Deportes
Suscríbete

La selección femenina sub-20, con la aragonesa Salma Paralluelo, recibe el homenaje del fútbol español tras "un verano inolvidable"

Las flamantes campeonas del mundo entraron en el Salón Luis Aragonés en medio del pasillo que les habían preparado las jugadoras de la absoluta.

Las flamantes campeonas del mundo entraron en el Salón Luis Aragonés en medio del pasillo que les habían preparado las jugadoras de la absoluta.
La selección femenina sub-20, con la aragonesa Salma Paralluelo, recibe el homenaje del fútbol español.
Rodrigo Jimenez

La selección española femenina sub-20 ha recibido este martes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid) el homenaje del fútbol español tras alzar el pasado domingo el Mundial en Costa Rica, el primero de la historia de la categoría y que corona "un verano inolvidable".

Las flamantes campeonas del mundo entraron en el Salón Luis Aragonés en medio del pasillo que les habían preparado las jugadoras de la absoluta, que también se rindieron al talento de unas futbolistas que deslumbraron en San José y que consiguieron 'vengarse' de Japón en la final (3-1).

La capitana de la sub-20, Ana Tejada, se mostró feliz de poder celebrar el título en España tras "un viaje largo". "Teníamos muchas ganas de llegar y de ver a la familia. Ha sido una experiencia inolvidable, Costa Rica nos ha tratado muy bien. Estamos muy agradecidas de vivir allí el Mundial", señaló.

"Es inexplicable lo que hemos vivido. Ha sido una concentración difícil, pero todo lo que hemos pasado es lo que nos hace ser fuertes. Se ha visto reflejado que había unas ganas increíbles de ir a por el Mundial y lo hemos conseguido", insistió la defensa riojana.

Por su parte, Inma Gabarro confesaba que no se había despegado de su Bota de Oro como máxima goleadora de la cita ni de su Balón de Plata, dos trofeos que ni ha facturado. "Ha sido un verano inolvidable, con unos números bastante buenos", dijo. "El fútbol femenino está creciendo a pasos agigantados", añadió.

Mientras Ariadna Mingueza desvelaba que se tatuaría la fecha de la final, Sonia García Majarín destacaba todos esos momentos inolvidables. "Llegar a un Mundial, ver el estadio lleno, escuchar el himno... es espectacular. Es algo que jamás vamos a olvidar. Como cuando Ana levanta la copa y alguna imagen contra Estados Unidos, que es cuando el equipo dio un pase adelante. Y el día que pasamos en la playa todas juntas, que simboliza lo unidas que estamos", prosiguió.

Con la misma emoción habló el seleccionador Pedro López, que calificó a todas ellas de "referentes". "Esa exposición que tienen es notable, y es una responsabilidad. Hay que trasladar esa responsabilidad en el entorno cercano porque son las mejores del mundo. Es una pasada ser la selección española", confesó.

"Jamás podía imaginar poder vivir experiencias de este tipo tan bien rodeado. Este torneo es justo después de esta pandemia, mucha gente ha tenido que luchar y la RFEF se ha volcado. Jorge Vilda, aparte de nutrirnos, ha puesto todos los medios para la preparación de este Mundial. Las protagonistas han escrito cada día esta historia, poniéndome un nudo en la garganta", continuó.

Por último, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, aseguró que es "obligación" del organismo que preside "darles las máximas herramientas". "Hemos hablado muchas veces de igualdad en cuanto a staffs, hoy compiten como tienen que competir. Si son buenas y tienen las mejores herramientas, los resultados llegan. Quiero dar las gracias a los compañeros del fútbol más humilde, que han puesto todo para que ellas consiguiesen esto", apuntó.

"Se hacían muchas cosas bien en el pasado, hemos multiplicado por 5 o 6 las inversiones que se hacían en el fútbol femenino. Tenemos un equipazo y muchas vestirán la camiseta de la absoluta. Estos cuatro últimos años son los mejores de la historia. En nombre de todo el fútbol español, os doy las gracias", concluyó.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión