Despliega el menú
Fútbol

selección española

El encuentro secreto de Rubiales y Luis Enrique en Zaragoza

El entrenador le trasladó al presidente de la RFEF su voluntad de volver a entrenar en una reunión confidencial entre ambos en la capital aragonesa el pasado 31 de octubre

Reunión mantenida este jueves entre Lambán y Rubiales.
Reunión mantenida este el 31 de octubre entre Lambán y Rubiales.
Gobierno de Aragón

Un episodio crucial en el serial de desencuentros a tres bandas entre Luis Rubiales, Luis Enrique y Robert Moreno que ha desencadenado una crisis en pleno banquillo de la selección española se vivió en Zaragoza. El pasado 31 de octubre, el presidente de la Federación Española de Fútbol viajó a la capital aragonesa, donde mantuvo reuniones oficiales con Javier Lambán, presidente de la DGA, en el Pignatelli, y con el alcalde Jorge Azcón y César Alierta, accionista de referencia del Real Zaragoza, en el Ayuntamiento. En el orden del día, se trataron diversos asuntos referentes al fútbol de la Comunidad -a Rubiales le acompañó en todo momento Óscar Fle, máximo dirigente de la Aragonesa-, al estudio de Zaragoza como posible sede dentro del dossier de candidatura conjunta de España y Portugal para organizar el Mundial 2030, al proyecto de La Romareda y al conflicto laboral del fútbol femenino. Aquella visita surgió en el corto plazo, sin una larga previsión de agenda, y Rubiales se encargó de definirla como “de cortesía”.

Sin embargo, además de por estos motivos, Luis Rubiales viajó a Zaragoza para encontrarse con Luis Enrique. Le acompañaba José Francisco Molina, director deportivo de la Federación. Dirigentes y entrenador se vieron en la capital aragonesa ese día, en una reunión confidencial, secreta, que ha acabando siendo decisiva en la crisis que acaba de estallar en la selección española, con la salida de Robert Moreno y la vuelta del entrenador asturiano. Fue en Zaragoza donde se asfaltó ese regreso y se le dio el impulso definitivo, hace apenas tres semanas. Luis Rubiales lo ha confirmado en la comparecencia de esta mañana en Las Rozas: “Desde que dejó de ser seleccionador, solo he hablado tres veces con Luis Enrique. Una, el 29 de agosto, cuando falleció su hija. Le llamé para darle el pésame. La segunda, fue en una reunión con él en Zaragoza en una visita oficial mía. Y la tercera ayer -por este lunes-”, desveló Rubiales.

El presidente de la RFEF ha asegurado que hasta esa reunión en la capital aragonesa no se barajó la posibilidad de que Luis Enrique recuperara su puesto de seleccionador. “Siempre le dijimos que cuando quisiera volver, volvería. Que cuando se sintiera con fuerzas, las puertas las tenía abiertas”. Esa puerta se abrió en Zaragoza. “Nos vimos con él, tratamos temas personales y familiares de cómo estaba”. Pero Rubiales, como ha anunciado, también le trasladó que su propuesta de regreso cuando así lo decidiera seguía en pie. Se le comunicó el deseo de la Federación de que retomara los mandos del equipo si lo consideraba oportuno. “Y nos dice que quiere volver a su puesto de trabajo, efectivamente, como ya nos había comentado Robert Moreno. Entonces quisimos hablar con todas las partes una vez hubiera acabado la clasificación para la Eurocopa", afirmó Rubiales. Luis Enrique confirmó así sus ganas de ocupar de nuevo el banquillo, algo que al presidente, según dijo este martes, le causó sorpresa ya que apenas habían pasado dos meses de la muerte de su hija.

Etiquetas
Comentarios