Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Un aplazamiento de los Juegos despejaría el calendario del Casademont Zaragoza

Los torneos preolímpicos ya no supondrían un obstáculo para el desarrollo de la Liga Endesa, cuyos 18 equipos siguen firmes en su intención de completar toda la temporada

Tryggvi Hlinason y Carlos Alocén se dirigen al banquillo del Casademont Zaragoza, durante el partido ante el Lietkabelis.
Tryggvi Hlinason y Carlos Alocén se dirigen al banquillo del Casademont Zaragoza, durante el partido ante el Lietkabelis.
Oliver Duch

Finalmente, el COI ha cedido ante la presión internacional: ya busca nuevas fechas para los Juegos Olímpicos de Tokio, tras haber admitido, por fin, que resultará prácticamente imposible iniciar la cita en el periodo inicialmenye previsto –del 24 de julio al 9 de agosto–. El aplazamiento de los Juegos –que, salvo imprevisto, se anunciará oficialmente en las próximas semanas–, despeja el camino del baloncesto continental, cuyos campeonatos dispondrán de un margen mucho mayor para finalizar sus respectivas temporadas. Es el caso de la Liga Endesa, cuyos 18 equipos siguen firmes en su intención de completar la totalidad del curso.

El escenario sigue planteando grandes incógnitas, toda vez que hay que programar de nuevo todo el calendario. Sin embargo, uno de los mayores obstáculos ya ha desaparecido: el aplazamiento de los Juegos conllevará también el retraso de los torneos preolímpicos, que estaban inicialmente programados del 23 al 28 de junio, y que afectaban a numerosos jugadores de la Liga ACB. Ahora habrá muchas más fechas disponibles para que la competición española pueda encajar nuevamente todas su piezas.

En el torneo doméstico, y al margen del ‘play off’, todavía restan 11 jornadas por celebrarse, además de dos partidos aplazados: el UCAM Murcia-Tenerife, correspondiente a la 21ª etapa del calendario, que se retrasó en su día por el compromiso de los canarios en la Copa Intercontinental; y el duelo Fuenlabrada-Herbalife, de la 20ª jornada, que se detuvo a los 26 minutos, por problemas en el parqué del pabellón Fernando Martín, cuando los madrileños gobernaban el duelo con una renta de cinco puntos en el marcador (41-36).

En un primer momento, la ACB anunció el aplazamiento de las jornadas 24º y 25º, que se trasladaron al mes de abril. Sin embargo, a tenor del avance de la epidemia, el pasado 16 de marzo se acordó ampliar ese periodo de suspensión hasta el 24 de abril, plazo que está sujeto a la evolución de la pandemia y a los esfuerzos por contenerla.

Entonces, el presidente de la ACB, Antonio Martín, trasladó a los clubes su propósito de finalizar la temporada, bien sea disputando hasta tres partidos por semana, bien sea reduciendo los encuentros y las fechas del ‘play off’. Una aspiración que cuenta con el respaldo de los equipos, y también de los patrocinadores principales de la competición, Endesa y Movistar. "La voluntad de todos los clubes sigue siendo reanudar la competición y finalizar la Liga en la medida y los tiempos que la situación lo permita", explicó Martín, quien insistió en "la importancia del apoyo unánime de los equipos a una medida excepcional" como es la suspensión temporal del campeonato.

Y para completar el curso, se manejan diferentes alternativas. De momento, la ampliación hasta el 11 de abril del estado de alarma, que aprobará mañana el Congreso de los Diputados, no altera las primeras previsiones de la ACB de retomar la competición el 24 de abril. En este escenario, los equipos harían frente a una minipretemporada de 10 días, y después dispondrían de hasta dos meses (hasta el 30 de junio) para completar el campeonato.

Por si acaso la pandemia del coronavirus tarda más en contenerse, la ACB también contempla otras opciones, como reanudar la Liga Endesa ya en el mes de mayo. En este supuesto, se jugarían hasta tres partidos por semana, además de modificarse el formato de los ‘play off’ por el título, en principio con el propósito de no prolongar la competición más allá del 30 de junio.

Etiquetas
Comentarios