Despliega el menú
Baloncesto

Más vivos que nunca

Partido entre el Cedevita y el CAI Zaragoza
Más vivos que nunca

Era un partido a vida o muerte, y el CAI Zaragoza salió de Zagreb más vivo que nunca. Fue gracias a Damjan Rudez, que se dejó lo mejor para el postre. No estaba realizando su mejor partido precisamente el día de su vuelta a casa, pero a quién le importa todo lo que había hecho hasta entonces. Se la jugó en el último segundo desde la línea de triple y demostró que valor no le falta. También que los héroes pueden ser villanos y los villanos héroes, y que solo depende de quién los juzgue.

Rudez fue el Jocker o Lex Luthor para la afición del Cedevita, la que hace solo unos años fue la suya propia. Fue Superman, Batman o los dos juntos para la del CAI, que sufrió desde Zaragoza un final agónico que, esta vez sí, acabó en felicidad. Desmesurada al principio, cuando el triple del croata azotó la red, comedida después, cuando toca pensar en el Besiktas turco.

La mejor noticia es que, tras la victoria en Zagreb (74-77), el CAI Zaragoza depende de sí mismo para pasar a los octavos de final de la Eurocup, que no es poco después de cómo se había complicado la clasificación. Fue gracias a la victoria, no hay duda, ya que una derrota hubiera significado el adiós a la competición, pero también a lo que pasó en Estambul. Y es que las guerras -las deportivas también- suelen decidirse en varios flancos.

El CAI hizo lo que tenía que hacer, ganar, ya que la victoria del Lietuvos Rytas en la cancha del Besiktas ni siquiera le obligaba a remontarle el ‘basketaverage’ al Cedevita, que en el Príncipe Felipe ganó por ocho puntos. Los lituanos lograron un contundente triunfo (63-84) en Turquía y allanaron el camino del conjunto de Abós hacia las eliminatorias. Si ganan al Besiktas por más de siete puntos, pasarán a la siguiente ronda.

¿Será en Huesca?

Se sabe qué es lo que tiene que hacer el CAI Zaragoza, pero no dónde ni cuándo. La llegada del espectáculo ‘Disney on ice’ en el Príncipe Felipe impedirá al club jugar en el pabellón zaragozano, por lo que las opciones son cambiar la fecha o la localización del partido. Con todo en juego, el aplazamiento del duelo prácticamente se puede descartar, por lo que la opción de trasladar el encuentro a Huesca cobra fuerza. Sería el próximo miércoles, 19 de febrero, en el Palacio de los Deportes de la capital oscense. El billete a Europa puede pasar por Huesca.

Etiquetas