Fútbol

fútbol

Saque de puerta o de falta en el área propia: ya no hay que dejar salir el balón fuera de ella

Desaparece la norma más absurda de la historia del fútbol, que no era punible para el infractor y obligaba a repetir el inicio del juego, con la pérdida consiguiente de tiempo.

El portero saca a balón parado de puerta (o lanza una falta, un fuera de juego). Hasta ahora el balón solo estaba en juego cuando salía del área. Desde ahora, lo estará nada más que lo toque.
El portero saca a balón parado de puerta (o lanza una falta, un fuera de juego). Hasta ahora el balón solo estaba en juego cuando salía del área. Desde ahora, lo estará nada más que lo toque.
HA

Otra de las modificaciones del reglamento del fútbol instadas por la International Football Association Board (IFAB) que comenzarán a aplicarse a partir de 1 de julio, con el inicio oficial de la nueva temporada (la 2019-20), se refiere al saque de portería o de una falta en el área propia (libre directo o fuera de juego del rival). Hasta ahora, en este apartado del reglamento ha regido una de las normas más absurdas en el discurrir del juego, pues su no cumplimiento no tenía punibilidad para el infractor y, al contrario, podía ser utilizada como artimaña para perder tiempo en caso de ser esa la voluntad del mismo.

Dicha norma decía que, para que el balón estuviese en juego, era necesario que saliese de las lindes del área grande. Si no era así, el juego no estaba reanudado. Si un compañero del sacador (normalmemente del portero) la tocaba antes de salir del área, bien ante la presión de un delantero rival, bien por error, el árbitro debía mandar repetir el saque. Si quien controlaba la pelota era directamente un delantero, no podía marcar gol ni seguir la acción pues el balón no estaba legalmente en marcha. 

Esta historia, más de cien años después, se acabó por fin. Desde el curso que viene, en el saque de puerta a balón parado o en el lanzamiento desde el área propia de una falta, el juego se dará por reactivado nada más que el sacador (el portero, las más de las veces) toque la pelota. 

En el comunicado oficial de la Liga de Fútbol Profesional, a través de una circular informativa, la explicación es palmaria: "El balón estará en juego desde el momento en que haya sido pateado, tanto cuando el árbitro conceda un tiro libre a favor del equipo defensor en su propia área, como cuando estemos ante un saque de meta".

Es decir, los compañeros defensores la podrán controlar dentro del área sin restricciones. Y los delanteros adversarios podrá hacerse con el balón en cualquier pifia y anotar gol con total tranquilidad. La figura del área pierde todo tipo de vinculación en este caso con la reanudación del juego tras una interrupción punible en ella. Es como si no existiera. Tiene ya el mismo valor que el resto de metros cuadrados del terreno de juego

La nueva norma describe este hecho así: "De esta manera, los delanteros ya no tendrá que esperar a que el balón salga del área para poder disputarlo y también se evitarán argucias por parte de los defensas jugando el balón antes de salir del área para forzar la repetición". Se dice adiós a más de cien años de inmovilismo en una figura reglamentaria que hace décadas quedó marcadamente obsoleta e inútil.

Etiquetas
Comentarios