Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Carlos Alocén, factor y líder

El base zaragozano, cuya ausencia tanto ha condicionado el curso del Casademont, lideró la victoria del Real Madrid en la antesala de la Final a Ocho de la BCL

Baloncesto
Alocén conduce un ataque del Real Madrid.
Francisco Jiménez

En la terminal de embarque de la Final a Ocho de la Basketball Champions League, el Casademont Zaragoza se avitualló de sensaciones ante el Real Madrid. Se cortó la racha victoriosa con Casimiro en el banquillo, pero no se detuvo la inercia creadora del conjunto aragonés, solo frenado por un Real Madrid pletórico, liderado en el último cuarto por el joven base aragonés Carlos Alocén.

Carlos Alocén fue factor para el Real Madrid igual que lo ha sido todo el año para el Casademont Zaragoza. El líder de esa Generación Z de la que hemos obtenido tan escaso rendimiento (mejor que hemos obtenido, no nos han dejado obtener...) se incorporó al Real Madrid en el inicio de esta temporada. Arrancaba el Casademont esta campaña con un notable plantel, pero con nuevo entrenador y, sobre todo, sin base ni líder natural, Carlos Alocén, Sin Alocén, el Casademont ha visto pasar a tres entrenadores por su banquillo (el baloncesto escolar de Ocampo, el exótico Sergio Hernández y el cabal Luis Casimiro), cuatro contando con Lamúa. Si la retahíla de directores de juego en la banda ha sido considerable, los directores de juego en la pista tampoco han sido pocos: San Miguel, Sulaimon, Ennis, TJ Bray, Rupnik, Javi García... ¿Cuántos van? ¿Seis? Tener seis bases y no tener base... desde que se marchó Alocén. Al final, la sensatez de Lamúa y Casemiro le dieron el timón a San Miguel. Solo desde entonces el Casademont muestra su verdadero potencial.

Durante todo el año acusamos su ausencia. Ayer, paradógicamente, acusamos además su presencia. Con un rol cada vez más relevante desde la marcha de Facu Campazzo a la NBA, Carlos Alocén lideró el triunfo del conjunto de Pablo Laso en un último cuarto extraordinario. El Madrid saltó a la pista con el argentino Nico Laprovittola como base. Con ausencias muy sensibles como Anthony Randolph, Trey Thompkins o Walter Tavares, el cuadro de Laso se vació, pese a que el martes se juega la temporada en el quinto y definitivo encuentro de la serie de Cuartos de final de la Euroliga en Estambul ante el Anadolu Efes, Alocén compareció en el minuto siete con un triple que metía en el partido a su equipo ante un Casademont desatado (20-14). Cerebral, solidario, seleccionando igual cada posesión que cada lanzamiento, el Real Madrid fue limando rentas y, con un gran segundo cuarto, logró llegar al descanso en ventaja (51-54).

El Casademont, que destiló emociones muy agradables de cara a la verdadera lucha, la del miércoles en la BCL, se elevó en el tercer curto, mientras Alocén descansaba en el banquillo. Con 75-73 arrancó un último cuarto en el que el Real Madrid evidenció su jerarquía. Portaba la brújula madridista el zaragozano Carlos Alocén. El parcial final de 14-25 confirmó la capacidad competitiva del Real Madrid. Su balance de 32 victorias y solo una derrota en la ACB no es baladí. Tampoco lo es que un chaval pilote a uno de los mejores equipos FIBA del mundo. Carlos Alocén, el nuevo líder del Real Madrid, el líder emigrado de un Casademont que hasta hace cuatro días ha jugado sin dirección durante toda una temporada. Factor y líder Carlos Alocén. Casimiro llegó a tiempo para poner a Rodrigo. Ellos pilotarán la gran batalla de la BCL.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión