Despliega el menú
Aragón

sociedad

Se buscan 'likes' para decorar el pasillo de oncología del Hospital Materno Infantil

La propuesta del zaragozano Alberto Béjar, con el respaldo de los jugadores del Casademont, se cuela entre las iniciativas finalistas del certamen solidario Basket Lover.

Alberto Béjar y Milena Martín, en su visita al Servet.
Alberto Béjar y Milena Martín, en su visita al hospital Miguel Servet.
Heraldo

“El basket es vida” es lo que lleva repitiendo casi como un mantra el zaragozano Alberto Béjar durante los últimos años. Tanto, que ha convertido el lema en una asociación para luchar contra el cáncer infantil. Tras más de una visita al área oncológica del Hospital Materno Infantil Miguel Servet de Zaragoza, Béjar decidió dedicar buena parte de su tiempo y esfuerzo a luchar por esta causa y ahora está a puntito de lograr un paso decisivo en la batalla: su propuesta ha sido seleccionada entre 250 historias como finalista del concurso Basket Lover, un certamen de iniciativas solidarias, respaldado por la Liga Endesa, que reparte 13.000 euros. Hasta el 17 de mayo se pueden ver los vídeos de las cinco propuestas finalistas y votar por la que más convenza o conmueva, dado que la decisión está en manos de los espectadores gracias a sus visualizaciones y sus ‘likes’ en las redes sociales.

“Mi propuesta pasa por reformar el pasillo de la primera planta del Hospital Materno Infantil para acompañar a los más pequeños y a sus familias en todo momento”, cuenta Béjar, que es un apasionado al mundo de la canasta y que, de hecho, es el ‘store manager’ de la tienda Basket World Store en la Gran Vía zaragozana. Hace unas semanas estuvo en Zaragoza la presentadora Milena Martín, que lleva las riendas del certamen, y visitó ‘in situ’ el hospital para comprobar que el citado pasillo es frío, gris, anodino y apenas cuenta con unos tristes bancos de espera. Está del todo alejado, por ejemplo, de las coloridas estancias que la iniciativa Believe in Art ha creado en el mismo recinto y que demuestran que decorar no es baladí sino que sirve para despistar la dura rutina diaria.

Milena Martín, con Rodrigo San Miguel, en la plaza del Pilar.
Milena Martín, con Rodrigo San Miguel, en la plaza del Pilar.
Heraldo

Milena Martín aprovechó la ocasión también para entrevistar al capitán del Casademont Zaragoza, Rodrigo San Miguel, que mostró su compromiso con ‘Basket es vida’: “La iniciativa, desde el primer momento, me cautivó. Conozco a Alberto desde hace tiempo y el proyecto me enganchó”, cuenta San Miguel, que conoce bien el pasillo de hospital por el caso de un familiar cercano. “El baloncesto tiene unos valores de respeto, trabajo en equipo, compromiso… Valores bonitos que los jóvenes pueden aprender desde chiquitines. Todo eso une”.

En el vídeo se cuenta cómo en 2020 se diagnosticaron más de 280.000 nuevos casos de cáncer en España, de los que mil eran de niños y adolescentes. “Es la segunda causa de mortalidad en España”, informa Martín, al tiempo que Béjar explica que la experiencia traumática de tener que pasar días y días en un hospital puede ser menos con una llamada a la felicidad en momentos de tristeza, preocupación, aburrimiento… El concurso Basket Lover buscar “seguir impulsando el baloncesto como motor del cambio social y medioambiental en positivo” y las votaciones están habilitadas a través de www.historiasbasketlover.com hasta el 17 de mayo a las 14.00.

Alberto Béjar, con su asociación, también estuvo detrás hace ya un par de años de la celebración en el pabellón Siglo XXI del partido 'Basket contra el cáncer'. En diciembre de 2019 se reunieron más de 2.800 aficionados al deporte y un buen puñado de estrellas que respaldaron la lucha contra la enfermedad con la asistencia a un encuentro humorístico-solidario en el que participaron, entre otros, los exjugadores Matías Lescano, Pablo Aguilar, Albert Fontet, la campeona de Europa Cristina Ouviña, la ‘youtuber’ Teresa Sanz, el cómico Diego Peña o el propio alcalde Jorge Azcón. En el descanso de aquel encuentro, se sortearon las zapatillas de Carlos Alocén o la camiseta firmada de Pau Gasol. Entonces, como ahora, Béjar facilitó que los beneficios obtenidos se dirigieran a dos entidades que luchan por el cáncer infantil: Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Aragón (Aspanoa) y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Un momento del vídeo de Basket Lover en el pabellón Siglo XXI.
Un momento del vídeo de Basket Lover en el pabellón Siglo XXI.
Heraldo

No es la primera vez que una iniciativa zaragozana se alza como protagonista en este concurso basado en ‘likes’ y visualizaciones. Ya hace cinco años la agrupación deportiva Alierta Augusto Godoy -surgida por la unión de los colegios Eliseo Godoy, Cesáreo Alierta y César Augusto- fue también finalista del certamen con su propuesta para levantar una cuarta pared al pabellón inacabado que fue construido en 2004. La falta de presupuesto hizo que uno de sus muros quedara sin ejecutarse y el pabellón se veía entonces como una mera cancha con techumbre, en la que se colaba la lluvia, la suciedad, el frío… En aquella ocasión fue el alero Pere Tomás el que se comprometió a difundir la historia por las redes sociales y, finalmente, y con bastante ventaja, fue la iniciativa ganadora.

Este año, la propuesta zaragozana de decorar la primera planta del Infantil se enfrenta a otras que también tienen su gancho y sus muchas visualizaciones ya. Por ejemplo, en Vitoria se quiere reformar una cancha en Txagorritxu, uno de los barrios más envejecidos de la ciudad. En La Vall d’Uixó, una pequeña localidad de Castellón, el club local lucha contra la falta de instalaciones deportivas y propone rehabilitar un antiguo taller de camiones y reconvertirlo en pista de baloncesto. De Galicia llega otra curiosa experiencia como es la de dar una vuelta sostenible al baloncesto, reciclando redes de pesca para salir a faenar y, por último, el jugador Berni Rodríguez abandera en Málaga la batalla de unos padres contra la enfermedad rara de su hija. “Éste creo que es el rival más duro porque es un proyecto muy bonito y con mucho tirón. También me gusta mucho el de las ‘redeiras’ gallegas y el de Vitoria, que son unas jóvenes que pintan pistas, y ojalá en un futuro próximo podamos colaborar también con ellas”, cuenta Béjar.

Etiquetas
Comentarios