Despliega el menú
Deportes

rugby

50 años de historia de rugby universitario

El Rugby Veterinaria vio la luz en el curso 1968-69, génesis del actual Club Deportivo Universitario que celebra medio siglo de vida con un libro

Equipo del Rugby Veterinaria del día 5 de Marzo de 1970
La imagen pertenece al día 5 de Marzo de 1970, durante la primera fase de sector de los  primeros Juegos Nacionales Deportivos Universitarios, con la presencia de varios de los fundadores del CD Universitario. En la fila de arriba (de izquierda a derecha): Javier Manrique Permanyer, Miguel Ángel Zorraquino Lozano, Mariano Sorribas, Ricardo Forns Pané, Fernando Labena Callizo, Paco Puente, Víctor Zorraquino Lozano y Francisco Álvarez del Manzano. Abajo, Ramón Lobera Rosell, Santiago Martín Rillo, Pep Casas, Fernando Franco González, Íñigo Escobal Fuldain, José Luis Juaristi Arrizabalaga.
Archivo CEFA-UNIZAR (antiguo Veterinaria)

El relato empieza a escribirse en el curso académico de 1968-69 de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Y, medio siglo después, el espíritu con el que nació el primer equipo de rugby integrado por estudiantes sigue muy vivo. "Seguimos poniendo en valor el rugby amateur, y los valores intrínsecos de esta disciplina: compañerismo y respeto", resume el presidente del Club Deportivo Universitario. La puesta en página de 50 años de trayectoria se plasma en un libro que se enriquece con muchos y emotivos recuerdos, anécdotas, cientos de vivencias e imágenes en blanco y negro que viran al color que muestran la crónica de unos apasionados del balón oval, que empezaron "desde cero" y que llegaron a poner al club en el ‘top-15’ nacional.

"Mutó el nombre, pero mantenemos la esencia con la que nació, maduró y ahora hemos festejado el cincuenta aniversario de su fundación. El rugby sigue entre nosotros, crece con más jugadores, con mujeres, con niños... pero es bonito que la gente sepa cuáles son sus orígenes... Esto es amor por el rugby", proclama Jorge Serrano, integrante del primer equipo cadete que tuvo Veterinaria y que se resiste a dejar los campos tras tres décadas de trayectoria deportiva.

El club nació en una de las facultades, entonces, referencia del país, y por el empeño de uno de los nombres propios de esta crónica: Víctor Zorraquino. "Rugby Veterinaria se formó por la iniciativa de tres personas: dos estudiantes de segundo de carrera, Fernando Labena y yo, pero sobre todo por la colaboración de mi hermano Víctor", evoca Miguel Ángel Zorraquino. "Fue el verdadero impulsor del equipo. Durante su estancia en Madrid estuvo alojado en la Complutense, en el Colegio Mayor Cisneros, y jugando en la máxima categoría nacional en el equipo de rugby del colegio. Él nos introdujo en el rugby porque en aquel momento en la Facultad no había nadie o casi nadie que hubiera jugado antes a este deporte", recalca. En Aragón, el Seminario fue el pionero y Veterinaria siguió su ejemplo.

Equiipo del ascenso a División de Honor B
Equiipo del ascenso a Primera División en Bilbao
Archivo CEFA-UNIZAR (antiguo Veterinaria)

Un cartel en el tablón de anuncios en la entrada de Veterinaria fue el anzuelo en el que picaron "poco más de los 15 posibles futuros jugadores que se necesitaban para formar un equipo". La promoción del 69 dio forma al primer plantel: Fernando Labena, Ungria, Viu, Apellaniz, Buitrón, Fernando Franco, Benjamin, Mike, Ricardo Forns ‘Peque’, Manolo Sáez, Zorraquino, Roca, Lobera, Raimundo Terrén, Javier Manrique, Fañe, Cajal, Santi Rillo, Abecia, Mariano Sorribas, Jackman... Entonces en el país se disputaba una Liga federada y también universitaria. Los éxitos no tardaron en llegar.

"Cincuenta años dan para muchos momentos de gloria: el primer partido universitario que se ganó a Medicina, líder indiscutible, en aquellos años del rugby universitario de Zaragoza; cuando se jugó la Copa del Rey en los años 70; el ascenso en 1989 a lo que es ahora la División de Honor B que se produjo en Derio (Bilbao) y que mantuvimos hasta 2006; la fase de ascenso a la élite; la presencia de toda una eminencia en el rugby español, el zaragozano Manuel Moriche, excapitán de la selección y el mejor jugador en la década de los 70...", enumera Serrano.

Cincuenta años que también escriben episodios de tristeza, como cuando falleció en abril de 2010 el talonador Mauricio Soro en un accidente de tráfico, carismática figura dentro y fuera del campo que se recuerda desde entonces en un Memorial que lleva su nombre. "Fue un mazazo para todos. La gente no pudo soportar el dolor. El equipo descendió y esto supuso un antes y un después en la historia del club", reconoce Serrano. El Club Deportivo Universitario recuperó la sonrisa y su espíritu. "El rugby ha evolucionado y se intenta que sea profesional. Yo discrepo con la forma de actuar porque creo que este no es el camino. Hay que trabajar por tener un buen rugby de cantera, como en Francia o Nueva Zelanda, como se está haciendo con el rugby femenino", reflexiona Serrano.

La estructura del CD Universitaria es "sólida". Más de un centenar de entusiasmados niños y niñas dan cuerpo a los equipos base, en los que se hace partícipes a los padres; la entidad presume de una treintena de fichas de mujeres, campeonas de las últimas Ligas XV aragonesas y que han peleado por el ‘play off’ de ascenso a División de Honor; sin olvidar a los veteranos, antiguos alumnos que regresan a jugar a su casa... "Seguimos vivos y con la misma ilusión que aquellos entusiastas estudiantes que dieron las primeras patadas a un balón. Ahora tenemos nuestros patrocinadores: CEFA, Ferruz, Federópticos, Censi, Zarain...». 

Pero la alegría no es completa. "Desde hace unos años estamos pidiendo a las instituciones la reforma de las instalaciones de la Universidad. El rector está por la labor por entender que es muy necesario, pero ahora con el cambio de gobierno municipal... Nos gustaría una solución. Ahora nos quedamos en el aire y es triste que una instalación como esta no la pueda aprovechar la ciudad y la Comunidad", asevera Jorge Serrano. Porque la familia quiere seguir creciendo. De Veterinaria al Universitario: 50 años de historia. "Continuará".

Etiquetas
Comentarios