Despliega el menú
Deportes

ciclismo

Sergio Samitier: "Estoy muy contento con mi primera parte del Giro"

El barbastrense Sergio Samitier (Movistar) se muestra "muy contento" por su rendimiento en las nueve primeras etapas del Giro de Italia en las que se ha situado como tercer español en la general. 

Sergio Samitier, este lunes, en su llegada en la tercera etapa del Giro de Italia.
Sergio Samitier, este lunes, en su llegada en la tercera etapa del Giro de Italia.
BettiniPhoto

Sergio Samitier (Movistar) se muestra "muy contento" por su rendimiento en las nueve primeras etapas del Giro de Italia en las que se ha situado como tercer español en la clasificación general, en la decimonovena posición, a 4:06 del portugués Joao Almeida (Deceuninck Quick Step).

"Estoy muy contento con lo que he hecho en esta primera parte del Giro", ha explicado a EFE el ciclista aragonés en la primera jornada de descanso de la carrera rosa.

Samitier se ha mostrado sincero al reconocer que en estas nueve primeras etapas "no pensaba estar tan delante en la clasificación general porque ese no era el objetivo pero se ha ido dando así la carrera y poco a poco ahí he estado".

Ahora, en la segunda y tercera semana de carrera, el barbastrense piensa en afrontar la carrera con "otra actitud" tras haber perdido tiempo con los primeros clasificados.

"Ahora la general está bastante más clara y ya he perdido bastante tiempo y el objetivo es luchar por lo que he venido al Giro, a pelear por alguna etapa. Espero que pueda darse esa situación", ha comentado.

Sobre el rendimiento del equipo telefónico en la carrera italiana considera que "lo estamos haciendo bien y ojalá se recompense el trabajo que hemos hecho", a la vez que reconoce que la "libertad con la veníamos todos" se está reflejando en la forma en la que están afrontando las etapas.

"Claro que a partir de ahora con el equipo vamos a ir a pillar escapadas y victorias. Vamos a pelear por etapas que es a lo que hemos venido y yo estoy muy bien de forma", ha insistido.

Sobre la carrera italiana destaca especialmente la longitud de las etapas, con siete de ellas con 200 o más kilómetros, incluso la decimonovena con 251 kilómetros, aunque se está adaptando bien, como la que finalizó este domingo en Roccaraso con "208 kilómetros, frío y lluvia y 4.500 metros de desnivel".

En esta novena etapa ha reconocido que pagó muy caro el frío y la lluvia porque "la lié, me tenía que haber abrigado más y llegué a los cuatro últimos kilómetros congelado", momento a partir del cual terminó cediendo tiempo con los mejores de la general, pero también cree que le servirá "de lección para el futuro, porque de todo se aprende".

"He llegado a este primer día descanso menos cansado que en la Vuelta el año pasado. Ha coincidido con el décimo día de carrera y me noto menos cansado", ha comentado.

En el pelotón ya se empieza a rumorear que en las etapas alpinas hay recorridos alternativos por las posibles inclemencias meteorológicas, aunque es consciente de que serán igual de complicadas. "No sé que es peor si no subir el Stelvio o pasar por el Mortirolo y tampoco me hace mucha gracia", explica.

De lo que está sorprendido es de cómo se vive en Italia el Giro a pesar de las limitaciones de asistencia por la crisis sanitaria por el coronavirus.

"Estoy flipando. Hay un montón de gente. En la Vuelta sin Covid-19 hay menos gente que en el Giro con Covid", concluye. 

Etiquetas
Comentarios