Deportes
Suscríbete por 1€

nieve

Virginia Pérez, apuesta segura de victoria sobre la nieve

La atleta afincada en Villanúa conquistó el primer mundial de carrera sobre nieve después de que el año pasado venciese en el Campeonato de España.

La atleta Virginia Pérez presume de medallas.
La atleta Virginia Pérez presume de medallas.
Christian Alonso Urrea

Dice Virginia Pérez Mesonero que a la nieve "hay que pillarle el truco", y vaya si se lo ha cogido. A lo largo de la que ya es una prolífica trayectoria deportiva, la atleta afincada en Villanúa ha competido sobre el manto blanco en dos competiciones. En la primera, hace un año, se hizo con el Campeonato de España de snow running; en la segunda, el fin de semana pasado, se colgó el oro en el primer Mundial que se celebraba de esta particular modalidad. «Logré el mayor éxito con el que cualquier atleta sueña desde pequeño, ser campeona del mundo», afirma aún con ilusión. Su actuación fue casi perfecta. Arrancó el viernes con un bronce en la carrera de kilómetro vertical, consistente en un trazado de 4,3 kilómetros con un desnivel positivo de 950 metros, y a ella el sábado le añadió el primer puesto en la de línea (12 km y +920 m). La conjunción de ambos resultados hizo que le correspondiese también una plata en la clasificación combinada. "Me volví con la colección completa", bromea.

La competición se desarrolló en el mismo escenario que el Nacional de 2021, en Sierra Nevada, y en ella participaron representantes de 14 países. "El fin de semana comenzó bastante bien con el kilómetro vertical, me estoy recuperando de una tendinopatía en un isquiotibial y noté que me faltaba entrenamiento, pero quedé tercera, lo que ya me pareció todo un logro", recuerda. "Al día siguiente salí a dar lo mejor de mí, empecé quinta, luego fui tercera y me vi en el podio y cuando ya me puse primera, me dije que podía ganar y me exprimí al máximo", narra su camino hacia la gloria. Paró el cronómetro en 1.18:39 y estuvo acompañada en el podio por la portuguesa Joana Soares y la sueca Sanna El Kott Helander.

"Hay que saber moverse por la nieve, en mi caso lo siento como algo innato, disfruto mucho, al igual que cuando hay mucho barro, y mi rendimiento sube", expone. Para preparar la cita, a pesar de sus problemas físicos, en el último mes pudo entrenar con normalidad. Además, fue a las estaciones de esquí aragonesas "para coger el tacto de la nieve, que es diferente, sobre todo en las bajadas". Aún así, "tenía dudas" antes de viajar a Granada.

Aunque el escenario era el mismo que el del Campeonato de España, en el que participó como miembro de la selección aragonesa -ahora lo hizo integrada en el equipo nacional-, las condiciones fueron distintas. "El aire hizo que en 2021 subiésemos a menor altura, esta vez hacía menos viento y frío, la nieve estaba blanda y teníamos poca visibilidad, a la hora de pisar te hundías y en los últimos cuatro kilómetros tuve que ir con mucho cuidado para no perderme, irme a un barranco o equivocarme de pista porque no se veía a más de diez metros", explica.

A las rivales las conocía de haberse medido con ellas en los trails de verano: "Sabía que iban a venir fuertes, muchas son de países donde hay más nieve y están acostumbradas". Como a ella le gusta, fue de menos a más. "Si sales a tope lo puedes pagar y más en un lugar como Sierra Nevada en el que arrancas a dos mil metros de altitud y llegamos a casi tres mil", expone.

"Llevarte un título mundial en febrero es empezar la temporada de manera increíble", reconoce alguien en cuyo palmarés figuran copas de España y del mundo junto a múltiples títulos nacionales e internacionales de trail, además de récords. Solo el año pasado también fue campeona de España de kilómetro vertical, tercera en el de carreras en línea, primera en la Transgrancanaria y participó en el Mundial de skyrunning. Ahora, su próximo reto será el nacional de kilómetro vertical en marzo dentro de una temporada en la que también quiere estar presente en la Copa del Mundo.

Enamorada del Pirineo

Natural de Guadalajara, estableció su base de operaciones en Villanúa en 2019 tras haber vivido en el País Vasco. "Desde que vine al Pirineo me muevo mejor en el terreno técnico, antes las bajadas me costaban porque para practicar me tenía que ir lejos de casa, aquí tengo mire dónde mire", comenta la deportista, que también es entrenadora y dietista. "Entreno en el valle del Aragón, en Santa Cruz de la Serós, en Panticosa, en Broto, en Benasque… Tengo muchos entornos espectaculares entre los que elegir", comenta enamorada del Pirineo.

Loading...
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión