Deportes
Suscríbete por 1€

boxeo

Del aula al ring: la profesora aragonesa Irene Puente, campeona de España de boxeo

La aragonesa, que trabaja como docente en el colegio Compañía de María, se ha alzado recientemente con el título nacional en la categoría -63 kg.

Irene Puente, a la derecha, celebra su victoria como campeona de España de boxeo.
Irene Puente, a la derecha, celebra su victoria como campeona de España de boxeo.
Fran Hurtado

A pesar de que pasó la mayor parte de su juventud en una cancha de baloncesto, Irene Puente siempre fue una “enamorada” del deporte. Fruto de esa pasión, hace cinco años decidió probar suerte en el boxeo, una disciplina desconocida hasta entonces para ella y que ahora, a sus 29 años y con una pandemia de por medio, le ha encumbrado como campeona de España en categoría -63 kg. La aragonesa, que trabaja como profesora en el colegio Compañía de María, reconoce seguir abrumada días después de alzarse con el título nacional en el campeonato disputado en Cartagena.

“No me lo acabo de creer. El Campeonato de España coincidió con el final del curso académico y ha sido todo una locura. Yo trabajo mejor bajo presión y, afortunadamente, han salido las dos cosas muy bien”, reconoce Puente, después de vivir unos meses de máxima actividad ya que “el colegio exige más horas de lo que la gente piensa”. “Son muchas semanas de sacrificio y esfuerzo donde tienes que renunciar a muchas cosas”, recuerda.

Un camino que Irene Puente ha recorrido junto a su pareja, también boxeador, y a un amplio equipo de profesionales después de subirse por primera vez a un ring hace cinco años. “El boxeo siempre me había llamado la atención, pero no lo veía para mí. Probé con un amigo en un bajo, me encantó y decidí apuntarme. Vivo en el centro e iba hasta Santa Isabel en el autobús para entrenar. Al principio lo hacía simplemente por hacer ejercicio, pero rápidamente me entró el gusanillo por competir”, rememora la zaragozana, que tuvo como primer entrenador a José Ramón Escriche, leyenda viva del cuadrilátero aragonés.

La gente se reía porque mi apariencia física no es la de una boxeadora, no me tomaban en serio. El día de mi debut disfruté muchísimo. Después he competido poco, porque en mi categoría hay pocas chicas a nivel nacional. Con la pandemia estuve a punto de debutar en los Campeonatos de España, pero después de llegar hasta Murcia, el compañero con el que había viajado dio positivo y me tuve que volver. He estado como tres años parada”, lamenta Puente, que después de ganar este año un torneo en Madrid vio cómo el 2022, por fin, le permitía alcanzar su sueño de debutar en un Nacional.

"Ser boxeadora no implica que te vaya a pegar"

Para llegar hasta aquí, la boxeadora sigue un exigente plan de preparación donde nada queda a la improvisación: seis días a la semana de entrenamientos, una estricta alimentación (vegana, eso sí), descanso, familia… y también trabajo. Una profesión como docente en la que no le resultó sencillo desvelar su pasión por los guantes y el ring. “Para mí, lo más difícil es romper las barreras con este deporte. Al principio, me daba respeto decir que era boxeadora. La gente lo ve como un deporte violento y en absoluto es así. Era algo que me imponía yo a mí misma, porque las familias lo han aceptado siempre. Los niños me hacen dibujos de boxeo, quieren que les enseñe… Hay gente que te dice: no te pega ser boxeadora. Yo siempre respondo que ser boxeadora no significa que te vaya a pegar”, concluye la deportista con una sonrisa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión