Despliega el menú
Baloncesto

Del CAI Zaragoza a gran estrella de la NBA

Antetokounmpo, que fichó por el equipo aragonés en octubre de 2012, está promediando 24 puntos, 9 rebotes y casi 6 asistencias en los Milwaukee Bucks. En febrero disputará como titular su primer All Star tras firmar hace unos meses un contrato de 100 millones de dólares.

Giannis Antetokounmpo, de los Bucks, realiza un mate sobre Rajon Rondo, de los Bulls.
Giannis Antetokounmpo, de los Bucks, realiza un mate sobre Rajon Rondo, de los Bulls.
Tannen Maury/Efe

"Tendría un millón de votos si la gente pudiera deletrear mi nombre". La frase la firma en clave de humor Giannis Antetokounmpo, el jugador griego que el CAI Zaragoza firmó de la segunda división helena en 2012 y que hoy se ha convertido en una de las grandes estrellas de la NBA. Pese a su impronunciable apellido, Antetokounmpo recibió más de medio millón de votos en el primer recuento para el partido del All Star, solo un puñado menos que Sephen Curry o Kevin Durant y bastantes más que Carmelo Anthony o Dwyane Wade, por citar algunas de las superestrellas de la NBA. Si nada se tuerce en forma de lesión, será titular indiscutible en el partido entre los mejores jugadores de la liga, programado el próximo 19 de febrero en New Orleans.


En su cuarta temporada, Antetokounmpo ha destrozado todos los registros en los Milwaukee Bucks: promedia 24 puntos, 9 rebotes, 5,7 asistencias, 1,9 robos y 2,1 tapones por partido. Es el único jugador de la liga que lidera a su equipo en las cinco estadísticas básicas. Un equipo, los Bucks, habituado a las últimas posiciones de la Conferencia Este y que esta temporada ocupa posición de 'play off'. En Nochebuena despidió el año con su mejor registro anotador: 39 puntos ante los Washington Wizards y, para estrenar el 2017, se graduó en el Madison Square Garden de Nueva York con 27 puntos, 13 rebotes, 4 asistencias y la canasta de la victoria en el último segundo del partido.


A los 22 años, nadie en toda la historia de la NBA era mejor que él. Y no es una valoración subjetiva, lo dice así la estadística del PER (Player Efficiency Ratting), que intenta medir todas las contribuciones positivas de un jugador en un solo número. La suya es de 28,8 (la media en la liga es de 15), una cifra que ningún jugador había alcanzado a su edad. En septiembre, antes de que alcanzara aún su máximo nivel, los Bucks extendieron su contrato para las próximas cuatro temporadas por un total de 100 millones de dólares.


"Puede marcar una época en esta generación", aseguró hace unos días su entrenador, el mítico Jason Kidd. "Es muy parecido a Magic Johnson, subiendo el balón, su tamaño, su longitud, su capacidad atlética. Él es como Magic, encima este también empezó tirando muy mal y, poco a poco, se está convirtiendo en una amenaza", comentaba tras un partido Dwane Casey, técnico de los Toronto Raptors. Incluso el mismísimo Barack Obama lo mencionó en un discurso sobre el sistema político y la democracia griega. "Griegos o americanos, todos animamos a Giannis Antetokounmpo, que mejora su juego cada año", dijo el todavía presidente de los Estados Unidos, un reconocido amante del baloncesto.

Un vídeo casero, un viaje a Grecia y un partido alucinante

Hoy es fácil ver que el espigado griego de 2 metros y 11 centímetros es un supercrack del baloncesto. Sin embargo, hubo alguien en Zaragoza que ya lo intuyó en 2012.Fue Willy Villar, entonces director deportivo del CAI Zaragoza. "Recibí un vídeo en el e-mail de un partido Junior en Grecia. Era de bastante mala calidad y de un nivel bajo. Pero había un chico que hacía cosas diferentes. Era delgadito, alto, subía el balón con facilidad… llamé a su agente y, una semana más tarde, me marché a Grecia a verlo", explica el propio Willy Villar, ahora director deportivo de Movistar Estudiantes.


"Le hicimos un entrenamiento individualizado y me dejó sin palabras. Me temblaron las piernas ante lo que estaba presenciando. Pero lo del día siguiente fue aún más alucinante. Jugó un partido contra el Junior del Panathinaikos e inmediatamente después llamé al presidente, Reynaldo Benito. Teníamos que fichar a aquel chico". Había anotado 44 puntos y había capturado ocho rebotes.


En octubre de 2012, Antetokounmpo firmaba un contrato de cuatro temporadas con el CAI Zaragoza y las expectativas se dispararon en el baloncesto europeo. ¿Quién era aquel griego de 18 años que había firmado el CAI? La NBA pronto ubicó a sus ojeadores sobre el joven talento y los Milwaukee Bucks lo eligieron en el 15ª puesto del siguiente draft. El CAI lo había puesto en el radar y el mundo asistía con asombro al nacimiento de una estrella. Los Bucks ejercieron sus derechos sobre el jugador y abonaron 400.000 euros en concepto de traspaso al conjunto zaragozano.


"Al tener entonces 18 años, creíamos que al menos podría jugar con nosotros una temporada. Pero decidieron reclutarlo de inmediato.Es una pena que nunca haya podido jugar en Zaragoza. Con 22 años es una estrella mundial, a la altura de los mejores de todos los tiempos, y va a serlo así durante más de una década. Hay una foto con la camiseta del CAI y nosotros tenemos que sentir el orgullo de saber que saltó al estrellato desde nuestro club", apunta Villar.


Giannis Antetokounmpo con la camiseta del CAI Zaragoza.

"Cuando no era nadie, el CAI apostó por él. El prestigio, la marca, el nombre de Zaragoza ligado a este jugador quedará para la historia. Cuando debute en el All Star, nadie podrá borrar que Zaragoza fue un paso decisivo en su carrera. Algo que, por cierto, él reconoce y agradece", subraya con orgullo su descubridor.

Etiquetas
Comentarios