Deportes
Suscríbete por 1€

ciclismo

Los consejos de Chema Arguedas para los cicloturistas principiantes

El preparador zaragozano propone una serie de recomendaciones básicas para los nuevos aficionados al ciclismo nacidos al calor del actual boom de la bicicleta. 

Quebrantahuesos 2019 / 22-6-19/ Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Quebrantahuesos celebrada en 2019 
Rafael Gobantes

El boom de la bici y el cicloturismo ha animado a cientos de nuevos aficionados a este deporte a lanzarse a las pistas forestales, caminos, carreteras, puertos de montaña, con el impulso lógico de quien descubre una nueva y estimulante afición. Sin embargo, el ciclismo, un deporte sencillo, de poco impacto en articulaciones y de poca incidencia de lesiones, requiere unos mínimos de capacitación atlética que deben cuidarse, cumplirse y vigilarse. Chema Arguedas, entrenador y preparador físico zaragozano, autor de varios libres y un referente en planes de entrenamiento para cicloturistas ofrece algunos consejos elementales para los recién iniciados.

“Hay que tener en cuenta que, a estos niveles, puedes alcanzar rendimientos que ni en sueños te puedes imaginar. Y hablo de gente de 40 y 50 años con potencial para mejorar. Pero hay que hacerlo con salud”, recalca Arguedas.

Para él es esencial un periodo de adaptación y acondicionamiento previo a aplicar grandes intensidades, o emprender retos mayores, como una prueba de gran exigencia o una marcha como la Quebrantahuesos o la Orbea Monegros. “La base es fundamental. Sobre todo, en ciclistas recreativos sin un bagaje previo en el deporte. Es un paso que no podemos saltarnos. Podemos tener unas condiciones para mejorar y podemos ‘tunear’ nuestro organismos, pero hay que seguir un proceso, unos pasos”, señala. “La base consiste en dos o tres meses, según el nivel, yendo suave, subiendo la intensidad progresivamente, sobre todo los principiantes. A nadie le gusta ir despacio en bici, que nos adelante todo el mundo, y no poder salir con la grupeta o con amigos a darnos palos y picarnos. Pero el secreto está en ir despacio en invierno. Ya verás como en mayo y junio correrás. Si en diciembre te tenían que esperar, a lo mejor después, tú eres quien espera los colegas”, explica.

Este periodo de base, según Arguedas, ayuda a mejorar la “recuperación”, pero también “a asimilar mejor luego mayores cargas”. “Nos permite tener unos mejores cimientos para cuando subamos la intensidad”, añade.

Otro aspecto fundamental en los primeros pasos en bici es descartar cualquier problema o contraindicación de salud. “Hay que hacerse una prueba de esfuerzo, más todavía en los tiempos actuales, con la pandemia. Hay un 40% de la gente que ha pasado la enfermedad de forma asintomática, y esta enfermedad se está viendo que puede dejar alguna secuela a nivel cardíaco”, avisa. También, a su juicio, es fundamental llevar un control del peso corporal: “El sobrepeso puede ser un problema para quien nunca ha sido deportista y por lo tanto no tiene una cierta capacidad aeróbica”.

Arguedas anima a tomárselo con calma, sin prisas. “Esto es un proceso. Participar en determinadas marchas exige un tiempo de preparación y cumplir unas determinadas leyes de entrenamiento”, indica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión