Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El apellido Aldama, a las puertas de la NBA

Santi Aldama Toledo, hijo del mítico jugador del CAI Zaragoza, Magia de Huesca y Helios, se ha declarado elegible en el Draft 2021. Es compañero de generación de Javi García y Jaime Pradilla.

Santi Aldama Jr., en un partido de Loyola Greyhounds.
Santi Aldama Jr., en un partido de Loyola Greyhounds.
Sotckton Photo/ Loyola Greyhounds

El apellido Aldama evoca tiempos históricos del baloncesto aragonés y zaragozano: Santi Aldama, Santiago Aldama Alesón, canterano del CBZ junto a otros nombres emblemáticos como Andreu o Fran Murcia, fue una de las figuras más reconocibles de los mejores años del CAI Zaragoza, campeón de la Copa del Rey de 1990 y olímpico en la selección española de Barcelona 92. Más de 30 años después, otro Aldama, su hijo mayor, Santiago Aldama Toledo, encarna la figura más prometedora y talentosa del baloncesto español, según las comparaciones, desde Pau Gasol.

El legado de Santi Aldama padre recae en este joven alero, versátil, un diamante capaz de dinamizar toda la cancha pese a su inagotable envergadura: a sus 20 años, ha detenido la gráfica de crecimiento en los 2,11 metros, con una anatomía que recuerda a la de su padre, que medía 2,13 y tenía, como él, un cuerpo largo y flaco y unos brazos largos y elásticos. Aldama hijo está conquistando, desde hace dos años, el baloncesto universitario americano y se ha declarado elegible para el draft 2021 de acceso a la NBA. De recibir un ‘pick’ de algunas de las franquicias, Santi Aldama se convertiría en el primer jugador español en acceder a la mejor liga del mundo desde el sistema universitario, aunque tiene de plazo hasta el 19 de julio para retirar su candidatura y poder permanecer en su actual equipo, la Universidad de Loyola Greyhounds (Maryland), adonde llegó hace dos años para construirse el camino hacia la NBA.

Santi Aldama nació en Las Palmas de Gran Canaria. Allí se afincó su padre, casado con Eli Toledo, hermana del exjugador Santi Toledo, uno de los mitos del baloncesto canario. Crecido en una familia de enamorados de este deporte, comenzó a despuntar en la academia Canterbury Lions de su ciudad natal. Hace dos años, desechó la opción de enrolarse en alguno de los clubes potentes de la ACB y partió a América, justo después de ganar el Campeonato de Europa sub 19 y levantar el trofeo de mejor jugador del torneo con una selección española en la que se integraban los aragoneses Javi García y Jaime Pradilla como banderas de la cantera zaragozana.

Una bandera que ondeó también Santi Aldama padre. Nacido en Quel, en La Rioja, al lado de Arnedo, el CBZ de José Luis Rubio lo reclutó para su lujoso sistema formativo cuando ese grandullón riojano jugaba en Calahorra. En edad juvenil se afincó en Zaragoza. Entrenado en las categorías inferiores por José Luis Oliete, pasó al primer equipo en 1988, alimentando la poderosa plantilla del CAI. En 1990, se fue cedido un año al Magia de Huesca, antes de volver para sustituir a Paco Zapata. Permanecería en el CBZ hasta 1994, en la era ‘Natwest’, ya en los estertores del club. Jugaría en Valladolid y en Gran Canaria, antes de volver a Zaragoza a jugar en el Helios. Aún se enfrentaría al nuevo CAI en sus años finales de carrera en la LEB, con el Orense. Tras retirarse, se estableció en Las Palmas junto a su esposa, y allí, en 2001, nacería su hijo Santiago.

El joven Aldama se abrazó también a la pelota de baloncesto y ahora llama a la puerta de la NBA. Es uno de los 11 españoles de la NCAA, el sistema de ligas universitario americano, una vía cada vez más explorada por las jóvenes promesas nacionales como vía de acceso a la NBA, con la intención de ‘americanizar’ su juego y desarrollarse en ese ecosistema de baloncesto tan particular. Aldama ha explotado esta temporada en la Patriot League, una de las conferencias de la NCAA, con unos números apabullantes para un jugador de segundo año. Con Loyola, en 17 partidos, Aldama ha registrados unos promedios de 21,2 puntos, 10,1 rebotes, 1,0 robos y 1.7 tapones con un 51% en tiros de campo y un 36% en triples. Esta tarjeta le ha permitido ser incluido en el mejor quinteto de la conferencia -tras ser nombrado el año pasado mejor ‘freshman (debutante universitario)- y convertirse en uno de los cuatro ‘underclassmen’ (jugador de primer o segundo año) que, en las últimas 25 temporadas, han promediado al menos 20 puntos, 10 rebotes y un triple por partido.

Los otros tres son dos leyendas de la NBA como Kevin Durant y Carmelo Anthony y otro jugador con larga trayectoria en la liga de las estrella, Michael Beasley, número 2 del draft de 2008. Los reconocimientos por sus números no terminan ahí: en el ránking histórico de la NCAA; Aldama es el español con mejor promedio de puntos, rebotes y tapones, el cuarto en asistencias y el quinto en robos.

Las primeras previsiones ubican a Aldama en la segunda ronda, estimación que le ha llevado al paso, al menos, de inscribirse en el draft. En declaraciones a ESPN, el jugador español ha afirmado: "Esta ha sido una muy buena temporada para mí. Di un paso adelante en todos los aspectos del juego. Tuve la oportunidad de ponerme en ritmo y jugar consistentemente a un alto nivel. Creo que los equipos de la NBA aprendieron eso de mí, mirándome todas las noches haciendo todas las cosas diferentes que puedo hacer con mi versatilidad. Cómo me he hecho más grande, más fuerte y más consistente con mi tiro". Así se ha desarrollado Aldama; como un alero moderno, impredecible y polivalente, capaz de dominar varios sectores de la cancha gracias a su inteligencia, un jugador fluido y habilidoso pese a su 2,11 y con un afilado tiro exterior.

 "Estoy ansioso por mostrar a los equipos de la NBA más cosas sobre mí, mostrarles cómo puedo hacer las mismas cosas que hice durante toda la temporada contra jugadores más fuertes y rápidos. Lo principal para mí para permanecer en el Draft de la NBA es sentir que los equipos tienen un interés real en mí y les gustaría que fuera parte de su equipo. Esa es la clave para que permanezca en el Draft”, señala.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión