Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

A Madrid, sin miedo

El CAI, tras vencer al Barça y tutear a Caja Laboral y Unicaja, visita a los blancos con la intención de competir y buscar la sorpresa.

Imagen de la última visita del CAI a la cancha del Real Madrid.
A Madrid, sin miedo
HERALDO

Es la única manera de intentar sacar algo positivo ante un 'grande'. Hay que jugar al cien por cien, sin complejos, sin temores, con ambición, con ilusión y esperar un mal día del rival. Ya tuvo sus frutos en la visita del CAI Zaragoza al Palau Blaugrana y también en los duelos frente al Unicaja y el Caja Laboral en el que los rojillos llegaron a tutear a conjuntos de Euroliga. Y así es como viaja hoy el equipo aragonés a la capital de España para enfrentarse mañana a otro de los 'cocos' de la liga, el Real Madrid, actual colíder de la competición.

La mentalidad está clara, aunque luego hay que plasmarla sobre el parquet. Eso sí, la enorme calidad del adversario permite que conjuntos como el CAI dispute estos encuentros sin ningún tipo de presión. No hay nada que perder. Esa frase se repite una y otra vez en el vestuario. Y en lugar de pensar en el rival, lo mejor es tratar de dar el máximo en el partido para buscar una hipotética sorpresa.

Así lo explicaba ayer el técnico rojillo José Luis Abós. La preparación de los suyos no ha sido nada especial por enfrentarse

al Real Madrid. "Es nuestra preparación. Trabajamos en aspectos en los que nos hemos equivocado. A partir del partido de Menorca, incidimos en aspectos del equipo, en mejora de situaciones defensivas y ofensivas, y en el último momento pensamos contra quién jugamos y preparamos el partido contra el Madrid, pero la preparación está basada en nuestro equipo", afirmaba el técnico zaragozano que hoy parte con sus hombres en AVE camino de Madrid.

Todos los protagonistas son conscientes que para derrotar a los blancos el encuentro "debería ser similar al del Barça. Disputamos un partido contra un equipo superior a nosotros. Eso nos tiene que dar la tranquilidad de que tenemos que ir a disputar ese partido. Lo que yo querría, sobre todo, es que hiciéramos todos el esfuerzo de subir nuestro nivel de ambición. Somos un equipo orgulloso y queremos demostrar que somos un equipo que está en esta liga para competir, sea con el Madrid, con Valladolid, con Bilbao, o con el equipo que sea. Tenemos la ventaja de que nosotros no tenemos presión porque sabemos que a un Madrid al cien por cien y con acierto pleno es muy difícil que podamos ganarle, pero tenemos que optar a que pueda haber un bajón en el otro equipo y nosotros estemos al cien por cien".

Las virtudes del Real Madrid están ahí y nadie las va a descubrir ahora. De hecho, en su último choque europeo, ante el Lottomatica Roma "volvieron a hacer una exhibición de defensa y de intimidación", comentó Abós.

Por todo ello, la misión zaragozana vuelve a ser la de jugar a su mejor nivel y esperar los errores del contrincante. Si no llegan el resultado será negativo, como la última vez que el CAI visitó a los merengues en la ACB.

Pero eso tampoco debe provocar miedo. Los jugadores saben que si se va con miedo a esas canchas "acabas perdiendo por 20", como aseguraba Andrés Miso. Independientemente de la entidad del rival habrá que jugar con 'alegría', con desparpajo y tratar que los Reyes, Llull, Suárez, Tucker, Tomic, Prigioni... (vaya plantel) no tengan su día.

Abós lo tiene claro: "Sabemos que es un rival complicado. Tienen un potencial tremendo porque además tienen los puestos doblados en todas las posiciones con jugadores extraordinarios. Pero me preocupa mucho más lo que podemos hacer nosotros, no lo que haga el Madrid porque sé que ellos harán cosas buenas".

Etiquetas