Despliega el menú
Deportes

deporte

Rutas senderistas para escapar de la ciudad sin salir de Zaragoza

La imposibilidad de realizar desplazamientos, sumada a la reducida oferta de ocio derivada de las restricciones, ha conllevado el esparcimiento de la población por las calles y entornos naturales.

Galacho de la Alfranca.
Galacho de la Alfranca.
Heraldo

La desescalada posterior al confinamiento animó a buena parte de la población a abandonar los comportamientos sedentarios y ampliar su relación con la naturaleza. Incluso los más reacios al deporte comenzaron a practicar distintas actividades al aire libre, mostrando una tendencia que ha crecido con el confinamiento perimetral de Zaragoza

La imposibilidad de realizar desplazamientos, sumada a la reducida oferta de ocio derivada de las restricciones (limitaciones horarias en bares y grandes superficies, toque de queda a las 22.00…) ha conllevado el esparcimiento de la población por las calles y entornos naturales.

Un paseo por la capital aragonesa basta para comprobar esa tendencia. Desde el centro de la ciudad hacia la periferia, se puede ver a un elevado número de personas (con y sin bastón) que se dirigen a las zonas verdes para completar caminatas de distintos grados de exigencia. 

La web Zaragozanda, elaborada hace tiempo por el Ayuntamiento y la Federación Aragonesa de Montañismo, contiene más de 20 rutas periurbanas que son utilizadas como modelo por los ciudadanos. Las mismas recorren la margen izquierda del Ebro, que conecta la ribera con la historia de Zaragoza; la desembocadura del Gállego; el camino natural de la Alfranca, el canal y los Pinares de Venecia; el meandro de Ranillas o la Fuente de la Junquera.

Otras, como la popularmente conocida como ‘el abrazo al Ebro’ o ‘la vuelta grande’, bordean por completo Zaragoza y requieren de varias horas. Es decir, se tienen que plantear los fines de semana o en un día libre, al estilo de los ‘Domingos de alpargata’ que propone la Asociación Deportiva Os Andarines. 

Este próximo domingo, 31 de enero, se organizará una caminata por los Galachos de Juslibol. Dadas las circunstancias sanitarias, se formarán grupos de cuatro andarines respetando las distancia y con la mascarilla puesta durante todo el recorrido. Antes, este mismo jueves 28 de enero, Os Andarines programará otra escapada hacia la Cartuja que forma parte de los denominados ‘Multiretos’ de la asociación, que constan de una decena de andadas de entre 18 y 29 kilómetros por Zaragoza. 

El último ‘domingo de Alpargata’ formamos 16 grupos de cuatro personas y los ‘Multiretos’ suelen juntar un número de caminantes similar, pero en estos momentos las actividades estrella son las quedadas para mayores de 55 años. Fueron creadas por el Ayuntamiento de Zaragoza en diciembre y reúnen (con las debidas medidas de distanciamiento) a unas 150 personas”, explica José María Gállego, presidente de Os Andarines, sobre unas andadas que se programan tres veces a la semana. 

Cada día arranca de un punto. Los lunes a las 18.00 salimos desde La Chimenea (margen izquierda del Puente de Santiago); los miércoles a las 10.00 desde el Parque José Antonio Labordeta; y los viernes a la misma hora desde la pasarela del voluntariado para hacer un recorrido por la Expo”, añade Gállego, y subraya que este tipo de caminatas son vistas como “una gran alternativa de ocio” en estos tiempos de pandemia. 

Ruta senderista que arranca de La Chimenea.
Ruta senderista que arranca de La Chimenea.
Heraldo.es

El año pasado se tuvieron que suspender 60 de las 67 actividades que había programadas, pero en 2021, siempre cumpliendo con las pautas sanitarias, se están pudiendo desarrollar un gran número de andadas. “En los últimos meses, dado el confinamiento perimetral, todas las rutas se organizan por el entorno de Zaragoza capital. De ahí que zonas como el Canal Imperial o el camino de la Alfranca estén llenos de andarines”, concluye Gállego.

Etiquetas
Comentarios