Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

deporte

Jaque al cicloturismo aragonés

Varias pruebas populares de ciclismo de la Comunidad han visto alterado su calendario ante las medidas impuestas para contener la epidemia de coronavirus: Orbea-Monegros, Sesé Bike, Jamón Bike, BTT Quinto…

Orbea Monegros BTT, Prueba ciclista / 27-4-19 / Foto Rafael Gobantes [[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Orbea Monegros BTT,
Rafael Gobantes

La expansión del coronavirus y las medidas del decreto de estado de alarma han desarbolado el calendario de cicloturistas y otras pruebas populares en el calendario aragonés. El mes de marzo suele suponer el pistoletazo de salida a un creciente número de eventos de este tipo que se extiende durante toda la primavera y el comienzo del verano: de finales de marzo a finales de junio, Aragón se puebla de marchas y carreras en todas las disciplinas, desde la carretera, a la bicicleta de montaña o el BMX.

Los acontecimiento de los últimos días han obligado a suspender las pruebas de marzo, a aplazar algunas de abril y ha puesto en jaque todas las demás. La cuarentena no solo ha alterado el calendario sino también los planes de entrenamiento y deportivos de numerosos aficionados o cicloturistas. De momento, las cancelaciones han llegado a los eventos a corto plazo: se ha anulado la XCO organizada por el Club Ciclista Cuarte de Huerva prevista para este domingo, también se ha suspendido la BTT Quinto de la localidad aragonesa programada el mismo día o la Jamón Bike de Calamocha, prevista para el 28 de marzo. Todas ellas, pruebas de ámbito y participación, principalmente, local o regional. Pero también se ha abortado la Orbea Monegros del 25 de abril, en Sariñena, suspendida de modo indefinido en Sariñena, con 8.000 inscritos procedentes de toda España, un evento multitudinario, con una amplia cartera de patrocinadores y un fuerte impacto económico en la comarca de Los Monegros.

También ha anunciado su aplazamiento la incipiente Sesé Bike de Urrea de Gaén, en el Bajo Martín turolense. Una cicloturista benéfica que este año iba a contar Alberto Contador como padrino. Programada para el 19 de abril, en su caso, la organización sí ha encontrado una fecha alternativa: el 19 de septiembre.

Estas suspensiones, en la mayoría de los casos, presentan muchas dificultades organizativas para encontrar otras fechas: permisos de Guardia Civil, coberturas de seguros, logística sanitaria… En el aire está una de las marchas de principio de mayo (sábado, 9), La Rompepiernas, con sede en Sos del Rey Católico y recorrido por las Cinco Villas. Aún no está cancelada, pero sí en el aire, según han informado sus organizadores: “Llevamos estudiando la situación en que nos encontramos desde hace días. La velocidad nos está atropellando a todos y exige calma y tranquilidad. Hemos preguntado a la Federación Española de Ciclismo por la posibilidad de aplazar la prueba a otra fecha en caso de no poder celebrarse en las fechas previstas. Estamos esperando contestación. Por otra parte si el problema del coronavirus se mantiene y los decretos siguen como ahora en la fecha de 9 de mayo estaríamos inhabilitados para celebrar la prueba. Nuestras acciones serán siempre con responsabilidad y velando por la seguridad y el buen nombre de la Rompepiernas”.

En similar escenario, se encuentra la HU-108 de BTT prevista en Huesca para el 16 de mayo. “Desde la organización, no nos planteamos la opción de cancelar o aplazar la prueba, puesto que entendemos ahora mismo, según la información de la que disponemos, se puede mantener. Se tomarán las medidas oportunas para adaptarse a cualquier inconveniencia que pueda surgir. En caso de que en España la situación sobre el Covid-19 empeorará, la organización determinaría lo procedente respecto a la cancelación o aplazamiento de la prueba, decisión que se comunicaría a los participantes y agentes implicados con la suficiente antelación”, reza un comunicado.

Por su parte, la Quebrantahuesos y la Treparriscos, el evento de referencia del calendario, permanece en su fecha, el 20 de junio. Será la evolución de los acontecimientos y las medidas sanitarias que se puedan mantenerse u otras que puedan instalarse en las próximas semanas lo que determinará si se puede celebrar o no en Sabiñánigo su edición número 30.

¿Y los cicloturistas?

Las medidas del estado de alarma y la amenaza del coronavirus ha convulsionado el calendario de marchas, pero también ha desbaratado los planes de los miles de ciclistas populares, ahora confinados, recluidos en el rodillo y sometidos a las prohibiciones del estado de alarma. Meses de preparación corren el riesgo de desbaratarse y cientos de programas de entrenamiento se han agrietado. “Lo primero, hay que subrayar es que ahora las prioridades son otras”, avanza Chema Arguedas, entrenador aragonés, autor del best seller ‘Planifica tus Pedaladas’ y experto en preparación de ciclistas de todos los niveles. “Lo nuestro es un hobby, quieras o no tenemos ahí el rodillo para solventarlo. Si nos pegamos dos semanas o un mes entrenando con él tampoco nos va a pasar nada. Es un aburrimiento, al menos para mí, pero te hace un apaño. El problema lo tienen en realidad los profesionales, elite o sub 23”, expone.

Arguedas ofrece algunas claves para reajustar esos entrenamientos cicloturistas: “El rodillo es una buena herramienta. Nos va a permitir hacer trabajo de calidad, series de consumo máximo de oxígeno, de fuerza, de umbral… Eso se hace bien. Un cicloturista no debería perder mucha forma, menos aquellos que estén enfocados a pruebas de BTT de dos o tres horas de duración”. En todo caso, da un dato importante: el trabajo ya hecho. “Ahora veremos, con este parón, quién ha hecho un buen trabajo de base, aunque dependerá del momento de la planificación en el que esté. Quien hace un buen trabajo aeróbico suele estar más tiempo en forma, por lo que notará menos la reducción de horas de esta situación. Puede decirse que vive de rentas”. Su consejo es no quemar el rodillo: “Soy partidario de no hacer más de una hora y media. Si es necesario hacer más volumen podemos hacer doble sesión, siempre con buena ventilación e hidratación”.

¿Y cuánto tiempo tardará en caer la forma? Contesta Arguedas: “Fíjate, hay gente que incluso va a coger más forma, porque esto depende de cada uno y a lo mejor, sin otra cosa que hacer en casa, uno entrena más tiempo. Es muy individual. Pero, en líneas generales, las adaptaciones fisiológicas las comenzamos a perder tras diez o catorce días de parón: a los 15 días cae un 10%, a los 10 días el corazón pierde tono y las pulsaciones suben más rápido para el mismo esfuerzo, aumentan también las máximas y las basales… Cuanto más días paremos, más necesitaremos para recuperar adaptaciones. A nivel muscular, se pierde capilarización, también se recicla peor el lactato… Hay pérdidas enzimáticas, a nivel oxidativo… En resumen, nos volvemos menos eficientes. Y a partir de las tres semanas, el cuadro ya es catastrófico, hay que volver a empezar de cero. Esperemos no llegar a esos extremos”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión