Deportes
Suscríbete

Italia aparta a Bélgica del camino de Wembley

La 'Azzurra', una equilibrada y vistosa selección de autor, luchará el próximo martes contra España por un puesto en la final de la Eurocopa.

Italia celebra el pase a semifinales de la Eurocopa
Italia celebra el pase a semifinales de la Eurocopa
Stuart Franklin / POOL

Italia, de nuevo la 'Azzurra', apartó del camino a la frustrada Bélgica de Roberto Martínez con sendos golazos de Barella e Insigne y será la rival de España en la gran semifinal del próximo martes en Wembley. Palabras mayores, un duelo entre dos selecciones rejuvenecidas, sin las estrellas del pasado pero con sendas apuestas atractivas y un gran trabajo detrás de sus entrenadores. Equipos de autor, podría decirse. Tras el histórico fracaso de no clasificarse para el Mundial de Rusia, los transalpinos han vuelto a la élite. Ya son 32 partidos sin perder y 13 victorias en serie, de ellas cinco en esta Eurocopa. Su confianza es máxima, su ritmo alto y su manejo de las dos áreas indiscutible. Una mezcla interesante de veteranía en sus dos centrales eternos, juventud, hambre de éxitos y talento de tipos como Barella, que al fin apareció en el torneo con un gran gol, o Chiesa.

Vencieron en Múnich porque fueron más contundentes que los belgas, con serios problemas por la lentitud y de sus viejos centrales, pero pierden por una lesión muscular ante la Roja a Spinazzola, el mejor lateral del torneo. Ante Italia empezó todo, con ese triunfo por penaltis en los cuartos de final de 2008 que marcó un punto de inflexión histórico, y España completó quizá su mejor partido de siempre en la final de la Eurocopa de 2012 (4-0). Pero también confirmó su declive hace cinco años en los octavos de final disputados en Saint-Denis (0-2), con una lección magistral en los banquillos de Conte a Del Bosque.

Grata sorpresa presenciar un duelo tan descosido desde el principio. Cuando dos grandes selecciones se miden en un todo o nada de cuartos, lo habitual es no arriesgar y cerrar espacios. Pero esta vez ambas selecciones quisieron proponer más que contrarrestar. Fieles a su estilo, ofrecieron un encuentro muy abierto y entretenido. Ritmo alto, ocasiones, emoción, polémica...

Hubo algunas sorpresas en los planteamientos de los Robertos. Mancini se rindió por fin a la calidad de Federico Chiesa. Se ha ganado la titularidad el juventino. Fue el MVP en la victoria contra Gales y descosió a los austriacos cuando salió para la prórroga en octavos. En los 'diablos rojos', llamó la atención la titularidad al final de Kevin De Bruyne, entre algodones desde el choque de octavos. Sobre todo, nadia esperaba la presencia del extremo Jeremy Doku, extremo eléctrico del Rennes que solo tiene 19 años y menos galones que Yanick Carrasco y Mertens. Fue el mejor de su equipo, pero algo no le ha debido a gustar hasta ahora al técnico catalán del colchonero y el napolitano al no contar con ninguno en el once pese a la lesión de Eden Hazard, fuera de la convocatoria. La baja por lesión del madridista ya no es noticia vistos sus dos últimos años.

Insigne, autor del segundo gol de Italia
Insigne, autor del segundo gol de Italia
ANDREAS GEBERT

Oler sangre

Comenzaron mejor los belgas, pero les condenaron los errores defensivos en el primer acto. Donnarumma sacó dos manos soberbias para desviar sendos disparos de De Bruyne y Lukaku, que conectaban bien. Sufrían Chiellini y Bonucci para frenar a 'Big Rom', pero fue Vertonghen el que marcó un punto de inflexión en el otro área. Cometió un error grosero en la salida de balón, Verratti cortó y Nicolo Barella demostró por qué es la gran sensación actual del fútbol italiano. Control, dos quiebros geniales y disparo junto al palo.

Se crecieron los transalpinos con ese gol, olieron la sangre y se fueron a por el enemigo herido. Avisó Chiesa con una plástica rosquita que se marchó cerca del poste de Courtois, que nada pudo hacer para detener un tiro similar de Insigne, siempre amenazante.

El trámite parecía resuelto, pero Di Lorenzo resucitó a los belgas. Le metió un brazo absurdo a Doku al borde del descanso, un penaltito que no dejó pasar el esloveno Vincic. No perdonó Lukaku. Trató de controlar más el tiempo Italia tras el descanso a través de un mayor control de balón. Pero si los belgas sufrían atrás porque Vermaelen, Vertonghen y Alderweireld reculan demasiado, lo mismo ocurría con Chiellini y Bonucci. Doku era una amenaza permanente para Di Lorenzo y De Bruyne y Lukaku para los centrales. Celebraron los italianos casi como un gol a favor el balón milagroso que sacó Spinazzola casi bajo palos. No era para menos. Lloraron su posterior lesión, la quinta de este curso, pero Italia, siempre Italia, vuelve a estar entre los mejores. Grande.

Bélgica-Italia (1-2)

Bélgica: Courtois, Alderweireld, Vermaelen, Vertonghen, Meunier (Chadli, min. 70, Praet, min. 74)), Tielemans (Mertens, min. 69), Witsel, Thorgan Hazard, Doku, De Bruyne y Lukaku.

Italia: Donnarumma, Di Lorenzo, Chiellini, Bonucci, Spinazzola (Emerson, min. 80), Barella, Jorginho, Verratti (Cristante, min. 74), Chiesa (Tolói, min. 90+1), Immobile (Belotti, min. 74) e Insigne (Berardi, min. 79).

Goles: 0-1: min. 31, Barella. 0-2: min. 44, Insigne. 1-2. min. 45+2, Lukaku, de penalti.

Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia): Mostró amarilla Verratti, Tielemans y Berardi.

Incidencias: Partido de cuartos de final de la Eurocopa disputado en el Allianz Arena de Múnich.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión