Despliega el menú
Deportes
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesCarles Puigdemont, detenido en Cerdeña (Italia) por la orden de busca y captura del Supremo

BALONCESTO

El CAI, con problemas de pago a partir de febrero

El Gobierno de Aragón le adeuda partidas presupuestarias por valor de 2,5 millones de euros, que provocarán que desde el mes que viene el club no pueda pagar a la plantilla.

Mientras en las canchas el CAI Zaragoza va cumpliendo objetivos y está cada vez más cerca de consolidarse en la elite, los asuntos económicos son los que empiezan a ahogar al club rojillo. Los problemas han llegado de lleno a la entidad que preside Reynaldo Benito. Hasta tal punto que a partir del mes que viene no podrá hacer frente al pago de las nóminas de la plantilla. El motivo es que el Gobierno de Aragón adeuda al CAI partidas presupuestarias por valor de 2,5 millones de euros, algunas de ellas de la temporada pasada, por lo que el club no tiene dinero para pagar a los jugadores.

La solución sólo pasa por que el Ejecutivo Autonómico haga efectivos los compromisos que adquirió con Basket Zaragoza 2002. En caso contrario, la primera plantilla deberá esperar a que sea así para recibir sus sueldos. Y el primer mes en el que el club ya no podrá hacer frente a esos pagos será febrero, es decir, dentro de diez días.

Todo arranca la campaña pasada, puesto que la DGA todavía debe pagar al CAI 470.000 euros de las partidas que se habían aprobado para la última campaña en la LEB. A eso hay que añadirle los dos millones de euros que aún no le han pagado de esta temporada. Estos se dividen en una partida de 1,5 millones a cargo directamente del Gobierno de Aragón y 500.000 euros procedentes del patrocinio de Aragón TV. Teniendo en cuenta que el presupuesto para esta campaña del CAI ronda los 5,5 millones de euros, se estaría hablando de que le falta por percibir un 36,3 por ciento de lo que se va a gastar.

Las 'deudas' totales ascienden a 2,5 millones de euros y eso provoca que a partir del próximo mes el club no pueda pagar al equipo. Además, otras operaciones han dificultado aún más el poder sufragar los gastos de otra manera. Por ejemplo, el club decidió contratar una vez empezada la temporada al base internacional Carlos Cabezas. Deportivamente era un fichaje de nivel y la entidad lo afrontó pensando en encontrar un segundo patrocinador que le permitiera ingresar más fondos.

Pero no ha sido así, con lo que la incorporación del base andaluz se podría decir que se salía del presupuesto y que había que pagarla de otra manera, bien con una ampliación de capital (algo de lo que ya se hablaba para la próxima temporada) o bien con las aportaciones de los consejeros. Recientemente, el CAI ha tenido algunas opciones de traspasar a Cabezas al Caja Laboral, operación que le habría reportado importantes beneficios económicos. Sin embargo, una inoportuna lesión en la mano del jugador tiró por tierra todas esas negociaciones. Otra vez el CAI se quedaba sin dinero.

 

Situación límite

La situación ha llegado a un punto límite. Al club ya no le queda dinero en la caja y si el Gobierno de Aragón no le abona lo que le adeuda la entidad evidenciará sus problemas económicos.

No es el único club pendiente de recibir ayudas institucionales, pero en su caso contrasta con la buena salud deportiva del equipo. Sólo cabe esperar que la situación se normalice o que, al menos, no afecte a los aspectos puramente deportivos del CAI.

Etiquetas