Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

fútbol. división de honor juvenil

El Real Zaragoza juvenil, a 90 minutos del título de campeón

Una victoria del Real Zaragoza en Reus este domingo les daría el campeonato liguero ante rivales como el FC Barcelona o Espanyol, que esperan un tropiezo blanquillo.

750_9705
Imágenes del partido de División de Honor Juvenil entre el Real Zaragoza-San Francisco
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Domingo histórico el que le espera al Real Zaragoza juvenil que podría proclamarse campeón del grupo tercero de División de Honor Juvenil si vence a domicilio al Reus (11.00, Aragón TV). Después de un año excelso, con una derrota en 29 jornadas, a los de Iván Martínez solo les falta ascender el último peldaño para tocar la gloria de ser los mejores del grupo probablemente más complicado de la categoría, fruto del buen trabajo que se viene haciendo en la Ciudad Deportiva, que ya amagó el año pasado con el subcampeonato liguero y esta vez el premio puede ser aún mayor.

Si todo culmina de forma positiva sería la cuarta vez desde que la máxima competición juvenil se juega en el actual formato (empezó a hacerlo en la campaña 1995-96), que los blanquillos lograrían cantar el alirón. Los anteriores se produjeron en las temporadas 1999-2000, 2001-02 y 2005-06, aunque con el importante matiz que todos llegaron militando en el grupo 2, en el que habitualmente juegan equipos vascos, navarros y riojanos.

El Zaragoza tiene en sus vitrinas tres títulos de campeón con este formato de competición

El ser los mejores traería como premio extra el disputar la Copa de Campeones del 6 al 11 de mayo ante los otros seis campeones y el mejor segundo de los siete grupos en una sede que aún está pendiente de designar y a partir del fin de semana siguiente la Copa del Rey. Eso si, es casi seguro que solo valdrá ganar en territorio tarraconense, ya que si hubiese pinchazo habría que esperar también los tropezones de FC Barcelona y Espanyol.

El Reus está salvado, ya que tiene ganado el 'golaverage' ganado a Gimnástic Manresa y Lleida Esportiu, que jugarán entre sí para conocer al cuarto equipo que descenderá, aunque si hubieran llegado con algo en juego a esta 30ª jornada, ya habían jugado sus bazas para intentar salvarse, pues han trasladado el choque del Municipal de Reus, donde estaban jugando desde la retirada de su Segunda División, y que podría favorecer al Real Zaragoza, a un campo más pequeño y de hierba artificial, aunque hasta  última hora para que la cita decisiva no se confirmó el Municipal.

El que por fin vivirá su partido más tranquilo será Stadium Casablanca, que entre semana, y después que el Lleida Esportiu cayese derrotado ante el Espanyol, veía como estaba completamente salvado. Un año de mucha exigencia, en el que por momentos se vio todo bastante negro, estando a ocho puntos de la salvación, pero en el que la fe inquebrantable de los de Pepe Borque y su sensacional rendimiento como local, donde han hecho 23 de los 33 puntos que llevan, les ha permitido que todo haya llegado a buen puerto. La última cita, en el Gregorio Usábel ante el Europa, el domingo a las (13.00) sin nada en juego por ningún bando.

Quien lamentablemente concluirá su andadura de dos temporadas en División de Honor será El Olivar, que retorna a Liga Nacional Juvenil tras un primer año memorable e imborrable y otro en el que no ha salido nada a derechas. El adiós no puede tener un rival de mayor envergadura, pues el último visitante de las instalaciones olivareras será un FC Barcelona que vendrá a la capital de Aragón con opciones de ser campeón siempre que ganen y no lo haga el Real Zaragoza. Por si acaso, los de Rafa Gracia buscarán que los azulgranas no celebren nada, tratándoselo de impedir con un resultado que haga un poco más dulce la despedida y echando una mano si puede ser a los zaragocistas. El balón rodará en El Olivar el domingo desde las (11.00).

Más información del deporte aragonés en la web de Afición

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión