Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca mantendrá la categoría tras la cancelación de la temporada

La Federación Española ha acordado la finalización de las diferentes categorías sin que haya descensos. Sí que habrá dos ascensos a Asobal.

Alegría en los jugadores y técnicos del Bada tras la victoria.
Alegría en los jugadores y técnicos del Bada tras la victoria ante el Sinfín.
Rafael Gobantes

La Liga Asobal toma el modelo de otras ligas europeas de balonmano como la francesa y la alemana y se cancela definitivamente la temporada 2019-20. Con once jornadas aún por disputarse, la imposibilidad de que se completara antes del 30 de junio y los riesgos que conllevaba para la salud de jugadores y técnicos han llevado a la Federación Española a adoptar este viernes la postura que ya compartían los clubes, incluido el Bada Huesca. Así, el único representante aragonés en la máxima categoría se mantendrá en la élite puesto que no habrá descensos. Sí, dos ascensos desde la División de Honor Plata.

La junta directiva de la Federación se ha reunido vía telemática para definir de una vez por todas, y tras varias semanas de conversaciones, el futuro de este deporte a corto plazo. Y la vía de la cancelación de las competiciones aparecía desde el principio como la opción más razonable ante la imposibilidad de jugar a puerta cerrada, lo que habría provocado un enorme agujero en las arcas de los clubes y de garantizar la salubridad a todas las partes implicadas. La Asobal tendrá campeón, el FC Barcelona, pero ni el penúltimo tras 19 jornadas, el Bada, ni el colista, Frigoríficos Morrazo, perderán la categoría. El último trámite residirá en que la comisión delegada de la Federación acepte la propuesta.

A cambio, los ascensos engordarán la Asobal hasta los 18 clubes para hacerla más competitiva si cabe, según la información ofrecida por la Cadena Cope. El Bada Huesca ve de esta manera cumplido el anhelo por el que había peleado en las pistas en una segunda vuelta muy meritoria, en la que había sumado cinco puntos en cuatro jornadas, partido contra el Barça incluido. En toda la primera solo recolectó seis. De haberse producido un descenso administrativo, sin ponerse en juego en las pistas, la directiva que encabeza Pachi Giné ya había anunciado que acudiría a los tribunales de ser preciso.

No hará falta, y los oscenses podrán comenzar a enfocar sus esfuerzos en el curso que viene a la espera de loa acontecimiento. Sobre todo, porque el club se encuentra inmerso en un ERTE y deberá cuadrar un ejercicio económico con el indudable hándicap del brusco final de las competiciones. El curso que viene, la Asobal dará la bienvenida a los dos primeros clasificados de la segunda liga, el Club Cisne de Pontevedra y el Villa de Aranda, y para volver al escenario habitual se darán cuatro descensos, uno de ellos con formato de ‘play off’.

Etiquetas
Comentarios