Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Levitec Huesca busca un punto de inflexión en La Coruña

Los verdiblancos quieren poner este domingo fin a la racha de cinco derrotas consecutivas y visitan la cancha del cuarto clasificado (19.00).

El Levitec Huesca no pudo con el Valladolid
Berni García, en una acción del partido ante el Valladolid en el Palacio.
Verónica Lacasa

La secuencia de derrotas ha alojado al Levitec Huesca en una posición delicada, en la que la pelea por la permanencia se ha destapado como la cruda realidad en esta segunda vuelta. Necesitados de estímulos positivos, los verdiblancos visitan este domingo al cuarto clasificado, el Leyma Coruña (19.00) en busca de un necesario punto de inflexión que ponga fin a la racha de cinco jornadas sin ganar. Se enfrentan a uno de los equipos más en forma de la LEB Oro, que ha vencido en cinco de sus seis últimos compromisos. Rachas opuestas se cruzan en el Palacio de los Deportes de La Coruña.

El técnico del Levitec, Guillermo Arenas, alude a la “necesidad” de revertir esta tendencia. “Los resultados positivos son la mejor solución para ver las cosas más positivas”, señala. Arenas considera que su equipo “mantiene la moral y sabe que tiene que mejorar. Es complicado y fuera de casa, pero sería la mejor medicina. Los ánimos se verían de otra forma y es un rival que viene de ganar por 30 puntos en Almansa, una plantilla hecha para pelear por el ascenso. Tenemos que ir a pelear sabiendo que es vital”.

En ese sentido, el remedio pasa por “ser consistentes en defensa y ser competitivos para sumar como al principio de la temporada. Nos ha faltado en los últimos partidos. En el momento en que te vas cinco minutos te meten un parcial muy grande y es muy difícil volver”. El Levitec no repara todavía en futuros compromisos ante rivales directos y Arenas cree que “iba a ser una liga muy complicada e íbamos a pelear por no bajar. Hemos de ser fuertes y luchamos contra otros cuatro conjuntos en un campeonato muy igualado”.

Los oscenses van recuperando poco a poco al base Dani García, aunque el técnico reconoce que es complicado que entre de manera inmediata en sus planes después de una lesión de tobillo que le ha mantenido en el dique seco desde finales de noviembre. La plantilla acusa “una racha que pesa, no es plato de buen gusto ni la situación que queremos. También tienen que ser conscientes de que es nuestra pelea y habrá que ser duros hasta el final. Yo voy a seguir con las mismas ganas, trabajando al 200 %”.

Etiquetas
Comentarios