Deportes
Suscríbete por 1€

gimnasia rítmica

Un campus para escapar de la guerra

Una treintena de niñas refugiadas ucranianas participa en un campus en Utebo bajo la
dirección de Anna Rizatdinova, bronce olímpico en Río de Janeiro 2016.

Gimnastas ucranianas siguen la clase que imparte Rizatdinova, a la derecha, en Utebo.
Gimnastas ucranianas siguen la clase que imparte Rizatdinova, a la derecha, en Utebo.
Francisco Jiménez

Una treintena de niñas ucranianas participa desde el martes y hasta el próximo sábado, 9 de julio, en Utebo en un campus internacional de gimnasia rítmica. Han llegado a Zaragoza de la mano de la academia de Anna Rizatdinova, medallista olímpica en Río de Janeiro 2016, y de su equipo técnico. Tienen entre 7 y 14 años, un alto nivel deportivo, una enorme disciplina y han venido de Alemania, Francia, Austria, Polonia y de algunos puntos de España para poder entrenar unos días y, de paso, escapar de la guerra de su país, que sufre la invasión de Rusia desde el pasado 24 de febrero.

Su anfitrión y organizador, el Club de gimnasia rítmica Utebo, que también participa en las clases, se ha volcado para ofrecer a estas deportistas «una oportunidad de seguir practicando su deporte en un clima de convivencia y de paz», afirma la entrenadora local, Montse Baquero.

Acompañadas por sus familias de acogida en algunos casos o solas en otros, las refugiadas ucranianas están alojadas en las viviendas de sus compañeras de Utebo, que sufragan su estancia en España. La iniciativa, que surgió a través de la mediación de Natalia Zelyaeva (Katia Sports) entre Rizatdinova y Baquero cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Utebo, que pone el pabellón de deportes y se hace cargo de la contratación de la exgimnasta profesional.

El campus, que se celebra en el Palacio de los Deportes de Utebo de 9.00 a 19.00, terminará el sábado con una clase magistral a cargo de la exgimnasta y olímpica española Almudena Cid y de Anna Rizatdinova. Por la tarde, se celebrará un torneo benéfico con la participación de otros clubes de primer nivel procedentes de España.

La experiencia de la acogida a las refugiadas ucranianas es «muy positiva también para nosotras», afirma Baquero, «porque nos aporta una manera diferente de trabajar sobre el parqué». «Ellas, que vienen de un país donde la gimnasia rítmica es el deporte número uno, tienen un nivel superior, son superdisciplinadas, y su manera de entrenar nos enseña dónde te lleva un trabajo intenso como el suyo ya que algunas de ellas es posible que puedan acceder en el futuro al equipo nacional», cuenta la entrenadora de Utebo.

Anna Rizatdinova, en el campus de gimnasia rítmica de Utebo
Anna Rizatdinova, en el campus de gimnasia rítmica de Utebo
Francisco Jiménez

Fuera de lo puramente deportivo, «el campus es un gesto de solidaridad con niñas de un país en guerra». «La cita –continúa Baquero– nos aporta la posibilidad de conocer gente nueva y culturas diferentes además de aprender nuevas técnicas, y sobre todo, nos va a permitir crear amistades y aprender otros valores».

Bronce en los Juegos de Río

La iniciativa del campus es un deseo de Rizatdinova, ganadora de 12 medallas en el Mundial de Gimnasia Rítmica desde Montepellier 2011 hasta el campeonato de Stuttgart en 2015 y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de 2016.

"El campus pretende darle una oportunidad y ayudar a las niñas refugiadas ucranianas»

«Con una vida enredada y complicada por la guerra», con su hijo de cuatro años y sus padres viviendo en Barcelona, pero con su marido defendiendo su país, Rizatdinova solicitó el campus «para darle una oportunidad y ayudar a las niñas refugiadas ucranianas».

«Estoy impresionada y muy agradecida por la acogida tan cariñosa y generosa de las familias de Zaragoza y del Club de Utebo», señaló la exgimnasta.

«En febrero, pensamos que la guerra iba a durar un mes y hoy no sabemos cuándo podremos volver a un país lleno de peligro y con las bombas explotando sin parar», afirma Rizatdinova, que quiere en un futuro próximo montar una escuela en España porque «le encanta el país y sus aficionados a la gimnasia, que recuerda siempre por su emoción».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión