Baloncesto
Suscríbete por 1€

El día que Gary Neal metió 24 puntos en las finales de la NBA

El flamante fichaje del Tecnyconta Zaragoza estuvo a punto de ganar el anillo de campeón con los San Antonio Spurs. Aquella temporada, la 2012-2013, llegó a alcanzar los 29 puntos ante Houston.

Gary Neal junto a Tim Duncan en un partido con los San Antonio Spurs.
Gary Neal junto a Tim Duncan en un partido con los San Antonio Spurs.
NBA

Gary Neal es, por la magnitud de su carrera, uno de los fichajes con más relumbrón de la historia del Basket Zaragoza. El escolta norteamericano es uno de esos jugadores que han sido diferenciales en momentos decisivos en la mejor liga de baloncesto del mundo, la NBA. El escolta ha disputado siete temporadas en el campeonato más exigente y competitivo del mundo con una media de 10 puntos por partido y con porcentajes desde la línea exterior que rozan el 40%.

Su etapa más exitosa fue la primera, en los San Antonio Spurs, una franquicia peculiar, diferente, que apuesta por el colectivo en una competición monopolizada en muchas ocasiones por la mercadotecnia individual. Su gran artífice es Gregg Popovich, el ideólogo de un baloncesto coral que ha conquistado ya cinco anillos de campeón (1999, 2003, 2005, 2007 y 2014). Allí, en ese baloncesto asociativo, de 'extra pass', encajó como un guante Gary Neal, un jugador cuestionado en no pocas ocasiones por su individualismo.

El norteamericano llegó a San Antonio en 2010 después de fracasar en Barcelona y resurgir en la Benetton de Treviso (19,4 puntos por partido) y en Unicaja de Málaga (12,6 puntos en 20 minutos). Firmó un contrato por tres años con el salario mínimo. Su apuesta era evidente: quería hacerse un nombre en la NBA. En su primera temporada disputó 80 partidos de la temporada regular -solo se perdió dos por problemas físicos- en los que promedió 9,8 puntos por partido con porcentajes del 45,1% en tiros de dos y del 41,9% en lanzamientos desde la línea de tres. Jugó más de 21 minutos de media. Los Spurs se coronaron campeones de la conferencia oeste, pero terminaron perdiendo en primera ronda de los 'play off' frente a los Memphis Grizzlies de Marc Gasol (3-4).

Gary Neal compartió vestuario aquel año -también en los dos siguientes- con Tony Parker, Manu Ginobili y Tim Duncan, tres de los jugadores más inteligentes que han pisado una pista de baloncesto en las últimas décadas. En su mejor partido, el ya jugador del Tecnyconta Zaragoza alcanzó los 25 puntos con 6 de 8 en triples frente a los Denver Nuggets. Popovich encontró en él un jugador ideal para abrir la pista y amenazar desde el perímetro. Se consolidó como un elemento muy útil en la rotación.

La siguiente temporada de Neal continuó en la misma línea de progresión que la anterior, promediando 9,9 puntos por partido y un 41,9% en lanzamientos de tres. Los Spurs volvieron a terminar campeones de la conferencia oeste y esta vez avanzaron hasta las finales de conferencia, donde cayeron ante un equipazo de jóvenes talentos: los Oklahoma City Thunder de Kevin Durant, James Harden y Russell Westbrook.

Su mejor temporada

Asentado en la dinámica de los Spurs, la 2012-2013 fue su temporada más destacada. En la liga regular alcanzó los 29 puntos en un partido ante Houston (el gran derbi texano) con un sobresaliente registro de 7 sobre 10 en triples. San Antonio acabó segundo la liga y fue avanzando rondas del 'play off' con gran autoridad. 4-0 a los Lakers, 4-2 a los Golden State Warriors y 4-0 a los Memphis Grizzlies, vengando la tempranera eliminación de dos temporadas antes.

Los Spurs se volvían a plantar en unas finales de la NBA seis años después. Su rival serían los Miami Heat de Ray Allen, Chris Bosh, Dwayne Wade y, sobre todo, Lebron James. La final fue dramática, con partidos tremendamente igualados. Y allí, entre las grandes estrellas del universo NBA, el flamante fichaje del Tecnyconta tuvo un papel más que relevante. Llegó a jugar 31 minutos, en el cuarto partido, y a anotar 24 puntos en el tercero. Su 6 de 10 en triples le valió a los texanos para adelantarse 2-1 en una serie final que terminarían perdieron 3-4. Un imperial Lebron James, 37 puntos en el encuentro definitivo (95-88), fue demasiado para los Spurs de Neal, que terminó siendo el sexto jugador más utilizado de la serie.

Aquel 'play off', que estuvo a punto de coronarle con un anillo de campeón, le concedió la oportunidad de firmar un nuevo contrato como agente libre. Gary Neal llegó a un acuerdo aquel verano con los Milwaukee Bucks por dos temporadas y seis millones de dólares. Curiosamente, los Buks ficharon aquel verano a Giannis Antetokounmpo, el griego (hoy 'All Star') que captó Willy Villar para el Basket Zaragoza.

Así arrancó una época de cambios para Neal, que posteriormente pasó de los Bucks a los Charlotte Bobcats en un traspaso múltiple con cuatro jugadores implicados. Pese a todo, promedió 10,5 puntos por encuentro en dos equipos de la zona media-baja. El siguiente curso pasó de Charlotte a Minnesota para, un año más tarde, terminar en los Washington Wizards. Sus números siguieron estables, con 10 o más puntos por encuentro, pero su protagonismo en la liga nunca alcanzó las cotas de San Antonio.

El año pasado, firmó un contrato de diez días con los Atlanta Hawks, con los que jugó dos partidos, su última experiencia en la NBA. Algunas polémicas declaraciones fuera de la pista y comentarios dentro del vestuario en los últimos años le apartaron de la primera línea. El resto de la temporada lo pasó enrolado en los Reno Bighorns, el equipo de los Sacramento Kings en Liga de Desarrollo. Ahora, Neal tiene en Zaragoza la oportunidad de relanzar su carrera deportiva como jugador de primer nivel.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión