Despliega el menú
Deportes

BALONCESTO

El CAI sufre para lograr su tercera victoria

El cuadro zaragozano logró el triunfo por 75-74 en un partido de máxima tensión que no se resolvió hasta el último segundo.

Imagen del encuetro entre el Cai Zaragoza y el Blancos de Rueda
El CAI sufre en exceso para lograr su tercera victoria
TONI GALÁN

Partido a prueba de nervios en el Príncipe Felipe. El CAI Zaragoza consiguió sacar adelante un choque trabado y feo en el que volvió a complicarse la vida durante el tramo final. La mala gestión de la ventaja lograda a lo largo del tercer cuarto condujo al encuentro hasta el carrusel de los tiros libres que, esta vez, sonrió a los pupilos de José Luis Abós. Victoria por 75-74 que permite a los rojillos sumar su tercera victoria del curso y escapar del pelotón de cola, formado por seis clubes.

A pesar de jugar como locales, el conjunto zaragozano comenzó el partido extremadamente frío, con clamorosos fallos de puntería y viéndose superados en todo momento por la fluidez ofensiva de la que hacían gala los vallisoletanos. Un arranque propio del peor diesel del mercado que llevó colocarles a una distancia de 10 puntos por debajo en el marcador.

Solo Rafa, corpulento como un tractor y fiable como el más preciso de los automóviles alemanes, aguantaba el orgullo rojillo. Una producción que le llevó a firmar nueve de los 14 puntos con los que terminó en el primer parcial. Al brasileño se sumó Carlos Cabezas, que no partió en el cinco inicial. El marbellí impuso un ritmo rápido al juego rojillo que permitió ir acortando distancias. Un triple de Burtschi cortaba el parcial visitante (5-15) y Archibald, con un mate, empataba a 21 para cerrar el primer cuarto.

Conscientes de la importancia de la victoria en un choque entre dos rivales directos, el partido fue dirección del fango. Algo atascado, el CAI volvió a fiar su suerte a un sistema demasiado dependiente de lo que Wright pudiera imaginar ante su defensor. Hasta seis tiros de campo, más dos libres, se jugó el norteamericano mientras estuvo en pista. Eso sí, mantuvo el 50% de acierto y consiguió marcharse hasta los 12 puntos en lo individual. Faltas, decisiones arbitrales polémicas que encendieron a la grada y altibajos en el juego vistieron un choque feo en juego pero creciente en tensión.

Mejoró el panorama en el tercer parcial. Especialmente para los zaragozanos que, con una salida de 9-0, despejaron cualquier tipo de tensión. Wright, inspirado y con el gatillo siempre a punto, continuó dando forma a sus 22 tantos finales. Aguilar, por su parte, renacía de sus cenizas gracias a un mate en contraataque y se metió en el partido para no salirse más. Todo parecía de cara y la ventaja de diez puntos (58-48) hacía precisar que la tercera victoria estaba cerca.

Final de infarto

Sin embargo, costó mucho llegar a ella. Los aragoneses griparon el ataque ante la zona mandada por Casimiro y Ricardo Uriz, con dos triples, cumplía la eterna maldición que, desde tiempos inmemoriales, permite a los ex rojillos crecerse sobre las tablas del Príncipe Felipe. El base fue el principal artífice de una remontada en la que también tuvieron que ver el trío arbitral, muy desacertados durante toda la noche. El partido se comprimía y llegaba al carrusel de los tiros libres.

Dos de Cabezas colocaron el 75-72. Una acción a la que respondió el propio Uriz con otros dos aciertos (75-74). Con la pelota ardiendo, Rafa tomó la responsabilidad y tras un buen movimiento de balón ejecutado por el CAI, huyendo de la presión rival, el brasileño visitaba a la línea de personal con solo un segundo por jugarse. Falló el primero y, ante el poco tiempo restante, tiró a errar el segundo. Martín, el otro ex, que afortunadamente no tuvo su tarde, capturó el rebote y probó desde su campo. El lanzamiento cortó la respiración del público asistente por un segundo pero, finalmente, se marchó fuera para regocijo la que fue su afición.

- Ficha técnica:

75 - CAI Zaragoza (21+17+20+17): Van Rossom (3), Wright (22), Burstchi (3), Aguilar (12), Hettsheimeir (14) -cinco inicial- Stefansson (5), Almazán (-), Cabezas (7), Archibald (9) y Toppert (-).

74 - Blancos de Rueda Valladolid (21+15+12+26): Dumas (6), Diego García (13), Seawright (4), Touré (11), Robinson (14) -cinco inicial- Uriz (8), Isaac López (10) y Nacho Martín (8).

Arbitros: De la Maza, Jiménez y Sánchez. No hubo exclusiones.

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada de liga que fue aplazado por orden judicial y disputado en el pabellón Príncipe Felipe ante unos 7.500 espectadores.

Etiquetas