Deportes
Suscríbete por 1€

fútbol

Lavado de cara a La Romareda para albergar el careo España-Suiza

Las reformas han dotado o han mejorado algunos servicios que hacen del viejo campo municipal zaragozano una instalación algo más moderna y segura.

Visita para ver las obras de mejoras en la Romareda ante el partido España - Suiza
Visita para ver las obras de mejoras en la Romareda ante el partido España - Suiza
Toni Galán

El esperado regreso de la selección española absoluta a Zaragoza ha estado subordinado a que el estadio de La Romareda satisfaga los mínimos requisitos exigibles en un partido de competición internacional. Este lavado de cara de la vieja Romareda propiciará que la capital aragonesa pueda acoger el encuentro que reunirá el próximo 24 de septiembre sobre el césped zaragozano a España y Suiza, en conmemoración del centenario de la Real Federación Aragonesa de Fútbol. Casi 20 años después de la última visita de España, el 27 de junio de 2003 (0-1 ante Grecia), la Roja volverá a jugar a orillas del Ebro.

El estadio, de propiedad municipal, ha sufrido la transformación necesaria para estar a la altura requerida por el evento. Ha sido necesaria una inversión superior a los 400.000 euros para asumir todas las mejoras. Se ha sabido obtener una subvención de más de 200.000 euros del Consejo Superior de Deportes. De esta forma, se han ejecutado las obras exigidas por la UEFA y la RFEF. Las reformas han dotado o han mejorado unos servicios que hacen del viejo campo una instalación algo más moderna y segura.

Una de las primeras obras afrontadas ha sido la sala de la UCO de la Policía, desde donde se velará tanto por la seguridad interna como externa del recinto. La sala está instalada en la tribuna de presidencia, cercana al Gol Norte. También se aprecian mejoras en la sala de prensa o en la de ‘dopping’. Los palcos, vestuarios, los banquillos y el túnel de vestuarios, en cuyo acceso se ha instalado césped artificial desde la puerta de vestuarios hasta el mismo campo, también han sido lustrados.

Una de las mejoras más apreciables reside en la iluminación del estadio. Aumenta considerablemente la potencia, además de iluminar con mucha más intensidad el césped, disminuyendo la luz que apuntaba a los graderíos. La luz estará orientada esencialmente en el desarrollo del juego. Aumenta la fotometría destinada al futbolista, o sea, al actor, y mengua la destinada al espectador, tendencia común a todo espectáculo, también al fútbol de élite.

De esta forma, se ha conseguido que Zaragoza por fin sea sede de la selección española, reubicando a la capital aragonesa en un lugar preferente en el mapa futbolístico. La visita es muy atractiva para la ciudad de Zaragoza. Además, tendrá un sensible impacto económico. Según informes auditores externos, el encuentro España-Suiza podría generar un beneficio económico directo de unos 2 millones de euros.

La espera ha sido larga. Varias generaciones de zaragozanos no han visto jugar a su selección nacional desde junio de 2003. En todo este tiempo tan bonito en que España ha gobernado el universo futbolístico, con un título mundial en 2010, y dos europeos, en 2008 y 2012, Zaragoza no pudo vivir en directo el fútbol de La Roja. Ahora, casi 20 años después, lo hará en una Romareda que se ha lavado la cara para recibirla como merece.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión