Despliega el menú
Deportes

ciclismo

El aragonés Sergio Samitier se exhibe en la tercera etapa del Giro de Italia

El oscense atacó a 5 kilómetros de meta y terminó entre los mejores del día. "Ha sido una etapa muy dura", explica.

Sergio Samitier, este lunes, en su llegada en la tercera etapa del Giro de Italia.
Sergio Samitier, este lunes, en su llegada en la tercera etapa del Giro de Italia.
BettiniPhoto

Sergio Samitier. Recuerden este nombre. El ciclista aragonés ha terminado este lunes 17º en la tercera etapa del Giro de Italia, una exigente jornada de montaña que terminó en el volcán Etna y que se llevó por delante a dos de los favoritos para el triunfo final, los británicos Geraint Thomas y Simon Yates. El triunfo fue para el ecuatoriano Jonathan Caicedo, mientras que el portugués Joao Almeida es el nuevo líder de una carrera que apunta a ser tan divertida como apasionante. Samitier, barbastrense de 25 años, terminó la durísima etapa 17º, a solo 01:37 del ganador y en la clasificación general ya es 20º, a 2:06 del líder. El aragonés no va a ganar el Giro de Italia, ni va a estar en el pódio final, pero esta puede ser la carrera que le consagre definitivamente en la élite del ciclismo profesional. Entre los mejores.

Como muestra, la etapa de este lunes en la que aguantó con los favoritos hasta el final e, incluso, se animó a atacar a solo 5 kilómetros de la meta. "Antes del Etna ya ha sido una etapa muy dura. Se hacía realmente exigente porque se iba muy rápido todo el día, la fuga también llevaba mucho ritmo y era un terreno que tenías que estar muy bien colocado, porque era todo el rato bajada, subida, bajada, subida, bajada, subida", relata desde Italia. "Íbamos todo el día gastando de más, y al llegar al puerto se ha visto que la gente estaba muy tocada del esfuerzo de todo el día", abunda.

Y ahí llegó el momento clave del día, la subida final en la que Samitier aguantó con los mejores. Personalmente trataba de motivarme, acordándome de, como dice Chente, los ‘muertos asintomáticos’, que van justos pero no dan síntomas. Vas pensando: ‘He entrenado bien, he hecho todo bien en casa y los demás también tienen que ir mal’.Tiras para adelante y bueno, al final, teniendo a Pedrero –su compañero– ahí, te hace seguir adelante, por si le hace falta algo, por si necesita agua… Yo qué sé, imagínate que pincha. Intentas estar con él… y al final he aguantado casi hasta el final», explica orgulloso. "Ha entrado mucho aire en el tramo final y en ese punto, los buenos han tirado para adelante y los no tan buenos nos hemos quedado entre medias (ríe), pero bueno, bien. Es el tercer día, seguimos bien, vamos a salir de la isla mejor de lo que pensábamos y tendremos que confiar en que los demás vayan un poco a menos y nosotros vayamos un poquito a más", agrega ambicioso, soñando en grande.

Tras su victoria en el Etna, Caicedo está empatado a tiempo en la clasificación con el nuevo líder, el portugués Joao Almeida. El español Pello Bilbao les sigue a 37 segundos. A 42 está Kelderman. Y pegados, los favoritos que sobreviven: Nibali (a 53), Pozzovivo (59), McNulty (1.11), Fuglsang (1.13), Kruijswijk (1.15) y Majka (1.26). La lava del Etna enterró las opciones de Thomas y Yates. Así es el Giro. Los dos británicos lo saben bien. A Thomas le echó una moto de la carrera en 2017 y a Yates le aplastó Froome en la Finestre en 2018 cuando vestía de rosa.

Este martes se disputará la cuarta etapa de esta 103ª edición del Giro de Italia entre Catania y Villafranco Tirrena, sobre 140 kilómetros y con una única y larga subida a Portella Mandrazzi (12,4 kilómetros al 5,2 de pendiente media) en el ecuador de la jornada.

Etiquetas
Comentarios