Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El US Open rejuvenece con una final de adolescentes

Fernandez y Raducanu disputarán la final del torneo más joven en las últimas dos décadas.

Leylah Fernandez y Emma Raducanu
Leylah Fernandez y Emma Raducanu
Agencias

La de Emma Raducanu es una de las historias más sorprendentes que ha dejado el tenis en los últimos dos meses. Clasificada más allá del puesto 330, la jugadora británica recibió una invitación para disputar Wimbledon y saltó a la fama gracias a su ascenso hasta los octavos de final en Londres. Su tenis agresivo, su carismática sonrisa y la forma en la que terminó su actuación en Wimbledon (con un problema respiratorio) la convirtieron en la protegida de toda Inglaterra.

Y Raducanu, lejos de conformarse con 15 minutos de fama, ha creado un relato aún mayor en Nueva York, donde ha destrozado todos los registros de precocidad británicos. Se ha convertido en la primera tenista en la historia, contando hombres y mujeres, en llegar a una final de Grand Slam desde la fase previa. Es, además, la primera británica en llegar a una final en 44 años (Virginia Wade, Wimbledon 1977) y la primera en hacerlo en el US Open desde Wade en 1958.

Y lo curioso es que ha completado esta carrera de juventud para encontrarse en la pelea por el título con una jugadora que cumplió los 19 años hace escasos días. Leylah Fernandez, de padre ecuatoriano y madre canadiense, se ha destapado como la matagigantes del torneo. Ha eliminado en su camino a la final a Naomi Osaka, aún vigente campeona, a Angelique Kerber, campeona del torneo en 2016, a Elina Svitolina, bronce olímpico en Tokio, y, como último obstáculo, a Aryna Sabalenka, número dos mundial.

Contra la bielorrusa en semifinales volvió por tercer partido seguido a marcharse hasta los tres sets y las más de dos horas de partido (7-6 (3), 4-6 y 6-4), todo lo contrario a una Raducanu que, entre la fase previa y los seis partidos del torneo, aún no ha cedido un solo set. Su última víctima fue la griega Maria Sakkari (6-1 y 6-4). Y es que su dominio ha sido tal que nadie le ha ganado más de cinco juegos en un set en el cuadro final. Y eso que ni ella misma confiaba en sus posibilidades aquí y reservó el vuelo de vuelta a Londres para después de la fase previa.

"Este tiempo en Nueva York ha pasado rapidísimo. He ido pensando en el día a día y tres semanas después estoy en la final. No puedo creérmelo. ¿Expectativas en la final? Vengo de la previa, así que, técnicamente, no hay presión para mí", apuntó Raducanu.

Será la final más joven desde que Serena Williams se llevó el título en 1999 contra Martina Hingis y se abrirá la posibilidad de que o bien Raducanu continúe el legado de Wade, terminando con 44 años de espera, o Fernandez reedite el triunfo de su compatriota Bianca Andreescu hace dos años con la misma edad.

De momento, Fernandez va a subir en el ranking hasta el puesto 27 (19 si gana el título), en tanto que Raducanu ya es la primera raqueta británica, en la posición 32, y sería 23 si se alza con la copa plateada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión