Deportes

ADIÓS AL SEÑOR DEL OLIMPISMO

Los Reyes presiden el funeral por Samaranch

Los Príncipes de Asturias, la Infanta Cristina y numerosos representantes de la política y el deporte español presidieron un homenaje institucional al ex presidente del Comité Olímpico Internacional, fallecido ayer en Barcelona.

La hija del fallecido, María Teresa Samaranch, en la  capilla ardiente
Los Reyes presiden el funeral por Samaranch
AFP

El féretro del presidente de honor del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch, salió pasadas las cinco y media de la tarde del Palau de la Generalitat hacia la catedral portado por una treintena de atletas olímpicos y deportistas de élite, que se fueron relevando durante el corto recorrido, seguidos de la familia.

Acompañaron el féretro protagonistas de los Juegos del 92 y deportistas en activo. El medallista olímpico de balonmano Enric Massip, el integrante de la selección de baloncesto en Seúl 88 y Barcelona 92, Jordi Villacampa, portaron el cuerpo, así como la triple campeona de Roland Garros, Arancha Sánchez Vicario, o el campeón de waterpolo Manel Estiarte.

También participaron en los relevos el tenista Rafa Nadal, Santi Esteve, Pol Amat, David Barrufet, Ander Mirambell y el esquiador paralímpico Jon Santacana, que logró un oro y dos platas en los Juegos de Vancouver de este año.

Samaranch, presidente del COI entre 1980 y 2001, era una figura muy querida por todo el mundo del deporte, y deportistas ya retirados también quisieron formar parte de los relevos, como Javier Moracho, Antonio Corgos, Manolo Orantes, Theresa Zabell, Mercedes Coghen o Natalia Vía Dufresne.

La trayectoria del ex presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch, ha sido glosada durante un homenaje institucional que ha culminado con la interpretación de la canción emblemática de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992: 'Amigos para siempre'.

La dimensión humana, institucional, deportiva y económica de Samaranch, fallecido en Barcelona a los 89 años, ha planeado durante las intervenciones que se han producido en una ceremonia celebrada en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, previa a la apertura de la capilla ardiente al público.

Los Príncipes de Asturias, la Infanta Cristina, el presidente de la Generalitat, José Montilla, los alcaldes de Barcelona y de Madrid, Jordi Hereu y Alberto Ruiz-Gallardón, respectivamente, y representantes institucionales y políticos han estado presentes en este homenaje.

También la familia olímpica, con el presidente del COI, Jacques Rogge, al frente, y representantes del mundo deportivo y de La Caixa, entidad de ahorro de la que fue presidente, han querido decir su último adiós al dirigente olímpico.

El Príncipe Felipe ha destacado la "permanente entrega a Barcelona, Cataluña y España" de Samaranch, de quien ha dicho que le inculcó en su corazón el "espíritu olímpico".

También ha afirmado que su ausencia es sentida por millones de personas de todo el mundo, especialmente por los deportistas y amantes del deportes, quienes -ha precisado- "han sentido latir en sus corazones al son de las emociones olímpicas desde que se pusiera al frente del Comité Olímpico Internacional".

"Si hay una palabra que resuena en los cinco continentes con perfecta sintonía de colores y afectos es gracias", ha dicho el Príncipe, quien ha subrayado que "nos ha dejado un coloso del deporte y del olimpismo moderno, y un español universal cuya firme lealtad a la Corona y permanente servicio a España nunca podremos olvidar".

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha afirmado que Samaranch fue "un hombre de su tiempo" y "hombre puente" entre épocas de tránsito, de la Dictadura a la Democracia, y que siempre "fue más capaz de pensar en el futuro que en el pasado"."Señor de Barcelona"

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, le ha calificado de "señor de Barcelona" y de "barcelonés, catalán y español universal", además de destacar que puso a Barcelona en el mapa mundial al impulsar los juegos de 1992.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, ha destacado que Samaranch fue la personalidad olímpica más importante después del fundador de este movimiento, Pierre de Coubertin, así como su impulso para extender la participación femenina en todas las modalidades olímpicas.

Por su parte, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Valverde, ha ensalzado la figura universal de Samaranch como un hombre cuyo camino siempre fue "la paz".

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha elogiado su papel como impulsor del olimpismo y, especialmente, como el líder que posibilitó "los mejores Juegos Olímpicos de la Historia", en referencia a los de Barcelona en 1992.

El ex presidente de La Caixa, Josep Vilarasau, se ha referido al fallecido como "presidente y amigo" y le ha calificado como un "luchador nato".

También ha intervenido el presidente de la Diputación de Barcelona, Antonio Fogué, quien ha afirmado que Samaranch fue "un servidor público" y un "catalán ilustre", que siempre veló por el progreso.

La hija del fallecido, María Teresa Samaranch, ha sido la persona encargada de cerrar los parlamentos agradeciendo las muestras de afecto.

"José Antonio tenía dos familias, nosotros éramos la íntima, pero la otra eran el deporte y los deportistas. Desde que éramos unos niños fue así y con ello hemos crecido, desde el 'Contamos contigo' hasta el 'Amigos para siempre'", ha dicho su hija, quien ha dado paso, por expreso deseo de su padre, a la interpretación de la canción 'Amigos para siempre', en la versión de Sarah Brighman y Josep Carreras.

Con los acordes de esta canción, que simbolizó el espíritu de los Juegos Olímpicos de 1992 y que el total de los asistentes ha seguido en pie, ha finalizado este acto institucional para dar paso a la apertura al púbico de la capilla ardiente. 

Etiquetas