Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Centenario Alocén

El base zaragozano alcanza su partido número 100 en la ACB con solo 20 años de edad. Solo Ricky Rubio, Lucka Doncic y Usman Garuba habían conseguido dicho registro.

Aragón
Carlos Alocén, junto al mítico escudo del Real Madrid.
EP

Registro solo al alcance de los precoces Ricky Rubio, Luka Doncic o Usman Garuba. Con solo 20 años, el aragonés Carlos Alocén consiguió el pasado domingo un hito en la Liga Endesa ACB: disputar su partido número 100 en la máxima competición del baloncesto español a esa edad. Lo hizo ante el Valencia Basket. Antes, el ahora base del Real Madrid había sido nominado dos veces como Mejor Joven de la competición (2018-19 y 2019-20), formando parte en tres ocasiones del Mejor Quinteto Joven (2018-19, 2019-20 y 2020-21).

Carlos Alocén (Zaragoza, 30 de diciembre de 2000) se formó en la cantera del Basket Zaragoza. Hijo de Alberto Alocén, exjugador del Helios de la División de Honor y del Magia de Huesca de la ACB, Carlos Alocén debutó en la Liga Endesa ACB en el curso 2016-17. Esa temporada ya formaba parte de los equipos junior y EBA del club zaragozano, llegando a disputar dos encuentros con la primera plantilla .

Su estreno en la élite del baloncesto español llegó el 30 de octubre de 2016, cuando contaba con apenas 15 años. Paradójicamente, fue en el partido que el equipo de Zaragoza, entonces denominado Tecnyconta Zaragoza, jugó en la pista del que ahora es su club, el Real Madrid. Ese fue el inicio de una carrera con escasos precedentes en la máxima categoría del baloncesto español. Tras cuatro años en el Casademont Zaragoza, el último en condición de cedido, en la campaña 2020-21 llegó su incorporación al Real Madrid, equipo por el que fichó en el verano de 2019, y anteriormente ligado a su padre, Alberto Alocén.

La relación entre Carlos Alocén, Casademont y Real Madrid siempre ha sido muy estrecha. Si su debut se produjo frente al club madridista, su mejor actuación también llegó en un duelo que tenía como rival al conjunto gestionado por Pablo Laso. Tuvo lugar en la Burbuja de Valencia, la fase final disputada tras el confinamiento propiciado por la covid en Valencia en junio de 2020. Cuando aún defendía la camiseta del Casademont, en 18 minutos en pista, Alocén rubricó una estadística de cine, con 23 créditos de valoración, después de anotar 12 puntos (2/3 de dos, 2/3 en triples y 2/2 en tiros libres), atrapar 3 rebotes, repartir 6 asistencias, recuperar 2 balones y forzar dos faltas personales. Esta fue su hoja de presentación ante su futuro club, el Real Madrid.

Además de su presencia, también es significativa su ausencia. Es decir, el comportamiento del Casademont Zaragoza tras su marcha. El irregular ejercicio del Casademont Zaragoza cabe auditarlo desde la ausencia de Carlos Alocén como factor primero. El base que dirigía, que anotaba, que generaba, este año viste de blanco. La batuta la han tomado hasta seis bases en el Casademont, ese conjunto capaz pero sin dirección. Hasta seis bases decía: Rodrigo San Miguel, Javi García, DJ Bray, Rupnik, Sulaimon y hasta Ennis (el base que quería y quiere Porfirio Fisac). El aporte de San Miguel y de Javi García ha sido inferior sin Alocén, generador de un Casademont que necesita regenerarse en esa demarcación. Mientras, en el Real Madrid, Carlos Alocén ha crecido junto a Facu Campazzo, ahora en la NBA; junto a Nico Laprovittola. Ser titular en el día en que el Real Madrid se jugaba su pase a la Final Four en Estambul ante el Efes lo dice todo. Centenario, y a por todas, Carlos Alocén.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión