Despliega el menú
Balonmano

balonmano

Bada Huesca-Barça, el momento del adiós para Alberto Val

El pivote zaragozano del conjunto oscense disputa este miércoles su último partido tras anunciar su retirada.

Partido balonmano Bada Huesca Benidorm/ 27-9-19/ Foto: Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Alberto Val, en la visita del Benidorm a Huesca de esta temporada.
Rafael Gobantes

Ante la que ha sido su afición en las últimas cuatro campañas y frente al gran dominador de la Asobal y conjunto con el que debutó como profesional allá por 2004. Alberto Val se despide del Bada Huesca y del balonmano de primera línea recibiendo este miércoles en el Palacio de los Deportes al FC Barcelona (20.30). El colista se cruza con el líder en un partido que por si mismo resulta todo un reclamo, pero que en esta ocasión tendrá el cariz especial de que sobre la pista dirá adiós un gigante del balonmano aragonés tanto por su altura física, 205 centímetros, como por la deportiva y la humana.

El del barrio zaragozano de Casetas deja atrás a sus 33 años una vida dedicada por entero al deporte y comienza otra con la satisfacción de haber sido él el que ha podido seleccionar el momento más adecuado para decir adiós. Éste llegó tras aprobar una oposición para policía en Binéfar, una plaza a la que se debe incorporar la semana que viene. El motivo tiene poco de romántico y mucho de prosaico, pero retrata la situación de las disciplinas en las que los focos no llegan a deslumbrar.

Le queda, según manifestó en la rueda de prensa que ofreció el lunes, el sinsabor de la comprometida situación clasificatoria del equipo. Los oscenses, tras una mala primera mitad del curso, marcada por las lesiones y los resultados adversos, se encuentran en puestos de descenso a dos puntos de la salvación, aunque el inicio de la segunda vuelta ha resultado esperanzador. Primero consiguieron superar al Liberbank Cantabria Sinfín por 22-20 para recuperar la sonrisa y el sábado pasado arañaron un empate en la pista del segundo clasificado, el Ademar León (26-26).

Lo del miércoles a nadie se le escapa que será otra historia. El Barcelona, camino de su décimo título liguero consecutivo, lidera la tabla con un pleno de victorias en las 17 jornadas disputadas. Lejos de la competición doméstica, su guerra centra en la Liga de Campeones. "Estamos hablando de medirnos probablemente al mejor equipo del mundo", dimensionó el técnico del Bada, José Francisco Nolasco, quién sitúo los objetivos para el duelo en "aprender y disfrutar aunque sea sufriendo", lo que no implica que lo den todo por perdido. "Queremos ser competitivos y no bajar los brazos, todos los que salgan, porque jugarán también los que menos minutos han disputado, tienen que esforzarse y no regalar nada", advirtió. No en vano, después llegarán compromisos contra rivales más asequibles en los que los oscenses deben escalar posiciones.

En esas citas, Val, convencido de que la salvación es posible, estará animando como un hincha más a sus compañeros, que el lunes quisieron arroparle en el momento de decir adiós. "En la pista se le puede suplir, pero en el vestuario no tenemos recambio", se sinceró Nolasco, que pierde a un referente "por experiencia y saber estar".

Para redondear la velada, Val estará acompañado por sus familiares y por sus amigos. Incluso enfrente con los azulgranas tendrá a un rival que fue compañero en los inicios, Víctor Tomás, quien también ha anunciado que se retirará al final de la temporada. Con él coincidió en los juveniles del Barcelona, club en el que recaló con 14 años tras haberse iniciado en el balonmano con seis años en el BM Casetas, club con el que sigue y seguirá colaborando para mantener la ligazón con el que ha sido su mundo una vez que se quite la camiseta del Bada por última vez. También espera seguir trabajando con la Federación Aragonesa y con el proyecto ‘Enroscados’ del Hispanos del Carmen. "El balonmano me ha aportado muchísimo y espero que me siga aportando", desea el que será el protagonista del día.

Etiquetas
Comentarios