Despliega el menú
Baloncesto

El Tecnyconta se desploma en el tramo final

El equipo aragonés compite durante la primera media hora, pero dilapida todo su trabajo en un último cuarto muy deficiente. Además, finaliza el duelo con 21 pérdidas de balón

Herbalife-Tecnyconta Zaragoza
Herbalife-Tecnyconta Zaragoza
Efe

Al Tecnyconta le faltó fuerza y le sobraron pérdidas de balón. Mejoró actuaciones pasadas, sobre todo en el aspecto defensivo, pero su desempeño resultó insuficiente para aspirar a la victoria en Gran Canaria, un escenario históricamente adverso. El cuadro aragonés, que compitió durante media hora, se descompuso en el tramo final con una fragilidad sorprendente y acabó la contienda con un severo castigo (90-70). Los zaragozanos, de esta forma, inician la segunda vuelta con una nueva derrota y prolongan su negativa trayectoria en el curso actual: han ganado uno de sus últimos 10 compromisos, y siguen incrustados en la antepenúltima posición, con sólo un partido de margen con las posiciones de descenso a la Liga LEB. Al menos perdieron el Real Betis y el Joventut, sus más inmediatos perseguidores.

Neal inauguró el marcador, adelantando al conjunto zaragozano (0-2), pero el Herbalife reaccionó con prontitud: un triple de Mekel, seguido de dos perdidas consecutivas de los aragoneses, modificaron el guión al minuto medio de juego (7-2). Sin embargo, el Tecnyconta no se desencajó. Al contrario, el equipo visitante se fortaleció atrás y pudo, por fin, reducir la anotación de su oponente. Y al mismo tiempo, se agarró al talento de Neal y a la insistencia de De Jong para hallar las debilidades defensivas de los locales. El resultado fue un parcial de 9-0, justo al ecuador del primer acto (11-13), que amplió después Jonathan Barreiro con una penetración (11-15).

Neal golpeó después desde el perímetro, con un certero triple, pero el Herbalife respondió en apenas un minuto con cinco puntos consecutivos (17-18). El equipo aragonés no lograba edificar un sólida ventaja, pese a su buen desempeño en las labores de contención, y el cuadro local cerró el primer cuarto con el marcador igualado, tras un lanzamiento de Brussino desde la línea de 6,75 (20-20). El principal hándicap de los zaragozanos atendía a las pérdidas de balón: hasta ocho en los diez primeros minutos de la contienda.

El Herbalife amenazó con distanciarse en el marcador, en los primeros compases del segundo acto, con un cinco puntos consecutivos de Pasecniks (25-20). El Tecnyconta respondió con un triple de Álex Suárez y una canasta de Varnado (25-25), igualando nuevamente la contienda; pero seguía sin corregir sus pérdidas de balón -11 en sólo 15 minutosde juego-, lo que facilitó tres rápidos contragolpes de su adversario al filo del cuarto de hora. Así, los locales establecieron la máxima renta del choque, y Cuspinera tuvo que detener el encuentro (33-25). Mejoró el equipo zaragozano tras el tiempo muerto, aunque no lo suficiente para contener a un rival cada vez más sólido, enérgico y combativo atrás; y, sobre todo, mucho más sereno que los aragoneses en sus acciones de ataque.

Al descanso, los de Cuspinera contaban con una desventaja de siete puntos (42-35), con De Jong y Neal -ambos con 9 tantos- como máximos anotadores del equipo. Pérdidas de balón al margen, los aragoneses también presentaban un desatino inusual desde el perímetro, después de haber convertido 2 de sus 12 lanzamientos triples.Brussino (9 puntos) y Rabaseda (8), por su parte, eran los jugadores más productivos de los grancanarios.

Dragovic recortó distancias, con un triple desde la esquina, en la primera acción del tercer acto (42-38), pero el Herbalife frenó momentáneamente el intento de remontada. El conjunto grancanario anotaba con facilidad, sobre todo en la pintura, y seguía relativamente cómodo a los tres minutos de la reanudación (48-41). Sin embargo, el Tecnyconta se situó a sólo dos puntos (48-46), poco después, con un lanzamiento de Barreiro desde el perímetro y dos tiros libres de Gary Neal.

Incluso dispuso de tres ataques para, al menos, haber igualado la contienda; pero de nuevo se precipitó en sus acciones, víctima de su propia ansiedad, en momentos determinantes del duelo. Esa ansiedad, que se ha acentuado con el paso de las jornadas, supone una rémora gigantesca en el rendimiento de los zaragozanos. Un estado anímico que conllevó desajustes, desconcierto, malas selecciones de tiro y numerosas pérdidas de balón, y que aprovechó el Herbalife para abrir una nueva brecha (62-55) a la media hora de partido.

En el acto definitivo, el Herbalife se manejó con mayor seguridad y templanza, e hizo valer su mayor profundidad de banquillo. Inició el cuarto con siete puntos consecutivos (69-55), todos ellos con lanzamientos muy liberados, y fue agrandando sin dificultad la angustia de los zaragozanos. En el Tecnyconta llegaron las prisas, las precipitaciones, la anarquía y el cansancio, y ya no pudo optar a la victoria. Finalizó el partido con una desventaja de 20 puntos (90-70), tras encajar un parcial de 28-15, y con un lastre de récord: 21 pérdidas de balón.

Etiquetas
Comentarios