Despliega el menú
Baloncesto

Los Globetrotters vuelven a Zaragoza

El Príncipe Felipe acogerá el próximo viernes 19 de mayo la séptima visita de los malabaristas del baloncesto a la capital aragonesa.

Los precios para las entradas en Zaragoza oscilan entre los 22 euros y los 112 de las sillas de pista VIP.
Los precios para las entradas en Zaragoza oscilan entre los 22 euros y los 112 de las sillas de pista VIP.
Globetrotters

Los grandes ilusionistas de la canasta vuelven a Zaragoza. Los Harlem Globetrotters regresarán a la capital aragonesa el próximo viernes 19 de mayo en un evento programado a las 19.30 en el pabellón Príncipe Felipe. Será la séptima visita de los malabaristas del baloncesto, que llegaron por primera vez a Zaragoza en agosto de 1961 en una noche muy recordada, que trascendió lo deportivo para adentrarse también en el ámbito institucional y social. Su última actuación fue en 2009, cuando aglutinaron a más de 4.000 personas en el propio pabellón Príncipe Felipe.

Las entradas para el espectáculo del próximo mes de mayo, con una duración estimada de dos horas, ya están disponibles en diferentes plataformas de Internet (por ejemplo en la página web oficial de El Corte Inglés o en taquilla.com) con precios que oscilan entre los 22 euros y los 112 de las sillas de pista VIP.

Actualmente, el show de los Globetrotters cuenta con 31 jugadores (incluidas cuatro mujeres) y tres entrenadores. Los más mediáticos son Big Easy Lofton, Ant Atkinson, Hi-Lite Bruton, Thunder Law, Bull Bullard o Cheese Chisholm. Precisamente en este 2016, la famosa organización estadounidense ha cumplido 90 años de piruetas, saltos imposibles y canastas inolvidables.

La principal novedad de la gira europea del 2017, que en España también pasará por Madrid y Barcelona, será que los Globetrotters jugarán con una línea de 4 puntos a 9 metros de la canasta -casi 3 metros más lejos que la de 3 puntos de la NBA-.

Séptima visita a Zaragoza

La historia de los Globetrotters arranca en 1926, cuando Abe Saperstein se hizo cargo del equipo de los Savory Big Five. El proyecto no nació tal y como se conoce ahora, ya que en sus primeros años fue un conjunto serio y competitivo. De hecho, solo perdieron 13 partidos en sus tres primeras temporadas. Ante la dificultad de encontrar rivales, concibieron la idea de crear un espectáculo que mezclara el baloncesto y el humor, convirtiéndose de inmediato en una atracción en Estados Unidos que pronto traspasó las fronteras internacionales.

Su primera salida a Europa fue en la década de los 50, congregando a más de 75.000 personas en el estadio Olímpico de Berlín. Su fama creció tanto que incluso Wilt Chamberlain jugó una temporada con ellos antes de enrolarse en la NBA. Los 60 y los 70 fueron las décadas de mayor esplendor de los Globetrotters, justo cuando aterrizaron por primera vez en Zaragoza, el 15 de agosto de 1961. Las gradas de la Plaza de Toros (Bullfighter Arena rezaba el cartel anunciador) se llenaron en una sesión nocturna que presidió el coronel Preston, la máxima autoridad de la Base Aérea Militar de Zaragoza.

Como teloneros de los Globetrotters, el Iberia -reforzado por militares americanos como el teniente Francis R. Stone o Douglas Mullins- y una selección de la Base Aérea disputaron un encuentro amistoso. Un pulso que cayó del lado zaragozano con Jorge Guillén -olímpico en Roma’62- como pívot dominador. "Fue una velada increíble. Primero jugamos nosotros y después nos sentamos en la primera fila para presenciar el show de los Globetrotters. Fue una gozada. Aquello era espectáculo puro y duro. Eran jugadores virtuosos y hacían las mismas bromas que ahora. Como tirar un barreño al público que, en lugar de agua, contenía papelitos", rememoraba el pasado mes de mayo el exinternacional en un reportaje sobre aquella cita publicado en el HERALDO DE ARAGÓN. "El baloncesto apenas estaba dando los primeros pasos en España y en Zaragoza y fue como si vinieran unos marcianos que nos mostraron otra dimensión de este deporte. Jamás los olvidaré", agregaba Guillén.

Después de aquella inolvidable primera vez, los Globetrotters pasaron en las siguientes décadas por el pabellón municipal de Salduba, el Palacio de los Deportes y el Príncipe Felipe, donde se celebró su último espectáculo en mayo de 2009 y donde regresarán, también a finales de mayo, ocho años después. La de 2017 será su séptima visita a Zaragoza.

Aunque han disputado partidos contra conjuntos profesionales, la mayoría de sus espectáculos han sido frente a sus dos rivales clásicos: los Washington Generals y los New York Nationals.

Etiquetas
Comentarios