Despliega el menú
Fútbol

Selección española

Traiciones, deslealtades y un banquillo maldito en la selección española

Los desencuentros entre amigos y la polémica se han instalado sobre la figura del entrenador de España en los últimos años.

Robert Moreno y Luis Enrique
Robert Moreno y Luis Enrique
HA

¿Qué ha pasado entre ellos semanas después de que Moreno, emocionado, le dedicase a Luis Enrique y a su familia la clasificación para el Europeo? ¿Qué ha cambiado desde que en septiembre el catalán dijo que daría un paso al lado si su amigo volvía y ahora se plantee demandar a la FEF? Una supuesta historia de traiciones o deslealtades en las que la FEF no entra porque, según Rubiales, lo que «ocurre dentro de los cuerpos técnicos es sagrado y lo deben de explicar ellos».

«Nosotros no debemos actuar como mediadores», afirmó el presidente, quien solo de paso felicitó a Moreno por su «gran trabajo», aunque perdió su confianza en él desde los empates consecutivos de octubre en Noruega y Suecia. Faltan claves de la trama por conocer, que debería detallar Moreno si no firma una cláusula de confidencialidad con su finiquito. Dimisión o despido, el caso es que el catalán no se presentó a la reunión prevista ayer para negociar su salida y envió a dos abogados. La transición «suave» y el «cambio tranquilo» que pretendió Rubiales al nombrarle, puede acabar en los juzgados. El objetivo de la FEF es volver a presentar al asturiano antes del 1 de enero, con tres meses por delante para preparar los amistosos frente a Alemania y Holanda y de decidir el lugar de concentración para la Eurocopa, con al menos tres partidos en Bilbao.

Rubiales no tiene suerte, o acierto, con los entrenadores. El 12 de junio de 2018, dos días antes de comenzar el Mundial de Rusia, despidió a Julen Lopetegui por, oficialmente, haber llegado a un acuerdo con el Real Madrid a espaldas de la FEF. Nombró con carácter de urgencia a Fernando Hierro, quien tuvo que salir tras fracasar al caer en octavos. El 9 de julio anunció la contratación de Luis Enrique, quien desde el 26 de marzo cedió el testigo a Robert Moreno por un problema familiar. Tras nueve partidos invicto, adiós del catalán y renovación a 'Lucho'.

Rubiales no tiene suerte, o acierto, con los entrenadores. El 12 de junio de 2018, dos días antes de comenzar el Mundial de Rusia, despidió a Julen Lopetegui por, oficialmente, haber llegado a un acuerdo con el Real Madrid a espaldas de la FEF. Nombró con carácter de urgencia a Fernando Hierro, quien tuvo que salir tras fracasar al caer en octavos. El 9 de julio anunció la contratación de Luis Enrique, quien desde el 26 de marzo cedió el testigo a Robert Moreno por un problema familiar. Tras nueve partidos invicto, adiós del catalán y renovación a 'Lucho'.

Etiquetas
Comentarios