al menos, un positivo por coronavirus dentro de la plantilla, circunstancia que obligó a la realización de nuevas pruebas a todos los miembros del equipo, resultando que, un total de cuatro personas dieron positivo antes de la mañana del lunes.

Ya el día del partido con el Deportivo, y teniendo en cuenta los resultados positivos de varios miembros de la plantilla y cuerpo técnico del club, se realizaron nuevos test PCR a la expedición que viajaba en avión desde Madrid a La Coruña. Una vez los desplazados se encontraban en la ciudad gallega, en el hotel donde se alojaban, alrededor de las 17.15 horas el laboratorio que realizó los test informó a LaLiga de ocho casos más de positivo.

También constató el instructor en su informe que el Ayuntamiento de La Coruña no recibió ninguna notificación sobre los positivos, pero sí la Xunta de Galicia y la Comunidad de Madrid. Igualmente, ratificó que a las 19.38 horas, el presidente del Comité Técnico de Árbitros informó a los colegiados que el encuentro se había suspendido, ya que aún permanecían en el estadio.

"Con independencia de las repercusiones sanitarias que ello pueda tener, y las sanciones del orden administrativo o penal que pudieran corresponder, es lo cierto que todo ello supone una afectación del buen orden deportivo, al haberse afectado irremediablemente a la competición y su integridad", concluía el juez, que por tanto proponía la medida de la "pérdida del encuentro" para el Fuenlabrada y que se declare "vencedor al oponente", el Deportivo, con el resultado de tres goles a cero", un extremo que finalmente, y por sorpresa, Competición rechazó.

Regreso a Madrid

Por otra parte, el Juzgado de Instrucción número 6 de La Coruña, en el que han recaído las tres denuncias que interpusieron nueve particulares contra LaLiga, su presidente, Javier Tebas, y el Fuenlabrada, no percibe delito contra la salud pública con encaje en el Código Penal. No obstante, la juez optó por incoar diligencias previas por si los hechos relatados en las denuncias pudiesen ser constitutivos de "uno o varios delitos de lesiones o incluso contra los derechos de los trabajadores".

La mayor parte de la expedición del Fuenlabrada que estaba confinada en La Coruña volvió ayer a Madrid tras once días en la ciudad gallega. En varios autobuses, el entrenador, José Ramón Sandoval, futbolistas y otros miembros del club abandonaron el hotel Finisterre para desplazarse al Aeropuerto de Alvedro y, desde allí, volar a Madrid. De los 46 miembros del club que estaban aislados en ese complejo hotelero de La Coruña, 33 se encontraban en disposición de abandonar este recinto al considerarse su alta epidemiológica, de acuerdo al protocolo sanitario.

Etiquetas
Comentarios