Deportes
Suscríbete por 1€

Copa del Rey, Utrillas-Valencia: la pasión estalla en La Vega

El campo de fútbol de Utrillas, a reventar de público, ha hecho este jueves historia al ser escenario del partido más desigual de la Copa del Rey. La afición se ha volcado con su equipo.

Aficionados del Utrillas animan al equipo en el campo
Aficionados del Utrillas animan al equipo en el campo
Javier Escriche

Si el Utrillas ha perdido este jueves por la noche, no ha sido por falta del calor de su afición. El pueblo de pasado minero ha dado rienda suelta a toda su pasión futbolera, contenida durante una semana, desde que conociera que su humilde equipo local se batiría con uno de los grandes, y ha convertido su estadio de La Vega en una fiesta histórica.

En las gradas, a reventar de público desde media hora antes del inicio del partido contra el Valencia, no hubo calma ni un segundo. Nada más comenzar el encuentro, las peñas futboleras, como el Frente Minero, desplegaron todo su repertorio de arengas y a pleno pulmón, ignorando el viento helador que congelaba hasta el aliento, no pararon de dar ánimos a sus héroes del fútbol ayudándose de un par de bombos gigantes.

"¡El Utrillas es el mejor!", "Somos los más fuertes!", "¡Vamos Utrillas, que no importa el resultado!", gritaba sin descanso Pedro Antonio García, uno de los cientos de entregados al conjunto minero. Pero, luego, sí pareció importar, y mucho, el asunto del marcador, pues el delirio estalló desde los asientos cada vez que el equipo local rozó el balón. Cuando el portero turolense logró parar el penalti del Valencia en la segunda parte, La Vega retumbó de alegría. Durante todo el choque, la afición minera fue en pos de su sueño. No pudo ser, pero tocó el cielo por un día.

La hinchada valenciana tampoco se quedó atrás. El rincón del rival fue decorado pronto con banderas de la Comunidad levantina y decenas de carteles amarillos que rezaban "Lim go home", en alusión a los problemas económicos del club. Los visitantes alentaron a su equipo con todas sus fuerzas y celebraron, levantando sus bufandas, los tres goles que metió el cuadro valenciano. Para la mayoría, era la primera vez que pisaban Utrillas. Fue el caso de Álex Pérez y David Bolinches, quienes confesaron que ayer, tras más de 200 kilómetros de autobús, ponían en el mapa a Utrillas. David Fabregat y su hijo Santi también descubrían la localidad minera. Al chaval, de 12 años, el pueblo le gustó "mucho", pero echó en falta "más tiendas".

Pero el 0-3 no logró derrotar moralmente a los utrillenses. Como ha dicho el alcalde, Joaquín Moreno, "el premio ha sido que este exótico partido -el más desigual de la Copa del Rey al enfrentar al poderoso Valencia, en Primera División, con un equipo de Regional Preferente- se haya jugado aquí, en un municipio de 3.500 vecinos". Los más de 30 medios de comunicación que se dieron cita en Utrillas y la retransmisión del encuentro por streaming abrieron una ventana para que cuatro millones de espectadores de toda Europa pudieran ver el partido.

La localidad fue un hervidero de gente desde primera hora de la mañana y hoteles, bares y restaurantes estuvieron todo el día al 100% de ocupación. "Hemos tenido tres veces más clientes que en un día normal. He tenido que llamar a los tres empleados que estaban descansando", explicó Miguel Ángel Bellés, gerente del restaurante La Mina. "Si todas las semanas tuvieramos un partido de esta categoría, Utrillas sería otra cosa", agregó.

Mayte Pérez: "Aquí no se nota el frío, el calor del público puede con todo. Es un orgullo vivir un partido en el que Utrillas ya ha hecho historia"

Toda la mañana, el himno del CD Utrillas sonó en la plaza del Ayuntamiento por megafonía y la estatua de El Minero que preside este punto neurálgico, lució en su cuello la bufanda blanquiazul. Por si acaso, el alcalde recordó en un bando, que el coronavirus sigue presente y no hay que bajar la guardia.

En el palco de las autoridades también se respiraba emoción. "Aquí no se nota el frío, el calor del público puede con todo. Es un orgullo vivir un partido en el que Utrillas ya ha hecho historia", dijo la consejera de Presidencia de la DGA, Mayte Pérez. Junto a ella, el presidente de la Comarca Cuencas Mineras, José María Merino, admitía no haber podido imaginar jamás "que el Utrillas jugaría con un equipo de Primera". El director general de Deportes, Javier de Diego fue claro: "Hemos perdido, pero lo importante es que la comarca se ha llenado de ilusión".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión