Deportes
Suscríbete

pádel

"La vida se trata de caer y volver a levantarse"

Tres meses después de anunciar que Mapi padece esclerosis múltiple, las Alayeto están recuperando su mejor nivel, alcanzando las semifinales en tres de los últimos cuatro torneos.

Mapi y Majo Sánchez Alayeto, sonrientes en el torneo de pádel de Barcelona disputado la pasada semana.
Mapi y Majo Sánchez Alayeto, sonrientes en el torneo de pádel de Barcelona disputado la pasada semana.
world padel tour

Hace poco más de tres meses, Mapi Sánchez Alayeto comunicó que le habían diagnosticado esclerosis múltiple del tipo recurrente reminente. La jugadora aragonesa, leyenda del pádel internacional, anunció de inmediato que su intención primera era seguir compitiendo en el circuito profesional. Pelear con las mejores por volver a ser lo que siempre fue junto a su hermana Majo: una de las grandes referentes del pádel mundial. "Si la enfermedad me lo permite, quiero seguir jugando", aseguró con ambición y valentía. Mapi se propuso ser un ejemplo de superación, un espejo en el que mirarse desde el esfuerzo y la valentía. De hecho, llegó a jugar dos torneos con las piernas totalmente dormidas. Palabras mayores para una luchadora incansable.

Junto a su inseparable hermana Majo, tres meses después ya está peleando de tú a tú con las mejores del circuito. En los últimos cuatro torneos, han alcanzado tres veces la ronda de semifinales (en Málaga, Sardegna y Barcelona) y solo la lesión en el tobillo de su gemela –hoy sabrá el alcance exacto– les impidió pelear al cien por cien por el título el pasado fin de semana en Barcelona. "Estoy feliz. Por suerte, no estoy teniendo síntomas importantes. Estoy bastante estabilizada, que era mi prioridad. En el momento en el que mi hermana y yo estamos bien físicamente, podemos desarrollar nuestro juego y los resultados ahí están", relata Mapi. "Es una enfermedad de ir día a día. Un día estás más cansada y otro estás mejor. Siempre te acompaña la incertidumbre de si te va a dar un brote o no. Y es cierto que después de los torneos termino un poco más fatigada que el resto, pero luego me repongo bien", relata con naturalidad. Y agrega: "Me han cambiado el tratamiento y no he tenido todavía ninguna revisión. Me toca el mes que viene".

La fuerza de voluntad de Mapi está sorprendiendo a propios y a extraños. Su gemela Majo subraya su capacidad de superación. "Mapi le está echando un par de narices. Siempre sale hacia delante. Aunque haya días que, lógicamente, está más cansada o desanimada, trata de convivir con la enfermedad. La veo muy bien, fuerte. Está muy positiva", explica Majo, que hoy conocerá el alcance de la lesión de tobillo que les impidió pelear por el título en Barcelona. "Parece que nos han hecho vudú este año", ironiza. Pese a todo, Majo asegura que las Alayeto son felices en la pista, alcanzando ya las rondas decisivas y volviendo a rozar su mejor nivel sobre la pista de pádel. "Estamos contentas porque hemos podido desarrollar nuestro juego. Hacía tiempo que no estábamos a este nivel, a pesar de todos los contratiempos de la temporada", señala orgullosa.

Las aragonesas, en este sentido, son un ejemplo de superación. De tenacidad. De esfuerzo. "Este año no estamos teniendo muy buena suerte con los problemas físicos, pero el mensaje que tratamos de dar es que pese a las dificultades, hay que seguir hacia delante. Hay que levantarse las veces que haga falta. Y eso no solo hace referencia al deporte. Hace referencia a la vida. Hay veces que se hace difícil y es duro, pero hay que ser fuerte mentalmente. La vida se trata de caer y volver a levantarse", describe emocionada Mapi, que está plantando cara a una dura enfermedad y que, pese a ello, sigue en la élite del pádel, codeándose con las mejores, rozando los títulos.

La ilusión de los títulos

"Majo y yo sabemos que podemos dar mucho de nosotras todavía. La suerte no nos está acompañando por los parones y los problemas físicos, pero sabemos que estamos para luchar por los títulos, por cualquier torneo. En Barcelona estábamos jugando muy bien, ganamos a la pareja número uno del circuito en cuartos. Después, íbamos venciendo 4-1 en semifinales y tuvimos la mala suerte de la lesión de Majo. Nos veíamos y nos vemos con posibilidades", señala con ambición. "Hemos estado muy cerca de los títulos. Ojalá que podamos conseguir un torneo si mi tobillo me lo permite. Nosotras cada vez que saltamos a la pista lo hacemos para ganar", concluye Majo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión