Despliega el menú
Afición

Afición

fútbol. segunda división b

El Ejea y el Ebro no encuentran la fórmula del gol

El derbi aragonés estuvo muy disputado en todo momento, pero las defensas se impusieron a los ataques y nadie acertó de cara a portería.

Moustapha, del Ejea, protege el balón ante la presión de Carri, del Ebro.
Moustapha, del Ejea, protege el balón ante la presión de Carri, del Ebro.
Toni Torrano

La Sociedad Deportiva Ejea y el Club Deportivo Ebro empataron a cero en un partido sin brillo ni excesivo ritmo en el que los balones aéreos y el poco control de la posesión fueron los actores principales. Ambos conjuntos mostraron un excesivo respeto que se tradujo en escasas oportunidades y poco trabajo para los guardametas, que apenas tuvieron que intervenir en un par de ocasiones por cada bando. Así, tanto cincovilleses como zaragozanos suman un punto que, si bien no permite grandes alegrías, sirve para seguir sumando en la lucha por alcanzar sus respectivos objetivos.

La primera parte no dejó grandes sorpresas sobre el césped de Luchán. Ambos equipos mantuvieron las distancias y buscaron el balón en largo como fórmula para buscar huecos en unas defensas que no mostraron signos de debilidad. En el 22', la SD Ejea armó una contra muy rápida y Marrufo filtró el cuero hacia Carracedo, pero finalmente el pase salió demasiado largo. Antes de llegar a la primera media hora de partido, de nuevo Carracedo metió un gran balón dentro del área para Dani Segovia, que remató de cabeza pero el esférico se perdió por la línea de cal por muy poco. Cuando la primera parte ya agonizaba, Carlos Vicente botó un saque de esquina que acabó en los pies de Arnau Mirambel. El lateral derecho ejecutó un potente disparo que acabó en gol, pero el árbitro lo anuló por posición antirreglamentaria. Un disparo rebotado de Sebas Moyano y un centro de Carri fueron las únicas llegadas de los hombres de Manolo Sanlúcar en el primer periodo, que no lograron combinar en exceso dada la intensidad que infirió el Ejea en el centro del campo.

El Ejea generó peligro a través de Carracedo, que fue el jugador más destacado del partido

La segunda parte, aunque más activa en lo que a acercamientos a las áreas se refiere, mantuvo el mismo guion de la primera. Ninguno de los dos equipos consiguieron hacerse con el control del esférico. Ambos conjuntos vivían cómodamente de las jugadas aéreas y los balones por banda, si bien el ritmo del juego fue de menos a más, deparando un final del partido más activo que dio lugar a un correcalles en los últimos diez minutos. Carri recuperó su protagonismo habitual en la segunda mitad, donde probó suerte con dos disparos que Miguel atrapó sin complicaciones. Sus conexiones con Sebas Moyano parecieron animar algo la actividad ofensiva de los arlequinados, que sin embargo no lograron crear peligro más que en un disparo a bocajarro de Jairo a cinco minutos del final. Tampoco estuvo especialmente productiva la escuadra local, que lo intentó con varias penetraciones de Javi Álamo y Carracedo, que fue el jugador más destacado del partido. Los de Javi Moreno tampoco lograron encontrar el método para batir a Loscos.

Ficha técnica

SD Ejea: Miguel, Lolo, Chechu Dorado, Nahuel (David Lópe, 81), Mirambel, Tena, Moustapha, Marrufo (Javi Álamo, 43), Vicente (Rafinha, 81), Carracedo y Segovia (Brian, 63).

CD Ebro: Loscos, Palomares, Espín, Juan Gutiérrez, Uche, Israel, Parejo, Carri (Willy, 73), Blas (Higón, 83), Sebas Moyano (Joserra, 83) y Jairo.

Árbitro: Brull Acerete (Comité Catalán). Amonestó a los locales Tena, Dani Segovia, Moustapha, Nahuel y Carracedo; y a los visitantes Jairo, Espín, Parejo, Palomares y Carri.

Etiquetas
Comentarios